Entran al Madidi a sacar mineral con maquinaria pesada y con amenazas

Un guardabosque denunció que 100 personas escoltaron la maquinaria y cuando se les exigió explicaciones, amenazaron y obligaron a borrar las imágenes tomadas con el celular. La actividad no tiene licencia.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 08 de febrero de 2022 - 5:20

Página Siete / La Paz

Denuncian una nueva incursión minera con el desplazamiento de maquinaria en la comunidad de Azariamas, Apolo, y dentro de la reserva natural del Madidi, con amenazas a los guardabosques y a la población del lugar que alertaron sobre el hecho.

En fotografías tomadas en el lugar se observa maquinaria pesada y árboles que comenzaron a ser derribados.

Un guardabosque contó a Página Siete que el pasado jueves mientras realizaban sus labores de patrullaje recibieron el llamado de algunas personas que denunciaban que se estaba llevando maquinaria hasta Azariamas, ubicada a 65 kilómetros o a tres horas en vehículo desde  Apolo, provincia Franz Tamayo, sector Resina.“Llegamos a las nueve de la mañana y en el lugar  observamos  a unas 100 personas escoltando maquinaria. Preguntamos a dónde llevaban y cuál la  autorización, pero no nos  dejaron hablar, ni  acercarnos, menos tomar fotos para obtener datos del propietario o empresa”, dijo.

Nadie quiso revelar el nombre del concesionario, pero la actividad es ilegal.“A uno de los guardabosques que sacó fotos lo rodearon  entre varias personas y le exigieron con amenazas  que muestre su celular y que borre las imagenes. Nos indicaron que no tenemos pisada en la comunidad y que procederían a chicotearnos”, relató.

 Aseguró que este grupo busca ingresar al lugar a ejercer actividad minera sin cumplir con la normativa ambiental, pero esto no solo se da en Azariamas, sino en otra comunidad de Suyo Suyo, a unos 30 kilómetros.

El río Tuichi, en Apolo, está amenazado por actividad minera.
Foto: Página Siete

Ambas localidades están a la ribera del río Tuichi, que atraviesa el Parque Madidi.

Explicó que la mayoría de las actividades mineras en el Madidi no tienen licencia ambiental, se iniciaron procesos administrativos para que se paralicen, pero los guardabosques han sido rebasados.“Nos rebasaron en nuestra autoridad,  pedimos al Servicio Nacional de Áreas Protegidas ( Sernap) y la Autoridad Jurisdicional Administrativa Minera (AJAM) que tomen cartas en el asunto y  coordinen con autoridades superiores”, dijo.

Alex Villca, de la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios y Áreas Protegidas de Bolivia (Contiacap), lamentó que de manera abusiva y arbitraria se avance a territorios indígenas de pueblos milenarios.

“El Madidi ha sido reconocido  como el área protegida de  mayor diversidad biológica del mundo, con más de 1.000 especies de aves que representan el 70% de aves en el país y 11% de aves de todo el mundo, tiene  6.000  especies de plantas y según expertos pueden subir a 12.000 y hay  más de  1.700 especies de mariposas. Muchas especies son endémicas”, precisó.

Villca alertó que si este territorio  se abre a la actividad extractiva, derivará en  asentamientos, apertura de caminos, deforestación y construcción de campamentos. “Esto provocará una destrucción irreversible de ese ecosistema frágil y toda su biodiversidad, tala de árboles y caza indiscriminada”, advirtió.

En el Madidi conviven las comunidades Lecos, San José de Uchupiamonas, Tacanas en  TCO y un pueblo no contactado, los Toromonas.

Una tranca fue colocada para controlar el ingreso al área por quienes buscan explotar oro.
Foto: Página Siete

Otra persona que conoce de la problemática en el lugar  indicó que  en Azariamas una cooperativa pretende ejercer actividad minera sin ninguna autorización y el riesgo es que contamine el río, el bosque y todo el ecosistema, ya que se desechará sedimentos y mercurio.

“Donde está el Ministerio de Medio Ambiente, es como si no existiera autoridad, los guardaparques hacen lo que pueden, no tiene apoyo de la fuerza pública. La AJAM debería fiscalizar, pero los mineros se convirtieron en dueños”, sostuvo.

Una investigación de La Nube, realizada a partir de datos de la AJAM, reveló que hasta noviembre de 2021 el 8% del Parque Madidi estaba comprometido a cerca de 140 empresas y cooperativas mineras. Unas 6.023 cuadrículas, equivalentes a 150.575 hectáreas se encuentran bajo asedio de la minería.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS