Emapa y panificadores de Santa Cruz revisan hoja de costos para evitar aumento del precio del pan

Emapa busca mantener en 50 centavos el precio unitario del producto.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 05 de julio de 2022 - 13:14

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y los panificadores de Santa Cruz analizan hoja de costos para garantizar que el precio del pan se mantenga en 50 centavos y que la harina que distribuye la estatal llegue a ese sector en el departamento.

La Federación de Panaderos de Santa Cruz había anticipado un incremento desde el lunes, pero determinó un cuarto intermedio hasta el jueves para negociar con el Gobierno.

El gerente de Emapa, Franklin Flores, informó que se tienen garantizados 1,7 millones de quintales de harina para su distribución al sector panificador en el país, en un volumen de cuatro quintales por productor y a un precio con subsidio de 148 bolivianos el quintal de 50 kilos.

La entrega se realiza en convenio con la Confederación Nacional de Panificadores Artesanos de Bolivia (Conapaabol), para que el precio del pan de batalla se mantenga a 50 centavos en El Alto, La Paz, Santa Cruz y Cochabamba; 40 centavos en Oruro y Chuquisaca, y 33 centavos en Potosí.

Flores indicó que en Santa Cruz se trabaja con los panificadores en la hoja de costos, producción de materia prima, insumos y costos operativos y que el sector regularice su constitución como federación para recibir la harina de Emapa y que cada afiliado tenga licencia de funcionamiento de sus hornos.

Aclaró que una vez que se tenga esto definido, la estatal está en condiciones de distribuir de inmediato la harina.

La dirigente de la Federación Departamental de Productores Industriales, Medianos, Pequeños y Artesanos de Pan, Carmen Terán, indicó que la organización aún no planteó un alza del precio, algo que se definirá recién el 9 de julio.

Aclaró que el pedido de aumento a 80 centavos de bolivianos era una medida sólo de un grupo “reducido” de las panaderías.

Señaló que el precio de la harina se incrementó en más de 100 bolivianos, pero el sector es consciente de que no es conveniente subir el precio del pan por la difícil situación que enfrentó la población con la pandemia.

“Es verdad, hemos achicado un poco el pan, pero ya no se puede más porque el trabajador cobra más por quintal producido. Hay escasez de harina por la guerra; de Argentina llegaba de contrabando e importación legal y no costaba más de 170 bolivianos la mejor harina y ahora está en 280 bolivianos”, remarcó.

La dirigente sostuvo que el sector demanda la aprobación de arancel cero para importar harina como se hizo hace algunos años porque eso ayudaría a rebajar el precio, ya que hoy incluso el producto nacional se ofrece en 280 bolivianos en los mercados.

En Santa Cruz los panificadores no tienen convenio con Emapa para recibir la harina estatal porque se exige al sector tener hornos de barro, elaborar pan de batalla, contar con tableros y gavetas, entre otros.

“Acá la mayoría de las panaderías tiene horno de lata y no todos saben elaborar pan de batalla o marraqueta. Además hay mayor humedad, calor y el agua es diferente al de La Paz”, puntualizó Terán.

En Santa Cruz las panaderías entregan el pan a los puntos de venta mayoristas en 37 centavos y el intermediario comercializa a las tiendas de barrio a 45 centavos. El producto llega al consumidor final en 50 centavos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS