El PGE 2020 proyecta deuda pública de $us 1.500 millones

El monto fue incrementado en $us 500 millones respecto a los bonos soberanos de 2012, 2013 y 2017. Un experto dice que el dinero aumentará la deuda externa.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 03 de diciembre de 2019 - 0:30

Lidia Mamani / La Paz

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2020 prevé la autorización al Ministerio de Economía de emitir bonos soberanos por  1.500 millones de dólares. El monto aumentó en 500 millones en relación con los años anteriores, cuando se proyectaban hasta  1.000 millones.

 “Se autoriza al Ministerio de Economía celebrar operaciones de deuda pública en los mercados de capital externos por un monto de hasta 1.500 millones de dólares o su equivalente en otras monedas, para apoyo presupuestario”, señala el artículo 19 del proyecto de PGE, sobre el endeudamiento público mediante emisión de títulos valor en mercados de capital externo.

En el mismo artículo, se autoriza al Ministerio de Economía la contratación directa, en el ámbito nacional o internacional, de servicios de asesoría legal y financiera y de otros servicios especializados vinculados a la operación de deuda pública en mercados de capital externo.

El documento, que fue remitido por el entonces ministro de Economía, Luis Arce, del anterior Gobierno, debía ser tratado ayer por la tarde, pero fue postergado por falta de quórum y se prevé que se lo analice esta semana.

En la parte de exposición de motivos se detalla que la inversión productiva y social será posible  a través de la emisión de títulos valores en mercados de capital externo, “como fuente alternativa de financiamiento” para los proyectos del Plan de Desarrollo Económico y Social.

Al respecto, el investigador René Martínez, de la Fundación Jubileo,   afirmó que el proyecto de Ley del PGE 2020 fue elaborado previo a las elecciones de  2019, por lo que presenta una programación que refleja las intenciones de gasto del anterior Gobierno.

En su explicación, el endeudamiento a través de los bonos soberanos no es otra cosa que incrementar la  deuda externa, y los 1.500 millones de dólares proyectados son una cifra “elevada”.

“Cuando en el proyecto se  señala que será para apoyo presupuestario, se considera que estos recursos, administrados por el nivel central,  son de libre disponibilidad, es decir que no tienen un fin específico. Esto ya se convirtió en un mecanismo que el Gobierno anterior usaba y/o pretendía usar de manera recurrente para financiar la expansión del gasto, para cubrir la brecha del déficit fiscal”, consideró.

Asimismo, anticipó que en el contexto económico de los años anteriores, es muy probable que los mismos no sean  emitidos  o  acomodados en los mercados de capitales internacionales.

Sin embargo,  Martínez enfatizó  que las grandes cantidades de deuda externa que se contrajeron en el gobierno de Evo Morales no fueron favorables ni sostenibles para el país;  por lo tanto, las próximas autoridades deberán evaluar la pertinencia de la deuda.

“Lo complicado de anular ese artículo es que los ingresos deben cuadrar con los gastos, entonces habrá que modificar tanto el presupuesto de ingresos como el de gastos por un monto tan grande. En todo caso, si se aprueba la ley con este artículo,  el Gobierno de turno puede o no hacer la emisión de estos bonos soberanos”, precisó el experto.

 

Emisiones anteriores

Bolivia ya emitió bonos soberanos en tres oportunidades anteriores: 2012, 2013 y 2017.

En su primera emisión, el país colocó 500 millones de dólares a 10 años plazo y un interés de 4,875% a ser pagados en 2022. La segunda emisión se realizó un año después, en el mercado de valores de Nueva York, donde se colocaron 500 millones de dólares a 10 años plazo, con un  interés anual que llegó al 5,95%.

En esa ocasión, los  títulos fueron adquiridos por inversores de Estados Unidos (41%), Europa (34%), Latinoamérica (24%) y Asia (1%), informó el Ministerio de Economía de ese entonces.

La emisión de bonos más reciente en los mercados internacionales se realizó en marzo de 2017, por 1.000 millones de dólares  con vencimiento en 2028, con una tasa de 4,5% anual.

 

Se prevé $us 931 millones menos en inversión

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2020 prevé 931 millones de dólares menos para inversión pública, comparados con los recursos fijados para este año, según el proyecto de ley.

 El documento  fue remitido a la Cámara de Diputados, por el gobierno de Evo Morales, el pasado 31 de octubre. Señala que para la  inversión pública se programó un total de 4.392 millones de dólares, cifra inferior a los 5.323 millones de dólares presupuestados para este 2019.

El documento oficial, que será tratado en esta semana por la Comisión de Planificación y Economía de la Cámara de Diputados, establece que el financiamiento será destinado principalmente a aquellos sectores estratégicos generadores de excedente en materia de hidrocarburos, electricidad y la actividad minera.

También en infraestructura vial, mantenimiento de carreteras, comunicaciones, promoción de la industria e inyección de capital en empresas públicas nacionales, “de los cuales el 67% es costeado con recursos generados por el país y el 33% con recursos provenientes de financiamiento externo”.

En detalle, para el sector productivo se tienen programados 1.704 millones de dólares; para infraestructura, 1.355 millones de dólares; para el ámbito social, 1.170 millones de dólares;  y para el sector multisectorial, 163 millones de la divisa extranjera, dice la parte de exposición de motivos del proyecto de Ley 502.
 

 

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS