Devaluación en países vecinos dispara contrabando en Bolivia

Una polera que llega de Perú o de Brasil tiene un costo de producción de nueve bolivianos, en Bolivia, Bs 18 a 20. Los tableros o muebles de Brasil son 50% más baratos.
jueves, 8 de abril de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

La devaluación de sus monedas que aplican  países vecinos dispara el contrabando  e importación legal de productos. Por día ingresan alimentos, ropa y otros por valor de 6,3 millones de dólares.

El presidente de la CNI,  Ibo Blazicevic, afirmó que en los últimos meses el contrabando  registra tendencia ascendente y es impulsado por la devaluación de las monedas de países vecinos.

“La devaluación  genera mayor competitividad de estos países y mayor importación de bienes por vía ilegal, como es el contrabando, que afecta a la producción Hecho en Bolivia. Gran parte de los sectores son impactados, como los alimentos, bebidas, textiles, manufacturas de madera, cuero, etc.”, sostuvo Blazicevic. 

Según su evaluación, desde finales de diciembre de 2020 y principios de marzo de 2021,  las principales monedas de los países con los que Bolivia registra mayor intercambio comercial  experimentaron un proceso de depreciación de sus monedas frente al dólar. 

Por ejemplo, el real de Brasil se depreció en 7,6%; el peso de Chile en 2,09%; el peso de Argentina en 6,7%; el sol de Perú en 0,82% y el euro en un 1,32%.

Blazicevic indicó que las estimaciones de la CNI, con base en datos de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), indican que por día ingresa vía contrabando productos diversos por más de 6,3 millones de dólares. Al año, supera los 2.300 millones de dólares.

 Ante ello, la CNI ha propuesto medidas específicas, como la modificación de la Ley 1053 de  Fortalecimiento de Lucha al Contrabando, que establece privación de libertad  sólo cuando el valor del tributo omitido es mayor a 200 mil  Unidades de Fomento de Vivienda (UFV), y si es menor a este valor se debe cobrar una multa del 50% del valor de la mercadería. Antes era delito el ingreso de mercadería ilegal con un valor encima de 10.000 UFV.

    La CNI plantea intensificar la lucha contra el contrabando con acciones de interdicción con las Fuerzas Armadas y el Gobierno,  no sólo en la frontera con Chile, sino con  Brasil y Argentina.

Se debe implementar el código de barra QR u  hologramas en los productos importados, que reemplacen a los timbres actuales que son de fácil falsificación.  Ejemplo, cambio de timbre ICE importaciones para bebidas y tabacos.

Entretanto, el gerente de la Cámara Bolivia Forestal (CBF), Jorge Ávila, manifestó que el contrabando de  madera es un problema crónico, en especial en los últimos años, ya que por el tipo de cambio, productos de Brasil y Argentina  tienen ventaja frente a los de Bolivia. Por ejemplo, se evidenció que desde Villazón, en Potosí y frontera con Argentina, hay el ingreso ilegal de tableros aglomerados y melamínicos. Mientras que desde Brasil, vía Guayaramerín, en Beni, se interna  mobiliario y hasta madera aserrada.

“La devaluación nos perjudica mucho porque  facilita el contrabando. Según algunos importadores de madera, en Brasil un producto, como los tableros, cuesta  50% menos de lo que vale en Bolivia”, comparó Ávila.

Por su parte, el presidente de Conamype, Néstor Conde, mencionó que cuando los países vecinos deprecian sus monedas, los productos bolivianos se encarecen y los comerciantes prefieren traer de contrabando ropa barata.

 Por ejemplo, una polera de cuello redondo que llega de Perú o de Brasil, su costo de producción es de nueve bolivianos, mientras que en Bolivia está entre 18 y 20 bolivianos. 

En las zonas fronterizas se encuentran alimentos y productos foráneos a bajo precio.

 

Dos entidades buscan mejorar la productividad y el consumo

La Fundación Hecho en Bolivia y la Cámara de Exportadores de Cochabamba (Cadexco) unieron alianzas con el objetivo de mejorar la productividad nacional e impulsar el desarrollo empresarial y la promoción económica a través de actividades de complementación.

 El presidente de la Fundación Hecho en Bolivia, Luis Laredo, señaló que la mayor parte de la producción termina en el mercado nacional y no en el exterior, ya que los países adoptan políticas proteccionistas para proteger a las empresas y a los trabajadores. Bolivia tiene su mercado inundado  por el comercio informal de productos extranjeros.

 “Es el momento de repensar en la economía boliviana y en sus empresas productivas que generan empleo y riquezas para el país. Es momento del cambio de actitud y voluntad de todos encaminados a generar confianza en la población  para una dinamización de la economía nacional”, dijo.

Por su parte, el presidente interino de Cadexco, Juan Carlos Ávila, indicó que las exportaciones pasan por un momento delicado  porque bajaron en 29% en los dos primeros meses del año en volumen y en un 44% en valor.

 “Son cifras que nos llaman la atención, diferentes sectores son afectados por la informalidad y el contrabando y, en este sentido, como Cadexco, vamos a generar diferentes acciones y estrategias y así apoyar a nuestros afiliados”, anticipó el presidente de Cadexco.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
23