YPFB comienza fase de perforación en San Miguel

miércoles, 7 de abril de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) comenzó las operaciones de perforación del pozo San Miguel X2ST (SMG-X2ST) en el área de exploración San Miguel, ubicado en Cochabamba. Para la obra se han destinado 22,5 millones de dólares, señala una nota de prensa. 

El área es parte del Complejo Chimoré, que comprende campos de producción y exploración con un importante potencial hidrocarburífero, para el cual se presupuestó en total 66 millones de dólares.

“Esta operación consiste en hacer un side track a los 2.010 metros, desde donde se va a perforar en forma dirigida hacia el sud-oeste, para encontrar el reservorio Arenisca Roboré-1, en una buena posición estructural, que permita evaluar el potencial de hidrocarburos, tanto en gas como condensados, GLP y gasolina”, anunció el presidente de YPFB,  Wilson Zelaya.

Se prevé hallar el reservorio Roboré-1 a 5.010 metros de profundidad, aproximadamente.

Según YPFB, previendo  un buen resultado de esta perforación y con un segundo pozo adicional, se espera lograr una producción de hasta 35 millones de pies cúbicos día (MMpcd) y se calcula declarar  la comercialidad del pozo hasta fin de año.

El ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, dijo que se encaran este tipo de actividades con la  subsidiaria YPFB Chaco. Para esta perforación se utiliza un taladro de tecnología de punta  que pertenece a YPFB y es uno de los tres que tienen en operación.

 El gerente de YPFB Chaco, Robert Lino, precisó que al momento se ha terminado la fase de armado y movimiento del equipo.

Durante la gestión 2019, la subsidiaria YPFB Chaco realizó la adquisición de datos magnetotelúricos y gravimetría. Posteriormente, se avanzó en el reprocesamiento e interpretación integral de la sísmica 3D, información geológica y datos de subsuelo para establecer el modelo geológico-estructural, que permita sustentar la perforación del prospecto exploratorio.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos