Samuel Doria Medina Monje hizo el anuncio en Santa Cruz

El hotel Los Tajibos se eleva con dos torres y se integra a la red Marriott

Las dos torres, una de habitaciones para huéspedes y otra de apart hotel, están en la última etapa de construcción y demandaron una inversión de más de 90 millones de bolivianos.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
Santa Cruz - domingo, 22 de mayo de 2022 - 5:00

Es media mañana de jueves y se encienden las alarmas en el hotel Los Tajibos de Santa Cruz. Nada malo ocurre, el hotel está haciendo las últimas pruebas de seguridad para integrarse a Marriott internacional, a través de Tribute Portfolio, que agrupa a diversos hoteles del mundo que conservan su propia personalidad, pero con los estándares de la cadena global de hotelería.

El anuncio está a cargo del gerente general, Samuel Doria Medina Monje, hijo del político y empresario paceño Samuel Doria Medina. El joven propietario, además, aprovecha para mostrar a un pequeño grupo de periodistas las dos torres que ahora se alzan cerca de la piscina central del hotel y que se abrirán en agosto para ofrecer nuevos servicios.

Una de las torres tiene 32 nuevas habitaciones para recibir más huéspedes en el hotel y la otra alberga 32 apart hotel que están a la venta y que permitirán a sus propietarios vivir al estilo de Los Tajibos. El 40% de estos inmuebles ya fue vendido, explica el empresario.

La inversión de ambos proyectos supera los 90 millones de bolivianos y el dato más importante para los interesados en comprar uno de esos apart hotel es que el metro cuadrado cuesta 3.500 dólares, lo que implica que uno de 120 metros cuadrados tendrá un costo aproximado de 420 mil dólares.

No son precios para un boliviano medio, pero Doria Medina explica que quienes vivan en esos apart hotel tendrán a su disposición todos los servicios e instalaciones del hotel, incluyendo la limpieza diaria, las sábanas y las toallas gratis, el room service y, por supuesto, la piscina. Eso sí, hay que pagar unas expensas que rondan los 400 dólares mensuales.

A los ojos paceños, las dos torres se ven como un avance; sin embargo, según cuentan los periodistas cruceños que asistieron a la cita con Doria Medina, su construcción no estuvo exenta de polémica.

Maggy Talavera, por ejemplo, pregunta al empresario si no se va a perder la esencia del hotel, que era visto como una casa de campo, donde la naturaleza (animales, árboles y aire puro) era la protagonista central de la oferta. Y José Pomacusi agrega que en Twitter se generó una polémica al extremo de decir que estas torres fueron construidas por un colla sin tomar en cuenta lo lindo y tropical que era antes el hotel.

Doria Medina se esfuerza entonces en explicar que las torres no rompen con la armonía, la arquitectura, el diseño ni la esencia del hotel. Que precisamente por eso sólo se construyeron nueve pisos y hace notar que desde sus balcones ofrecen una vista hacia la vegetación y la piscina del hotel. Dice que la fachada va a tener mucho verde y que el hotel seguirá siendo parte de la identidad cruceña más integrado a la calle que antes. Que por eso no se preocupen.

Para que a nadie le queden dudas de eso, cuenta que sólo se arrancaron 16 árboles para la construcción y que en compensación se tuvieron que plantar otros 200 en diferentes puntos de la ciudad, con la guía y la supervisión de la Alcaldía. No sólo eso, sino que se reubicaron unos 120 árboles, entre ellos gigantes palmeras que ahora lucen verdes y saludables luego de ser trasplantadas.

El hotel Los Tajibos es de propiedad del grupo inmobiliario Comversa, de la familia Doria Medina, que hace poco inauguró el edificio Green Tower en La Paz, considerado el más alto de Bolivia, y que ahora construye otro Green Tower, pero en Santa Cruz, donde se levantan dos torres, una de oficinas y la otra de residencias. Los edificios están ubicados en el exclusivo barrio de Equipetrol.

El empresario dice que decidió apostar por Santa Cruz y que “si se hacen las cosas bien se puede seguir invirtiendo en el país”, con lo que trata de despejar temores políticos al respecto.

Sin embargo, queda claro que éstos no son tiempos buenos para el turismo ni para los hoteles. De hecho, se cerraron unos 10 en Santa Cruz y el mismo Los Tajibos está ahora sólo en un 40% de su ocupación, producto de la crisis de la pandemia.

El máximo nivel de ocupación se alcanzó en 2019, antes de la pandemia, y el propietario cree que se recuperará ese sitial en 2024 y que para eso contará con la ayuda de Marriott, que tiene 160 millones de afiliados en el mundo, los cuales son potenciales clientes de la cadena hotelera a nivel global.

Sin perder su nombre, logo ni colores, Los Tajibos será el operador para todas las marcas de Marriott en Bolivia, aunque no se hará cargo de la administración del Marriott Santa Cruz.

Tras un año de capacitaciones al personal y 500 mil dólares de inversión sobre todo en temas de seguridad para los huéspedes, Los Tajibos ahora forma parte de Tribute Portfolio de Marriott.

“Los Tajibos es un hotel absolutamente único. Ofrecemos lo mejor de Santa Cruz, enamorando a nuestros visitantes y ahora estamos orgullosos de iniciar esta nueva etapa como un hotel Tribute Portfolio, una colección de ‘hoteles únicos con corazón’ de Marriott Internacional que responden a los parámetros de calidad de atención de los viajeros globales más exigentes”, dice el empresario, que ahora invita a los periodistas a subir a una de las torres, grada por grada, porque los ascensores aún no están funcionando. Desde arriba la vista es esplendorosa.

Diego Alcántara

Diego Alcántara es un chef peruano que trabajó en el restaurante La Mar de Gastón Acurio, en Lima, y que recorrió algunos países del mundo cocinando y probando sabores.

Alcántara ha llegado este año a Santa Cruz para hacerse cargo de los restaurantes de Los Tajibos, donde mezcla sabores locales e internacionales para finos paladares.

Diego recibe con una sonrisa a los comensales de Jardín de Asia, uno de los restaurantes del hotel, donde deleita uniendo los sabores cruceños con los asiáticos. Así, en la mesa pueden fundirse el achachairú con el shushi.

“Creemos que el 2024 tendremos las ventas de 2019. Aún tenemos dos años duros y largos, pero Marriott nos va a ayudar”
Samuel Doria Medina Monje
90
millones de bolivianos demandaron las dos torres.
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS