Clonan etiquetas y falsifican registro y timbres de bebidas

Según la Cámara Nacional de Bebidas, en imprentas se adulteran etiquetas, timbres de bebidas alcohólicas que se comercializan luego como originales.
domingo, 27 de junio de 2021 · 05:04

Página Siete /  La Paz

No sólo el contrabando golpea a los productores e importadores legales de bebidas alcohólicas, sino que ahora también se falsifican y clonan etiquetas e incluso los registros del Senasag y los timbres aduaneros.

La Cámara Nacional de Bebidas  se encuentra preocupada por la competencia desleal provocada   por   la proliferación de bebidas que ingresan ilegalmente al país o que se adulteran y comercializan sin control.

Etiqueta  clonada y registro de Senasag de un San Mateo y  el timbre adulterado de un ron.
Fotos: Cámara Nacional de Bebidas

 La directora de la Cámara, Karina Herbas, explica que  a partir de las denuncias de las empresas afiliadas a la entidad se ha podido descubrir no sólo la circulación de bebidas de contrabando, sino productos con etiquetas clonadas de marcas conocidas como por ejemplo  Cuba Libre.

 La  imitación de este producto tiene el mismo envase, la etiqueta con los colores tradicionales azul y rojo e incluye el registro del Senasag. 

A   simple vista el comprador no podría dudar,  más aún si tiene el registro,  pero éste  corresponde a la  etiqueta autorizada para el producto original y que fue duplicada.

Lo que ocurre, según Herbas, es que en el mercado se ha generado un mercado de etiquetas clonadas   que se reproducen en  diferentes imprentas a pedido de quienes se dedican a comercializar bebidas ilegales.

De esa manera un mismo  registro sanitario y el número aprobado por el Senasag aparece  en los envases de Cuba Libre ilegal, pero también en otras marcas como por  ejemplo Barderó y la popular bebida San Mateo.

Este producto incluso ha sido imitado y reproducido con una etiqueta falsificada en imprentas y el contenido,  adulterado.

  En el mercado también se pueden encontrar bebidas  similares al Cuba Libre,  con el nombre de Cubata Libre o Cubay Libre.

Herbas advierte  que circulan bebidas hasta con los timbres aduaneros falsificados para ser comercializados como un producto legal y  también son responsables las imprentas.

Las afiliadas a la Cámara incluso han detectado la entrega de facturas falsas entregadas por comerciantes ilegales.

 Johnnie Walker es uno de los   whiskys  de Escocia  más vendidos en el mundo y en Bolivia es importado por Opal Ltda.

De acuerdo con Herbas, sus fabricantes vienen implementando medidas de seguridad de forma permanente y, por ejemplo, han creado un timbre con código QR que permite al consumidor verificar la base de datos en Escocia donde se almacena la  información del producto. Ahí se puede verificar si es etiqueta roja o negra y si ha sido enviado a Bolivia. “La empresa estaba contenta con esta medida de seguridad, pero ya fue plagiada y hay etiquetas incluso con el código QR”, sostiene Herbas. 

Imitación de la popular bebida Cuba Libre, en mercados.

El Senagag tiene habilitado el módulo Gran Paititi donde se puede verificar  el registro, pero no se llega a  mostrar la imagen de la etiqueta, que puede estar falsificada, añade Herbas. 

En los centros de venta una bebida legal como San Mateo  cuesta entre 30 y 35 bolivianos, pero las imitaciones o falsificaciones con el contenido adulterado  se venden hasta en 10 bolivianos y restan mercado a las empresas establecidas legalmente.

Para evitar la ilegalidad y las clonaciones, la Cámara sugiere que se autorice un determinado número de imprentas y que éstas no acepten la impresión de etiquetas, si es que no presentan el código emitido por el Senasag.

Oferta de  San Mateo  en sus diferentes imitaciones.

Se  recomienda a toda la población que sea responsable en el consumo de bebidas alcohólicas y tenga precaución al momento de adquirirlas, ya que existen malos “empresarios” que están comercializando productos sin registro sanitario hasta por redes. 

Además  hay una invasión de bebidas adulteradas  y de contrabando  que ponen en peligro la salud y seguridad de la población. El tamaño  del mercado  ilegal de bebidas  en Bolivia anualmente representa una pérdida de 118 millones de dólares para el país, según el último estudio de Euromonitor Internacional.
 

Ilegalidad y valor

  • Oferta El mercado de bebidas alcohólicas ilegales representa 669.664,1 hectolitros, un 15,4% del mercado.
  •  Ilegal En 2019 las falsificaciones representaron la tercer categoría de mayor relevancia en el mercado ilegal de bebidas con un consumo de 34.725,9 hl. Las bebidas destiladas son las más susceptibles.
  • Valor De los $us 118 millones que es el tamaño del mercado ilegal de bebidas, el 78%  ($us 93 millones) corresponde al contrabando.

  
  

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias