Paro: Santa Cruz se queda sin carne y Gobierno anuncia venta

Comerciantes de carne dejaron de vender su producto y salieron a marchar para exigir la abrogación del decreto supremo 2489 y el control del contrabando.
sábado, 24 de abril de 2021 · 10:16

Página Siete / La Paz

Por un paro que acatan los comercializadores de carne, los mercados de la ciudad de Santa Cruz  amanecieron   ayer vacíos y cerrados. El sector protesta  por el alza de hasta cinco bolivianos en el precio del kilo  gancho. En La Paz se registró una gran marcha de centenares de carniceros que bajaron desde el  Multifuncional de la Ceja, El Alto, hasta el centro paceño.

Mientras que el Gobierno advierte que si los comerciantes   desisten de vender, desde la estatal Emapa se implementarán puntos de comercialización para llegar a las amas de casa. Además, advirtió que harán operativos y aplicarán sanciones a los que especulen y cometan agio con la carne.

Durante un recorrido, medios televisivos de La Paz reportaron que los vendedores acatan el paro que comenzó hoy (previsto hasta el 27). En las imágenes se ven espacios  vacíos en los lugares donde suelen acomodarse los  carniceros de los  mercados.  

También en la ciudad de La Paz los afiliados a la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol), la Federación Única de Trabajadores en Carne y Ramas Anexas (Futecra) de El Alto y otras federaciones  protoganizaron una multitudinaria marcha. En los carteles se leía el pedido de abrogación del Decreto Supremo 2489, aprobado en agosto de 2015, que da paso a la exportación de carne bovina.

   El dirigente de Futecra, Germán Cachi, afirmó que la marcha fue para exigir la abrogación del DS 2489 y para que el Gobierno penalice el contrabando de ganado vivo a Brasil y Perú.

“Salen como si nada en camiones por las fronteras  y no hay una penalización. Esto se da porque una res que se vende  a 8.000 bolivianos, en Perú se la comercializa en 11.000 bolivianos, y el kilo gancho vale  35 bolivianos. Esos precios son más atractivos para los mismos productores”, comparó Cachi.

Según el sector, tanto la libre exportación como el contrabando provocaron una menor oferta y un alza en el kilo gancho de 17 a 22 bolivianos, hecho que impacta en el consumidor final.

La posición del Gobierno

El ministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales, indicó ayer que para este sábado se tiene prevista una reunión con los ganaderos para que desde el domingo comiencen a distribuir la carne, pero si los comercializadores se oponen a la venta, recurrirán a las estatales para su comercialización. “Me reuniré con los ganaderos y tiene que haber el compromiso de que sacarán el domingo la carne desde sus lugares de producción hasta donde se faenea, pero si a partir de ahí los vendedores a detalle quieren tomar otras medidas, nosotros  lo vamos a hacer (vender), tenemos  instancias como  Emapa, puntos de comercialización, y si eso no abastece, lo podemos hacer mediante  las vendedoras que quieran trabajar, pero no faltará carne para  los bolivianos a precio justo”, afirmó.

La autoridad  anunció que se implementarán  mecanismos de control de precios en los mataderos, en los locales de comercialización y en los centros de abasto, tomando en cuenta que son varios actores, mediante los cuales el producto cárnico llega a la canasta familiar. 

“Vamos a usar todos los mecanismos para que tengamos carne suficiente a precio justo. Ya hemos tomado las medidas con los ganaderos sobre la especulación; si es el que trabaja en el matadero, vamos a crear las medidas; si es el que vende a detalle, igual le vamos a caer, pero la carne va a estar garantizada  en todos los mercados del país”, advirtió.

Reiteró que para la exportación, las empresas frigoríficas deben tramitar el Certificado de Abastecimiento Interno a Precio Justo, que  estará vigente desde el 1 de mayo próximo.

Desde la Confederación de Ganaderos de Bolivia insistieron que el abastecimiento de la carne de res es normal hacia los centros de comercio. “El productor es el primer eslabón, pero existen otros actores que continúan la cadena y también llevan la responsabilidad”, afirman los ganaderos.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo,  en el país hay una producción de 284.221 toneladas, de las cuales 261.351 son para el consumo interno, se tiene un saldo de 22.870 toneladas, del cual se prevé que 16.000 toneladas sean para la exportación de este año.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
5