Asoban recuerda que afectados por el paro y los efectos climáticos pueden reprogramar créditos

El representante de Asoban explicó que la reprogramación considera revisar plazos, tasas de interés, el monto de las cuotas a pagar e incluso puede incluir periodos de gracia.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 20:17

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) recordó que los Bancos Asociados están atendiendo las solicitudes de reprogramación y refinanciamiento de créditos. Esto como una forma de apoyar a quienes fueron afectados por los paros y por los efectos climáticos.

“Reconocemos la afectación producida a raíz de la paralización de actividades y los eventos climáticos adversos; en este sentido, reiteramos nuestra total predisposición para atender y apoyar a superar los problemas financieros que pueden estar enfrentando los prestatarios”, destacó el secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos.

El ejecutivo destacó que los Bancos Asociados reciben y evalúan todas las solicitudes de reprogramación y refinanciamiento de sus clientes, esto con el objetivos de “brindar soluciones adecuadas a su capacidad de pago y a sus condiciones de ingreso futuro”.

Villalobos informó que, hasta octubre de 2022, la cartera reprogramada alcanzó a 5.070 millones de dólares, lo que representa 19% del total de la cartera. “La Banca siempre ha tenido las puertas abiertas para todos sus clientes. Las vías de solución implementadas de acuerdo a los lineamientos establecidos por el Gobierno Nacional son muy flexibles para los prestatarios, lo que permitirá adecuar las condiciones financieras a cada caso”, puntualizó.

El representante de Asoban explicó que la reprogramación considera revisar plazos, tasas de interés, el monto de las cuotas a pagar e incluso puede incluir periodos de gracia de ser necesario, sin afectar la calificación de riesgo, permitiendo incluso que los clientes accedan a nuevos créditos.

“Aquellos prestatarios con mayor afectación en sus flujos pueden solicitar periodos de gracia sin pago de capital ni intereses, lo que permitirá recomponer su capacidad de generación de ingresos”, agregó.

Villalobos indicó que la cartera de créditos registra crecimiento (7%) y que el índice de mora se mantiene en niveles razonables (2,2%), y que con las medidas de reprogramación se busca que no se deteriore la calidad de la cartera.

“Las medidas están orientadas a apoyar a los prestatarios, sin generar riesgos para el sector financiero, que es un pilar fundamental de la economía y aporta al crecimiento de los diferentes sectores del país. Precautelar la estabilidad financiera es una labor de todos”, indicó Villalobos.

Según cifras de Asoban, el monto total de los créditos diferidos hasta diciembre de 2020 llegó a 3.543 millones de dólares. “Hasta octubre de esta gestión, se mantiene un 53% de esta cartera diferida, que alcanza, en capital e intereses, en 1.861 millones de dólares”, finalizó.


La libertad no tiene precio.

El periodismo independiente defiende las libertades y los derechos otorgados por la Constitución. Suscríbase a Página Siete, ayúdenos a realizar esa importante labor.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS