COB consigue 2% de alza al mínimo nacional; privados anuncian cierre de empresas

La dirigencia obrera dice que el porcentaje de incremento es una "reposición salarial". Los industriales temen que la medida derive en despido de trabajadores.
viernes, 30 de abril de 2021 · 05:28

Página Siete / La Paz

La Central Obrera Boliviana (COB) consiguió ayer del Gobierno 2% de aumento al salario mínimo nacional. Esta decisión fue rechazada por los industriales del país,  que advirtieron que el incremento provocará el cierre de empresas, despido de trabajadores y no favorecerá una “pronta recuperación” de la economía, golpeada por la pandemia.

“Estamos hablando 0% al salario básico, no hay incremento en esta gestión al salario básico; sí hemos avanzado en el porcentaje del incremento al (salario) mínimo nacional, del 0,67% hemos avanzado al 2% al mínimo nacional”, dijo el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, después de una reunión con el presidente Luis Arce y algunos de sus ministros.

Con el aumento del 2%, el salario mínimo nacional subirá de 2.122 a 2.164 bolivianos. La propuesta original cobista exigía el 5% de alza al mínimo y las negociaciones comenzaron sobre la base de un aumento al mínimo nacional de 0,67%.

“Llegamos a acordar (ayer) el porcentaje definitivo para todos los trabajadores del país”, afirmó Huarachi y aseguró que el incremento del 2% no significa un aumento sino una "reposición salarial" a los anteriores dos años.

“Esto (2%) implica no solamente hablar de un incremento; lamentablemente, hay que decirlo así, en esta gestión no existe incremento salarial sino que es simplemente una reposición salarial al déficit de la gestión 2020 y de la gestión 2019, donde no hubo la reposición salarial”, dijo y evitó  preguntas de  periodistas.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, dijo ayer a Página Siete que el aumento del 2% al salario mínimo  generará el cierre de empresas, entre otras consecuencias.

“Deberíamos todos velar por mantener los empleos que se tienen, pero parece que no ha sido ésa la tónica de la negociación; lamentamos porque en esta situación y esta coyuntura, incrementar los salarios va a generar más cierres de empresas, más despidos y vamos a tener que lamentar todos y va a tener que lamentar la COB la pérdida de empleos; ésa no es la mejor decisión y lamentamos que haya sido así”, dijo el empresario.  

Blazicevic sostuvo que el país necesita medidas  urgentes que permitan la reactivación de la economía, golpeada por la pandemia. “Necesitamos medidas de reactivación económica, que no la estamos viendo, y esta negociación (COB y Gobierno) no ayuda a reactivarnos económicamente, no ayuda a luchar contra el contrabando, no ayuda para que el aparato boliviano se restablezca y vuelve a los niveles de 2019. Hay muchas condiciones que no favorecen a una pronta recuperación y esto se constituye en otro escollo más para la recuperación económica, cosa que lamentamos”.

Blazicevic explicó que como consecuencia de la Covid-19 en el país se perdieron  más de 400 mil empleos y el aumento salarial del 2% ahondará la situación. En días pasados el presidente de la Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz), Pablo Camacho, solicitó “al Gobierno congelar el incremento salarial 2021 para evitar que continúe la recesión de la economía y una mayor disminución del empleo formal” pues “por cada punto de incremento al salario mínimo nacional se pierden 10.0000  empleos formales”.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, dijo en días pasados que se atraviesa “una gravísima crisis sanitaria que ha ocasionado una grave crisis económica, y hablar de incrementos, por mínimo que sea no es oportuno” en el país.
 

Punto de Vista
Alberto Bonadona,  analista económico


“Tranquiliza a la  COB, pero no a desocupados”

En realidad, ésta es una respuesta para tranquilizar a los trabajadores de la COB, pero no creo que tranquile a los trabajadores que están sin trabajo, sin posibilidad real de recuperar un trabajo; todo esto es porque no existe un plan claro de reactivación de la economía; este problema se lo viene arrastrando desde la época de la presidenta Jeanine Añez. Continúa actualmente y no se ha dado una respuesta coherente, salvo una política de bono que no llega para generar una verdadera recuperación, o sea la demanda de  la población, ni de la oferta, tampoco una reactivación de la producción. 

Este aumento es para que los trabajadores formales puedan aceptar una pequeña suma de unos 50 bolivianos, pero es insignificante para las necesidades, ya no de  trabajadores formales sino de toda la gente que se encuentra desempleada. Creo que hay una falta de empatía respecto a la empresa privada y también respecto al sector informal que trabaja en las calles y que son víctimas del abandono por parte del Gobierno.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
31