Cinco ideas para evitar que el gas natural se agote en 2040

Según el análisis, las curvas de declinación de los campos tienen tendencia a la baja, incluso tomando en cuenta los nuevos proyectos anunciados.
jueves, 29 de julio de 2021 · 05:04

Manuel Filomeno /  La Paz

 Bolivia no contará con reservas de gas para exportar a Argentina hasta 2033 y a Brasil hasta 2040, de acuerdo a un pronóstico realizado por el experto en hidrocarburos Mauricio Medinaceli en su documento “Breve análisis y prospectiva de la industria del gas natural boliviano: 1980-2021”, presentado ayer.

“Las curvas de declinación de los campos actuales tienen tendencia a la baja y si añadimos los nuevos proyectos, la tendencia se mantiene. Eso quiere decir que aun con los nuevos proyectos, el año 2033 ya no podremos enviar volúmenes a la Argentina y el año 2040 ya no podremos enviar gas al Brasil, es decir que aun con los nuevos proyectos las exportaciones caerán a un nivel de cero, aunque el mercado interno está asegurado”, explicó Medinaceli

El experto indicó que esto se explica en parte por la legislación boliviana respecto a los hidrocarburos, ya que esta se centró más en la explotación de los yacimientos existentes que en la exploración de nuevos campos y la renovación de las reservas de hidrocarburos

“En  2005 se aprueba la Ley de Hidrocarburos y esta norma de ‘cosecha’, no una ley de ‘siembra’ y al ser así no promueve la inversión en exploración y eso hizo que la producción de gas caiga desde 2015, el único campo que se activa en la década pasada es del Incahuasi, que compensa la caída de la producción de los campos de  San Alberto y Sábalo”, argumentó.

Medinaceli señala que la producción de gas llega a su cénit en 2015, pero como la inversión en exploración es muy baja, no se han descubierto  nuevas reservas, por lo que la producción comenzó a caer.
 
Propuestas

Medinaceli señala que son necesarias reformas urgentes en el sector, como la corporativisación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ajustes al sistema tributario, reformas al sistema de adjudicación de áreas, un cambio en el marco legal y el retiro paulatino de los subsidios a los hidrocarburos.

 “Tenemos que hacer más eficiente a YPFB para que capture recursos de los mercados internacionales como una corporación real, con mayor transparencia y mejores procesos”.

La segunda propuesta es hacer que el sistema tributario sea más flexible, para incentivar la exploración de nuevas áreas en base a las oportunidad y costos.

Sobre la  adjudicación de áreas, el experto propone que estas sean licitadas internacionalmente y así las empresas más eficientes y capaces trabajen en esos bloques.

El marco legal, Medinaceli señaló que es necesaria una “ ley  de cosecha”, que esté  en concordancia con la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

“Se necesita una reingeniería legal  y eso parte de aprobar una nueva ley de hidrocarburos que sea de siembra, porque ya hemos visto que no estamos explorando”.

Finalmente, los precios en el mercado interno, es decir, los subsidios deben ser ajustados paulatinamente.

“Es necesario quitar el subsidio progresivamente  a los combustibles  y que eso impulse un uso más eficiente y moderado de la energía, que no se gaste de manera excesiva, sin dejar desamparados a los pobres”

Acotó que este proceso tiene que ser progresivo y consensuado con todos los sectores involucrados, a diferencia de lo hecho durante el “gasolinazo” de 2010.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

55
45