Criptomoneda se populariza en el mundo pero abundan estafas

En China, la semana pasada, más de mil personas fueron detenidas en una operación contra una red acusada de usar criptodivisas en “actividades fraudulentas”.
lunes, 21 de junio de 2021 · 05:04

 EFE y AFP /  Nueva York

El interés mundial por las criptomonedas va en ascenso en el mundo, con nombres reconocidos como Tesla de Elon Musk y firmas  de Wall Street realizando inversiones en monedas digitales- Sin embargo, a la par de este boom, aparecen también casos de estafas y fraudes en la compra y venta de estos activos.

 A fines del mes pasado, en España, estalló el caso de  Algorithms Group, una empresa de inversión en bitcóin radicada en Londres que podría haber defraudado más de 280 millones de euros (unos  341 millones de dólares) a cerca de 3.000 inversores y que ya investiga la Audiencia Nacional española.

La querella enumera una serie de presuntos delitos como estafa, intrusismo, blanqueo de capitales, delitos societarios, apropiación indebida y asociación ilícita.

Por debajo del volumen presuntamente defraudado por Algorithms figura Nimbus, que según un informe de la Guardia Civil española, habría estafado cerca de 136 millones de euros (casi  166 millones de dólares).

Otro caso que investiga la Audiencia Nacional española es el de Arbistar 2.0, cuyo perjuicio económico supera los 41 millones de euros (casi 50 millones de dólares) pero podría ascender hasta los 100 (cerca de 122 millones de dólares).

Aprovechando la ola

En mayo, la agencia antimonopolio de Estados Unidos, la FTC, informó  que personas que se hacen pasar por Elon Musk han robado más de 2 millones de dólares a inversores desde octubre de 2020 mediante estafas con criptomonedas.

Este tipo de estafa se basa en “la promesa de que una celebridad asociada a las criptodivisas multiplicará las criptodivisas que envíes a su cartera y te las devolverá”, según la FTC.

Las publicaciones en su cuenta de Twitter y las declaraciones públicas de Elon Musk, el jefe de Tesla -la gigante  fabricante de vehículos eléctricos-, suelen hacer reaccionar bruscamente el precio de varias criptomonedas.

Este creciente interés por las criptomonedas ha ido acompañado de un gran aumento de los intentos de estafa. 

Según la FTC, 7.000 personas declararon pérdidas por un valor de más de 80 millones de dólares en este ámbito entre octubre y marzo pasados.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, las denuncias se multiplicaron casi por 12 y la cantidad de dinero robado aumentó casi un 1.000%.

La pérdida media por una estafa con criptomonedas es de 1.900 dólares, indicó la FTC, que además señaló que las personas de entre 20 y 49 años son las más propensas a ser estafadas.

En China, la semana pasada, más de mil personas fueron detenidas  en una operación contra una red acusada de “actividades fraudulentas”. 

China había sido un bastión del bitcóin, la más extendida de las monedas virtuales. Pero Pekín dio un giro radical en 2019 y prohibió los pagos en criptodivisas, acusadas de ser instrumentos al servicio de “actividades criminales.” 

Las 1.100 personas detenidas en todo el país son sospechosas de formar parte de una “organización criminal”, según el ministerio de Seguridad Pública.  

Se les acusa de utilizar criptomonedas para “blanquear dinero” procedente de estafas por teléfono e internet.

Tiene varios usos
 El bitcóin se creó en 2009 y no  depende de   ningún banco

AFP /  Nueva York

El bitcóin es una moneda virtual creada en 2009 a partir de un código informático. Se desconocen sus creadores y, contrariamente a una moneda clásica, no depende de ningún gobierno ni banco central.

El control del bitcóin está garantizado por los usuarios a través del sistema de blockchain (o cadena de bloques) un registro que no se puede falsificar y contiene el histórico de las transacciones. Los criptovalores  deben crearse primero una billetera virtual lo que genera una dirección única para cada transacción.

Pueden usarse para comprar en internet bienes y servicios, o realizar cambio de moneda con otras divisas.

Todo pago es validado por los miembros de la comunidad que rastrean el origen de cada bitcóin, empleando un programa de “minería”.  Esto garantiza que un bitcóin no sea utilizado en varios lugares al mismo tiempo.

Los miembros de la red -conocidos como mineros - compiten entre sí resolviendo complejos criptogramas en computadoras extremadamente potentes. Los más rápidos son recompensados con nuevos bitcóin. Esta es la única forma de crearlos.

 Pero existe un límite: 21 millones de unidades, de los cuales ¾ ya se encuentran en circulación.

Las ventajas de esta moneda virtual son muchas: transacciones anónimas, transferencias casi instantáneas, sin costo, sin límite y sin intermediarios.

Sin embargo, algunos ven inconvenientes: las transacciones son irreversibles, la volatilidad debido al bajo volumen de intercambios y la seguridad y las billeteras virtuales pueden ser robadas por piratas informáticos, entre otros riesgos.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos