Mineros reciben un millonario edificio y no dejan rastros de Marcelo

Lleva el nombre de “Orlando Gutiérrez”. La ministra Prada cambió la clásica frase de “Marcelo vive, la lucha sigue” por la de “Orlando vive, la lucha sigue”.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 05:30

Pamela Pomacahua / La Paz

El asesinato del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz en el edificio de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), el 17 de julio de 1980, quedó ayer en el olvido. En el nuevo inmueble, inaugurado por el presidente Luis Arce y mineros, no hay señas del líder del Partido Socialista Uno (PS-1). El edificio está ubicado en la avenida 16 de Julio, en el paseo de El Prado.

“Ya no hay caso de recordar nada, porque ya no hay ese espacio, ya no hay ese símbolo que había, la secretaría, la gala de reuniones. Había viviendas para los dirigentes, eso ya no existe, ahora es el nuevo edificio”, recordó con nostalgia a Página Siete, José Montesinos, exdirigente de la Fstmb, entre 1976 y 1985.

También puede leer: Mamani dice que la COB se opone a la devolución de aportes de las AFP

El nuevo edificio lleva como nombre “Orlando Gutiérrez”, en reconocimiento al exdirigente de la Fstmb. Falleció en noviembre de 2020. El ejecutivo de la federación, Gonzalo Quispe, y la secretaria de relaciones, Ninfa Cayo, intervinieron en la inauguración. Ninguno mencionó al líder socialista, asesinado el día del golpe de Estado liderado por Luis García Meza Tejada.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, centró su discurso en Gutiérrez y cambió la frase del PS-1: “Marcelo vive, la lucha sigue” por “Orlando vive, la lucha sigue”. El presidente Arce fue el único que se refirió y recordó al líder socialista. Dijo que fue en la vieja estructura, que albergaba oficinas de la Central Obrera Boliviana (COB), donde los militares acribillaron  a Quiroga Santa Cruz y dos de sus compañeros, Carlos Flores y Gualberto Vega.

Arce informó que la edificación era el sueño del dirigente Gutiérrez y que en persona  se preocupó en estos seis meses de mandatario porque las obras concluyan. En una plaqueta pegada en el edificio se lee que la obra demandó 12.271.943  bolivianos, facilitados por la UPRE, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia.

Al lado izquierdo del auditorio donde se realizó el acto, un hombre hizo flamear una pequeña bandera roja con la sigla del PS-1 y en la ventana colocó un cuadro con la imagen de Quiroga. Al finalizar el acto, desaparecieron. Ése fue todo el homenaje que recibió el líder socialista.

“Después de que mataron a Marcelo, García Meza ha destruido todo, ya no había nada, ni esos cuadros, tampoco el mural del artista Miguel Alandia Pantoja. Yo subí esas gradas de madera, donde dispararon a Marcelo Quiroga Santa Cruz, todos los días, porque vivía en el cuarto que era de Juan Lechín Oquendo”, recordó Montesinos mirando alrededor del edificio. 

En el ingreso al edificio hay tres plaquetas, en una de ellas está la lista de 47 dirigentes mineros. En ninguna se menciona la historia de ese edificio histórico, menos a Marcelo. En el primer piso se habilitará el museo minero. La responsable del edificio dijo que en ese espacio estarán los libros del trabajo de los mineros. Al ser consultada sobre alguna mención a Quiroga Santa Cruz, aseguró que hay mural. 

Este medio hizo un recorrido por todo el  edificio y  en ninguno de los ambientes se encontró alguna señal que recordara a Quiroga Santa Cruz, cuyo cuerpo sus familiares buscan sin éxito desde el siglo pasado.

 En el primer piso del moderno edificio está un gigantesco parqueo y ayer fue convertido  en un espacio de brindis. En el segundo y tercer piso se habilitaron oficinas; en el cuarto piso está el auditorio para 500 personas; del quinto al octavo piso, todas las oficinas están vacías; en el último piso estarán las oficinas de los dirigentes mineros.

Por  dentro, el presidente Arce y la imagen de Orlando Gutiérrez.

Edificio de la  Federación de Mineros

  • Memoria  El presidente Luis Arce  recordó parte de la historia de la Fstmb, desde la masacre de Catavi en 1942, hasta las privatizaciones de las minas en 1985 que dejaron a miles de mineros en las calles con la mal llamada relocalización, y la posterior represión ordenada por el gobierno del MNR a la Marcha por la Vida.
  • Mujeres “Hoy, que entregamos esta sede (de la Fstmb), también rendimos homenaje a grandes mujeres mineras como María Barzola y Domitila Barrios de Chungara, quienes lucharon por días mejores para los mineros, para obreros, obreras y todo el pueblo boliviano”, resaltó, con casco de minero,  el mandatario.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

53
122

Otras Noticias