Mi Teleférico tiene pérdidas pero los usuarios destacan el servicio

La empresa pública de transporte por cable perdió mas de Bs 300 millones en 2020 y sus ingresos bajaron en 61,4%. El gerente anunció el recorte de 10% de personal.
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 05:19

Página Siete/ La Paz

El año pasado, la Empresa Pública de Transporte por Cable Mi Teleférico perdió más de 300 millones de bolivianos, sus ingresos bajaron en 61,4% y el personal fue reducido. No obstante, sus usuarios aún ven que presta un buen servicio en general y no tienen quejas.

El balance general de Mi Teleférico publicado en el Sistema de Gestión Pública (Sigep) revela  que  la estatal reportó en 2020 una pérdida de -354.748.583 bolivianos (354,7 millones), superior a las cifra negativa de -184.042.016 bolivianos de la gestión 2019.

El Ministerio de Economía señala en la Memoria de la Economía Boliviana 2020  que las pérdidas de las empresas públicas tienen que ver con las medidas establecidas por el Gobierno de turno y que se profundizaron por la crisis sanitaria.

Por su lado, los ingresos por la prestación del servicio disminuyeron de 262 millones de bolivianos a 101 millones de bolivianos, un 61,4% menos, según revelan los datos publicados en la Memoria de la Economía.

En 2015  la empresa había obtenido  75 millones de bolivianos de ingresos y en la gestión siguiente, 81 millones de bolivianos. En 2017 recaudó  126 millones  de bolivianos y en 2018 otros 168 millones (ver gráfica).

El número de pasajeros transportados -que incluye el servicio en Oruro- en 2018 había llegado a 70 millones. Al año siguiente se elevó a 97,3 millones y en 2020 disminuyó a 41,1 millones, de acuerdo con el reporte de Rendición Pública de Cuentas 2020 del Ministerio de Obras Públicas.

El 91% de los ingresos de Mi Teleférico provienen del transporte de pasajeros y entre sus gastos uno de los más importantes es el de energía eléctrica que representa un 26%.

Reducción de personal

El gerente de Mi Teleférico, Sergio Choque, informó que la estatal tiene un déficit de 46 millones de bolivianos y la semana pasada  anunció tres medidas de aplicación inmediata para revertir esa situación y  así poder continuar con sus operaciones. Adelantó un recorte del 10% del personal, la reducción de la tercerización de algunos servicios y gestiones para  la rebaja de la tarifa de electricidad.

Explicó que la empresa  cuenta a la fecha con 870 empleados, por lo que el 10% son 87 puestos de trabajo; pero  aseguró que no se hará una “masacre blanca”, sino que se suprimirán los ítems en los que haya acefalías.

Con esta medida Mi Teleférico espera ahorrar un millón de bolivianos al mes, que en un año representaría la suma de 12 millones de bolivianos.

También solicitará a la de Autoridad de Fiscalización de Electricidad y Tecnología Nuclear (AETN) la reducción de la tarifa de electricidad.

Página Siete consultó a los pasajeros que a diario utilizan la línea Amarilla en la estación de la Curva de Olguín y en  Ciudad Satélite y en la línea Plateada.

Estudiantes universitarios señalan que  Mi Teleférico presta un buen servicio y permite llegar de manera ágil hasta el centro paceño o zona Sur.

Otra persona que debía llegar al aeropuerto, dijo que el servicio permite sortear la congestión vehicular en el  centro paceño.

Una pareja de personas de la tercera edad indicó que no hay muchos cambios en el servicio; sin embargo, observan que ya no hay tanto personal  que colabore con los pasajeros mayores para guiarlos a su destino.

Otra señora  comentó que para las personas en silla de ruedas antes se tenía mayor ayuda, aunque otra persona en esa condición dijo que recibe apoyo.

Otros usuarios en la estación de  la línea Plateada indicaron que en los días de feria, ante  la mayor demanda, las cabinas van llenas y no se limita el ingreso pese a la pandemia de  Covid-19.

Un periodista que vive en El Alto sostuvo que hay menos personal, que  las cabinas no se limpian como antes y que no hay funcionarios que ordenen las filas.

Una oficinista que toma el servicio desde la zona Sur destacó que el teleférico evita el tráfico. Otro que baja desde El Alto a trabajar en la construcción en Calacoto  dijo que el servicio es bueno.

 

De 10 líneas,  cuatro son  rentables
  • Evaluación  El  gerente de Mi Teleférico, Sergio Choque, afirmó en junio que sólo cuatro de las 10 líneas de la empresa de transporte por cable son rentables y generan recursos “Hasta el momento tenemos problemas económicos. Lo que yo he podido apreciar solamente están manteniendo el funcionamiento cuatro líneas que están en El Alto. Por ejemplo: la linea Roja, la línea Amarilla, la línea Lila (Morada) y la línea Azul”, precisó a tiempo de adelantar una reingeniería.
  • Impacto Choque reconoció hace poco que la estatal tiene un déficit y que se está tratando de que el  Gobierno  pueda ayudar. “Caso contrario, acudir a sectores privados para que nos puedan hacer un préstamo y de esa manera garantizar el mantenimiento y operación de nuestras líneas”, dijo el gerente de Mi Teleférico a los medios
  •  Ajuste Mi Teleférico evaluará la integración con otros medios de transporte de la ciudad, según adelantaron autoridades.
El servicio con pasajeros en plena operación.
Foto: Archivo / Página Siete

Analista: El reto es bajar gastos, optimizar rutas y rentabilidad

El economista Jimmy Osorio, experto en descentralización, opinó que Mi Teleférico puede ser un servicio rentable, pero debe reducir gastos, optimizar rutas y realizar promociones, entre otras medidas.

Explicó que en su momento se había pensado que este sistema junto al PumaKatari resolverían el problema del transporte en La Paz, pero solo  logran cubrir  8% y 2% de la demanda, respectivamente, mientras que el 90% recae en minibuses, trufis y micros. “Hay líneas de Mi Teleférico con muy poca afluencia de pasajeros como la Café o la Celeste”, dijo.

 Según Osorio, las pérdidas que ha ido acumulando la empresa se deben a   la caída de ingresos y el elevado costo de las operaciones. Este  sistema de transporte  usa electricidad y ese servicio es muy caro.

El año pasado con la  cuarentena por la pandemia el servicio estuvo paralizado, bajaron los ingresos, pero los gastos permanecían sin variación. Por ejemplo, se pudo negociar con los trabajadores una pausa para volver a contratarlos luego de tres meses al retornar la normalidad en las operaciones, pero este gasto laboral y de los servicios básicos se acumularon, añadió Osorio.

A esto se debe añadir que la  depreciación de la maquinaria es acelerada. “Se va   depreciando en años de uso,  se reduce el  patrimonio, vale menos  y eso hace subir las   pérdidas”, observó.

Se debe ampliar el margen de utilidad de la maquinaria, hacer promociones para estudiantes, reducir gastos, ya que Mi Teleférico tiene potencial, agregó el economista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
18