Ante la grave crisis, empresarios piden plan de salvataje y diálogo

Advierten falta de liquidez, el encarecimiento de insumos, la presión y acoso tributario, aumentos salariales, normas regresivas y el contrabando.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 05:30

Página Siete/ La Paz

Los empresarios privados advierten que la crisis económica empeora y falta un plan de reactivación. Proponen la urgencia de un plan de salvataje y diálogo al Gobierno. 

   La Confederación de Empresarios Privados (CEPB) convocó al Congreso  Nacional de Líderes Empresariales y Emprendedores que concluyó con la  Declaración de La Paz, en la que el sector propone la implementación inmediata de un plan de salvataje, sostenimiento y creación de empleos, contra la crisis. 

Los empresarios recuerdan que la pandemia de la Covid-19 continúa afectando la salud y amenazando la vida de los bolivianos,  y el sistema sanitario carece de los medios y los recursos para enfrentarla de manera eficiente y oportuna.

Además,  la persistencia de la crisis sanitaria impide el retorno a la normalidad en la vida cotidiana de las personas.

“La economía nacional ha sido afectada de manera estructural  por los efectos directos de las medidas de prevención, pero también, de manera indirecta por la falta de un plan integral, consistente y consensuado que marque la ruta para la recuperación y reactivación”, señalan.

 Los empresarios en su diagnóstico reiteran  su profunda preocupación por el aumento acelerado del desempleo y el empleo precario, que generan una situación insostenible en miles de familias que se verán impedidas de generar recursos para subsistir dignamente, incidiendo en un inminente incremento de la pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad de la población.

 Llaman la atención sobre la grave situación del sector empresarial, que  reporta  falta de liquidez, encarecimiento de insumos, presión y acoso tributario, aumentos salariales, normas laborales regresivas, disminución de la demanda y crecimiento exponencial del contrabando.

Durante la inauguración del congreso, el presidente de la CEPB, Luis Barbery,   manifestó  que los indicadores macroeconómicos caen  inexorablemente, sin considerar los efectos que tendrán  el déficit fiscal,  la caída de los ingresos del Estado y de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

Además,  observó el  costo de las deudas externa e interna; la muy lenta recuperación de sectores clave como la construcción, el turismo y la industria manufacturera. “Hoy (conceptos como) la pobreza extrema, el desempleo masivo, el incremento de la desigualdad y una mayor conflictividad social vuelven a aparecer en el horizonte y en el análisis de los especialistas”, dijo.

 Aunque el desastre alcanzó a todos, aseguró que los empresarios  han padecido con los efectos más duros de la crisis.  

Al primer semestre de 2020, el 80% de las empresas fueron gravemente afectadas en sus ingresos; el 70% carecía de fuentes de financiamiento para su recuperación; el 76% tenía problemas de liquidez para sostener los gastos de funcionamiento y, casi un 20% corría el riesgo de paralizar sus operaciones.

Los empresarios  exhortan a las autoridades del Estado a encaminar estos espacios imprescindibles de diálogo y encuentro con la concurrencia de la iniciativa privada en Bolivia.

Piden que se les permita colaborar   con la gestión de provisión de vacunas, ya que el proceso de vacunación es lento y alcanzó sólo a 1,8% de la población. 

 

Solicitarán rectificación de leyes que atenten contra el sector
 
Los empresarios privados pedirán la rectificación de leyes que atentan contra el sector,  luego de hacer el análisis y revisión correspondientes.

Una de las conclusiones del congreso  da cuenta de la conformación de equipos de trabajo bajo la conducción de la CEPB, que realizarán un análisis minucioso y detallado de la reciente normativa que, a juicio del sector, atenta contra los derechos de  empresarios y emprendedores privados.

Estos derechos están establecidos en la Constitución Política del Estado, las leyes y los acuerdos y tratados internacionales. Se pedirá que se asuman las medidas legales que corresponden para su rectificación y ajuste a derecho.

El presidente de la CEPB, Luis Barbery, sostuvo que el sector padece  los efectos de una actitud gubernamental excluyente,  y sin voluntad manifiesta al diálogo y búsqueda conjunta de soluciones.

Detalló que  medidas como los aumentos salariales en plena crisis, la coerción impositiva y regulatoria, las barreras a las exportaciones, la emisión de normas que afectan al empleo, la inacción frente al creciente contrabando, la presión sobre el sistema financiero  son el resultado de esta visión anacrónica, que va en sentido contrario a lo que están haciendo la mayoría de los países para superar este momento tan dramático.

Observó   el rechazo total a los avances de la ciencia y biotecnología.

 Alertan que  la economía puede derivar en un colapso

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, advirtió que si no hay una cambio de actitud con la creación de leyes regresivas, la situación de crisis económica se convertirá en colapso.

Señaló que uno de los principales problemas que se enfrentan es el elevado desempleo que supera el 8% y afecta a mujeres y jóvenes. “Si no hay un cambio de actitud y autoridades  persisten en esa  contradicción  artificial   entre trabajadores  y empleadores, creando leyes regresivas y presionando al sector formal,   la situación de crisis se convertirá en colapso”, alertó.

Según el presidente de la CEPB, sólo en la medida en  que la economía se reactive, se aumente la demanda se podrá enfrentar el problema del empleo en forma eficiente.

Barbery criticó al sector político por no responder a los desafíos y enfrascarse en debates irrelevantes.

“Lamentablemente la clase política no respondió con eficiencia y desprendimiento a los desafíos y necesidades de la población y, en lugar de buscar soluciones en unidad y consenso, se enfrascó en debates irresolubles que pueden ser legítimos o no, pero que carecen de relevancia frente a la dimensión y crecimiento de los grandes problemas de la salud, la economía, el trabajo y la educación que nos agobian”, puntualizó.

  Para el sector privado,  la tasa de crecimiento para el país que proyectan organismos internacionales no es suficiente para recuperar la caída de cerca del 11% del PIB en 2020.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
52

Otras Noticias