En 2009 se sumó como deuda $us 214 MM del FMI, similar a «crédito» de 2020

En 2009 el FMI asignó a Bolivia DEG por $us 214,4 millones, que se incluyen en los desembolsos de deuda externa, dice el BCB en informes. En 2020 el gobierno de Añez solicitó $us 327 millones al Fondo.
miércoles, 30 de junio de 2021 · 05:04

Página Siete/ La Paz

En 2009 el país sumó como desembolsos de  deuda en los registros del Banco Central de Bolivia (BCB) 214,4  millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), en una operación parecida al crédito gestionado en 2020 en la gestión de Jeanine Añez, pero  el Gobierno asegura que no se trató de un pasivo sino de una capitalización.   

El BCB,  en el informe   “Estado de la deuda externa al 31 de diciembre de 2009”, señala que en     la gestión 2009 los desembolsos de deuda externa pública de mediano y largo plazo alcanzaron a  586,7 millones de dólares, superior en  172,9 millones de dólares  respecto a  2008. 

“Se subraya que por metodología de la nueva edición del Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional (MBP6), la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI efectuada en el año 2009 por el equivalente de  214,4 millones de dólares, se incluyen en los desembolsos de deuda externa”, precisa el documento.

En el informe de 2020 sobre el estado de la deuda externa y en el cuadro por acreedor: FMI asignaciones, detalla que estos recursos “corresponden a asignaciones DEG otorgadas por el FMI de manera precautoria en 2009 a los 186 países miembro, recursos que a la fecha Bolivia no utilizó. De acuerdo con el VI Manual de Balanza de Pagos, las asignaciones DEG se registran como un pasivo del país miembro”.

 También puntualiza que “el interés que paga Bolivia por asignaciones DEG al FMI es menor al interés que recibe el país por tenencias DEG”.

En 2020, el directorio ejecutivo del FMI aprobó la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de aproximadamente 327 millones de dólares (DEG 240,1 millones, 100% de la cuota) en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para ayudar al país a enfrentar las necesidades de balanza de pagos derivada de la covid, respaldar los gastos médicos necesarios y otros.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, desmintió que el Gobierno haya accedido a un crédito del  FMI en 2009 y aclaró que   la operación que realizó el organismo internacional fue una capitalización que aumentó los activos de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

 Explicó que los  DEG al ser activos son asignaciones que se realizan en contextos de crisis internacional;  en  2009 el FMI tomó esa determinación de capitalizar los DEG de los países miembro  del organismo internacional; en tal sentido, al no ser un préstamo, no tenía que ser aprobado por la Asamblea Legislativa.

La polémica surgió debido a que el exdirector del BCB, David Espinoza, sostiene que la operación de 2009 es similar a la de 2020, aunque aclara que hace 12 años no hubo una solicitud de parte de Bolivia. 

“Por lo menos en la parte operativa es lo mismo que ocurrió con el IFR,  pero a   diferencia de 2009, en 2020 sí hubo solicitud de IFR;  no es una capitalización, sino una línea de financiamiento a partir de una operación   Swap de divisas”, recalcó.

Indicó que en 2020 en términos contables se recibieron  DEG adicionales a la  participación de Bolivia en el FMI. “Estos DEG  son registradas en el BCB y contra eso el Gobierno  recibió dólares. En 2009 no se solicitó aprobación de la Asamblea como en 2020;  los recursos en ambos casos fueron inmovilizados, pero mantienen un costo financiero”, puntualizó Espinoza.

El  DEG es un activo de reserva internacional y representa un derecho potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembro  del FMI. En ese contexto, el ministro remarcó que el DEG no es   una moneda ni un crédito frente al FMI.

Mientras que el IFR es un préstamo que está a disposición de todos los países  que enfrentan una urgente necesidad de balanza de pagos. Por lo que se constituye en un pasivo y está sujeto a condiciones de financiamiento, aclaró Montenegro.

Arrestan antes de su luna de miel a Schlink

Carlos Schlink, exviceministro del Tesoro,  un técnico de la anterior gestión de gobierno, fue detenido el fin de semana sin notificarle antes  sobre un proceso  previo en la Fiscalía.

Se le comunicó que no podía salir del país luego de que la exautoridad había programado con anticipación un vuelo hacia Punta Cana como parte de su luna de miel.

El  Ministerio Publico dispuso su  aprehensión   por la tramitación de un “crédito” de 327,7 millones de dólares, para enfrentar la pandemia de covid,  ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2020.

 Audalia Zurita, abogada de Schlink, dijo que su defendido no firmó los documentos para tramitar los recursos del organismo internacional. Agregó que la Fiscalía se basó en hechos generales para detener a su cliente e informó  que la audiencia de medidas cautelares de la exautoridad se realizará este miércoles.

Luis Fernando Rivero, el otro abogado que defiende a Shlink, señaló que se abrieron dos procesos por el crédito del FMI. Uno, en el que  está incluida la expresidenta Jeanine Añez y exministros y un  segundo en el que  se busca juzgar al exviceministro y exministros. “Schlink se presenta en La Paz, declara y lo detienen por un caso que no corresponde. No existe la doble persecución en ningún lado”, dijo el abogado en el programa Asuntos Centrales.

En julio de 2020, el exviceministro del Tesoro denunció que el MAS extrajo recursos de las cuentas de 82 entidades públicas durante 14 años en el poder, sobregirando la Cuenta Única del Tesoro (CUT) por alrededor  de 18.000 millones de bolivianos.

Schlink que mantenía un perfil técnico en el viceministerio, antes de ocupar ese cargo desempeñó funciones como asesor económico y secretario  de la Secretaría de Hacienda y Economía de la Gobernación de Santa Cruz.

También ejerció la docencia en diferentes materias en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. Fue analista de la Fundación Milenio y  Fundación Konrad Adenauer, entre otros cargos.

En 2020 le tocó defender en la Asamblea Legislativa el “crédito” del FMI, que fue rechazado en esa  instancia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
1