Hay 15 denuncias de maltrato laboral en empresas chinas

Hasta fines de 2016 se calcula que en el país operaban al menos 100 compañías chinas, la mayoría consorcios estatales de ese país.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - sábado, 02 de septiembre de 2017 - 0:00

Página Siete / La Paz

Entre 2010 y agosto de este año se conocieron al menos 15 denuncias  por violación de derechos de los trabajadores y reproducción de condiciones insalubres de trabajo cometidas por  empresas chinas en obras que ejecutan en el país.

El recuento preliminar fue realizado por el Observatorio Boliviano de Empleo y Seguridad (OBESS), elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

En el documento se cita,  entre las que incurrieron en esas prácticas,  a las empresas Sinohydro, CAMC Engineering Bolivia Branch y Harzone Industry Corporation.

"Si bien el Ministerio de Trabajo, a través de sus filiales departamentales, acogió algunas de estas denuncias, las acciones asumidas para el cumplimiento obligatorio de las normas laborales fueron insuficientes y hasta condescendientes con las prácticas de vulneración de derechos por parte de empresas chinas”, denota el OBESS.

Asimismo, señala que la fijación de multas laborales a las empresas chinas, como principal medida punitiva dispuesta por el ministerio, no repercute en la aplicación de la legislación laboral.
 
En octubre de 2016, ante la presión de los trabajadores afectados y el repudio generalizado, el Ministerio de Trabajo, en coordinación con la Embajada de China, organizaron un taller con representantes de los consorcios de Harzone, Sinopec, Sinohydro Corporacion, Vicstar y CAMC.

El objetivo del evento fue establecer un primer encuentro de "diálogo y acercamiento para superar las denuncias de explotación y abuso laboral” y para que las empresas "conozcan más de las reglas laborales de Bolivia”.

No obstante, cita que tras el compromiso de acatar las normas, unos meses después Sinohydro y Harzone incurrieron en despidos, maltrato laboral e incumplimiento de medidas de seguridad industrial.
 
Según el Observatorio, en los dos últimos años se consolidó la presencia de grandes empresas chinas en Bolivia "favorecidas” por el gobierno de Evo Morales para ejecutar "millonarios” proyectos de inversión pública.

Éstos son ejecutados en el marco de convenios bilaterales que tienen como fin fortalecer la estrategia de salida y reproducción de capitales de China en países como Bolivia que, a cambio, buscan préstamos de ese país "en condiciones favorables”.

Es el caso de  Sinohydro Corporation Limited para la construcción de la represa del proyecto hidroeléctrico Ivirizu, emplazado en Cochabamba. El costo  alcanza a más de 549,9 millones de dólares.

La firma fue beneficiada, pese a que  tiene 10 juicios laborales y civiles pendientes en Ecuador y varias denuncias de vulneración de derechos laborales y ambientales en Bolivia, que fueron "parcialmente” atendidas por el Ministerio de Trabajo, revela el CEDLA.

Silvia Molina, investigadora del CEDLA, que tomó como base las referencias de la Cámara de Empresas Chinas en Bolivia (CECB), calcula que hasta fines de 2016 operaban en el país al menos 100 compañías chinas, la mayoría consorcios estatales, con adjudicaciones de obras de infraestructura y presencia en la actividad minera; además de otras privadas pequeñas vinculadas a diferentes actividades.


Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS