Empresarios señalan que la restricción encarecerá sus productos

Gobierno prohíbe a las empresas generar energía luego de haberla incentivado

Entre 2011 y 2014, el Gobierno promulgó tres decretos supremos incentivando la autogeneración eléctrica por parte de actores privados en los sistemas aislados.

Economía
Manuel Filomeno
Por 
La Paz - miércoles, 28 de septiembre de 2022 - 0:00

El Gobierno incentivó la autogeneración eléctrica a partir del uso de gas natural por parte de las industrias y otros actores privados entre los años 2011 y 2014, mientras que ahora restringe esta actividad.

A través del Decreto Supremo 4794, el Gobierno restringió el uso del gas natural para los industriales con el fin de que YPFB pueda venderlo a mejores mercados, medida que fue recibida con resistencia por los industriales del país.

Ayer, el gerente de desarrollo empresarial de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), Luis Fernando Strauss, señaló que el Gobierno cambia las reglas del juego para las industrias, luego de que hace 10 años promovió la instalación de plantas de autogeneración eléctrica para paliar los problemas de abastecimiento energético que atravesaba el país la década pasada.

“En los años 2013, 2014, cuando el país tenía problemas en el abastecimiento de energía eléctrica, fue el propio Gobierno el que buscó a las empresas, les pidió y generó ciertos incentivos para que éstas pudieran autogenerarse energía eléctrica y en ese momento el sector privado le puso el hombro al Estado, haciendo inversiones significativas para que el sector industrial pueda autoabastecerse y ahora, de buenas a primeras, cambia las reglas del juego”, expresó el empresario.

De acuerdo a notas de prensa de 2011, los empresarios de industrias intensivas en el uso de energía empezaron a comprar sus propios generadores de electricidad por la crisis energética del país.

Asimismo, en 2008, los empresarios advirtieron sobre los niveles bajos de reserva de electricidad y argumentaron que la falta de inversiones en las industrias de electricidad fue causada por la crisis política de vivió Bolivia desde 2000, antes de la llegada de Evo Morales al poder.

Ante la crisis energética de la década pasada, entre 2011 y 2014, el Gobierno promulgó tres decretos supremos incentivando la autogeneración eléctrica por parte de actores privados en los sistemas aislados, entre los cuales se encontraban las industrias.

Rechazo al decreto

Ayer, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Pablo Camacho, rechazó el Decreto Supremo 4794 que modifica el reglamento de distribución de gas natural por redes, obligando a las industrias a cambiar su matriz energética con base en gas al Sistema Interconectado Nacional (SIN), asegurando que esta modificación provocará afectación a los costos de las industrias nacionales y a la producción en el precio final hacia la población.

“Nos preocupa lo que puede significar este decreto para el sector, la CNI ya ha iniciado una consulta a nuestros asociados para saber qué industrias, qué regiones son las que están generando energía eléctrica a partir del gas, sin embargo, sabemos que va haber una modificación en los precios de los productos que estas empresas producen”, sostuvo Camacho.

Camacho agregó que esta medida va en contra de la política económica del Gobierno, que propone incrementar la producción nacional y trabajar en la sustitución de importaciones.

“En el país no hay un control de precios, pero tenemos el contrabando que opera en ese sentido, cada centavo que subamos a los productos nacionales son un incentivo al contrabando”, expresó el presidente de la CNI.

En ese marco, señaló que el sector industrial del país pedirá un diálogo al Gobierno nacional para tratar este tema, el cual no fue consensuado con el sector y no se tomó en cuenta los perjuicios que podría conllevar para las industrias el cambio de una matriz energética.

De acuerdo con cálculos de los empresarios de Santa Cruz y Cochabamba, las medidas dispuestas por el Decreto Supremo 4794 incrementarán los costos de las empresas entre un 43% y 60% e impulsarán un aumento en precios de sus productos.

Mejores precios

Exportación En su disposición final tercera, el Decreto Supremo 4794 establece que “los volúmenes de gas natural que dejen de consumir los usuarios de la categoría industrial, en el marco del presente decreto supremo, serán destinados por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para el mercado que genere mejores ingresos al Estado”.

Volúmenes El experto Hugo Del Granado señaló que la producción de gas cayó en cerca a un 30% entre 2013 y 2022, pasando de cerca a 62 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) a alrededor de 42 MMmcd, por lo que el Gobierno estaría tratando de rescatar volúmenes del mercado interno para la exportación.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS