Celier Arispe sabía de vuelos en Chimoré y aún no dice nada

El director de la DGAC recibió una carta de Aasana el 8 de marzo y también fue informado con un Notam (aviso) sobre las operaciones.
viernes, 2 de abril de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

Celier Aparicio Arispe, que ocupa el cargo de  director general de la  Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), estaba al tanto de la reapertura del aeropuerto de Chimoré, que no contaba con la seguridad operacional y  donde se hicieron 17 vuelos, pero hasta la fecha   guarda silencio.

 El 10 de marzo  aterrizaron y despegaron 17 naves, 16 aviones de prácticas de escuelas de aviación, y un avión militar de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). El aeropuerto no contaba con  medidas de seguridad como extintores, carros bomberos y personal suficiente, entre otros.

 Sobre el tema, el lunes 29 de marzo, el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, destituyó  a Ronny Balderrama, que ocupaba el cargo de director de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana), por la reapertura irregular del aeropuerto.

Incluso anunció que se solicitaron los respectivos informes a las entidades involucradas y se identificará  si hay otros responsables, pero hasta la fecha desde el ministerio no dieron más detalles sobre el tema.

No obstante, el 8 de marzo, dos días antes de las operaciones, Balderrama  había  remitido una carta de solicitud de autorización de operaciones del aeropuerto de Chimoré al director ejecutivo de la DGAC.

El exfuncionario  pide, en la misiva, que  la autoridad máxima de la DGAC autorice excepcionalmente las operaciones de las aeronaves de los Centros de Instrucción de Aeronáutica Civil que no tiene  aprobados en sus Especificaciones de Instrucciones (Esins) del 9 al 31 de marzo de este año.

Desde   Aasana afirmaron que Arispe también tiene “responsabilidad”, porque desde febrero pasado en el aeropuerto de Chimoré trabajan dos funcionarios de la DGAC, quienes se supone que informan a su superior sobre todo lo que acontece en el aeródromo e incluso uno estaba de espectador el 10 de marzo.

Ese día, las   escuelas de aviación Delta Charlie, Fénix, Sky Team, Aeroelite y Fligh High fueron invitadas para prácticas en Chimoré. 

 Fuentes allegadas a la DGAC también señalaron que si el director general no estaba al tanto, no habría respondido a Balderrama  en otra misiva remitida  el 26 de marzo pasado, en la  que  señala que el 20 de marzo de 2021 se realizó la inspección general no programada al aeropuerto de Chimoré.

En la carta, Arispe   notifica a Balderrama que se  realizó “un análisis de riesgo en función de probabilidad y severidad dando como resultado ocho observaciones de riesgo alto ocasional/peligroso, codificado 4B (...)”.

 Por tanto, Aasana  “debe dar solución a las observaciones descritas hasta el 31 de mayo del año en curso y que pasada esa fecha recién se instruirá la suspensión de operaciones de Chimoré”, complementa la carta.

Otra de las pruebas que apunta a que Arispe tenía conocimiento de las actividades son los Notam (aviso presentado a las autoridades de aviación), documento que es de conocimiento inmediato de la DGAC,  que  fue remitido por personal de Aasana. 

Este medio consultó en la semana a  la DGAC en dos ocasiones  cuándo conocieron sobre la reapertura y operaciones en el aeropuerto de Chimoré,  pero sólo se limitaron a responder “que la cabeza de sector, el Ministerio de Obras Públicas, ya se pronunció al respecto”.

 
Informe y  contexto

  • Planteamiento  Un grupo de  legisladores de la oposición remitieron al ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, una Petición de Informe Oral (PIO), sobre las operaciones aéreas ejecutadas en el aeropuerto de Chimoré.  En total se enviaron 11 preguntas. 
  •  Operación  En octubre de 2015 se inauguró el aeropuerto,  pero por la  baja cantidad de pasajeros,  las aerolíneas fueron abandonándolo. Desde 2019 dejó de operar tras una  concentración de militantes del MAS.

  
  
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

26
8