Arica cobra tarifas anticipadas y empresarios alertan perjuicios

Advierten que si no hay acuerdo y la carga boliviana no fluye habrá retrasos y se perjudicarán exportadores, importadores y transportistas como en 2019.
martes, 21 de septiembre de 2021 · 05:16

Página Siete/ La Paz

La Terminal Puerto de Arica (TPA SA) exige el pago anticipado por nuevos servicios a la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B).   Advierten retrasos  en el despacho de carga boliviana y perjuicios a exportadores, importadores y transportistas, si no hay un acuerdo definitivo.

El gerente general de la Empresa Portuaria de Arica (EPA), Rodrigo Pinto, informó que esta medida debió aplicarse debido a que la ASP-B mantiene facturas impagas por los servicios prestados  entre el 5 y 15 de agosto.

La  disposición fue notificada formalmente a través de la Carta No 105 que envió ayer  el concesionario TPA SA a la ASP-B, al cumplirse el plazo máximo de 30 días para que la estatal  pagara los servicios.

Pinto instó a la ASP-B a pagar el saldo de la deuda que mantiene por servicios prestados y facturados por TPA durante la primera quincena de agosto. “Nos extraña que la ASP-B no haya pagado íntegramente estos servicios, ya que sólo hizo un abono por la deuda. No entendemos por qué ha procedido de esta manera si, de acuerdo a un comunicado oficial que emitió en su web institucional, desde el 5 de agosto pasado está cobrando por anticipado las tarifas públicas del Manual de Servicios y Tarifas a todos sus clientes”, precisó.

Pinto indicó que, pese a esta contingencia con la ASP-B, el puerto de Arica se mantiene 100% operativo. “Bajo esa lógica es que el sistema de despacho directo de carga está completamente vigente, por lo que si un usuario programa su despacho con la debida antelación, es decir antes de la llegada de la nave, podrá optar a la tarifa cero por este servicio”, agregó.

Pinto reiteró la disposición de la EPA y de TPA  para suscribir un acuerdo de descuentos tarifarios con la ASP-B, bajo los principios consensuados en las negociaciones realizadas en Arica a fines de julio. En esa oportunidad, se propuso un convenio tarifario con vigencia de tres años, un descuento promedio lineal del 38 %, y 23 servicios con rebajas.

La ASP-B en un comunicado simplemente informó que se realizan gestiones para dar continuidad a los servicio en Arica. Añadió que  se toman previsiones dentro de la negociación de tarifas de manera previa a un acuerdo con EPA.

Javier Hinojosa, exgerente de la  Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb),  explicó que la TPA aplica nuevas tarifas desde el 5 de agosto y  cobro anticipado porque la ASP-B ya facturó a los usuarios  y canceló un monto parcial. “ASP-B hace el pago a TPA 45 días después del cobro a operadores, recibe dinero y debe trasladar de empresa a puerto; si no hace eso va  a tener problemas con importadores que pagaron  pero no están recibiendo el  servicio”, alertó.

Si hay retrasos, dijo, se provocará un atoramiento de la carga en puerto y se puede  generar multas  por demora en devolución de contenedores y desorden en los flujos. La Aduana no recibirá la carga y no tendrá trabajo. El más afectado será el  transporte porque necesita  que circule  la carga,  pero si ésta se estanca en puerto, los transportistas   tendrán que quedarse muchos días en Arica y eso genera costos, precisó.

Cuando un operador de comercio exterior recibe la importación, los contenedores son esperados por los exportadores para llevar la carga a puerto y eso tiene un plazo de 21 días.

Daniel Pérez,  analista  en comercio exterior, advirtió  que puede generarse un problema serio si no hay acuerdos  antes de que la temporada alta esté en pleno auge.

“La no aceptación de nuevas tarifas por parte de ASP-B y un acuerdo está generando costos adicionales en puerto de Arica para el importador y exportador boliviano, porque no se aprovechan los descuentos”, explicó.

Recordó que  en septiembre de 2019 la ASP-B rechazó la subida de tarifas de EPA y cerró oficinas en puerto de Arica durante 17 días . Este acto provocó que 1.500 camiones queden parados en el  puerto, retrasó por más de tres semanas el despacho de carga boliviana desde Arica  a Bolivia generando costos por demoras de contenedor, costos por camiones parados provocando millones de dólares en pérdidas.

Por Arica se mueve el 70% de la carga boliviana y aunque algunos empresarios optan por el despacho directo, la falta de acuerdos perjudica.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos