La planta de úrea nuevamente entrará en mantenimiento

Paro frecuente de la planta de úrea golpea la imagen de YPFB

El 18 de agosto, la estatal anunció que la planta empezó a operar al 100% y alcanzó una producción de 2.100 tn métricas por día.

Economía
Manuel Filomeno
Por 
La Paz - jueves, 29 de septiembre de 2022 - 5:00

El exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos afirmó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) pierde credibilidad con sus clientes con cada paro en la Planta de Úrea y Amoniaco (PAU).

“Nuevamente estamos entrando en el ciclo de los paros, que los denominan programados (...) Creo que estos sucesivos paros no son convenientes para la planta de úrea, tanto por los ingresos que va a dejar de percibir, pero sobre todo por el daño a su credibilidad entre los clientes”, indicó el experto.

El martes, la estatal petrolera anunció, mediante un comunicado, el segundo paro programado de la planta productora de fertilizantes en dos meses, pocas semanas después de anunciar que operaba al 100% de su capacidad, en agosto pasado. Cabe recordar que en julio, la planta estuvo parada por 17 días.

“Mantenimiento planificado: YPFB informa a la población en general que en la Planta de Amoniaco y Úrea (Marcelo Quiroga Santa Cruz) se realiza una intervención en el equipo de compresión de aire en base a la inspección recomendada por el fabricante, tras alcanzar el 100% de su capacidad de producción”, señala un comunicado.

Este paro se cumple luego de que la factoría ingresó en un “mantenimiento programado” del 5 al 22 de julio pasado, que se registró cuando había gran demanda del fertilizante y los precios alcanzaron al doble del año pasado.

Luego de varios paros programados desde que se inauguró, la Planta de Amoniaco y Úrea por fin operó al 100% y alcanzó una producción de más de 2.100 toneladas métricas por día, para el 18 de agosto pasado.

“La Planta de Amoniaco y Úrea opera al 100% de su capacidad. Llegamos a una producción histórica con más de 2.100 toneladas día. El complejo es operado por un 90% de personal boliviano”, se destacó entonces.

De acuerdo con Ríos, en plantas de esta naturaleza una o dos veces al año para realizar mantenimiento, pero estos paros se realizan en temporadas de baja actividad y con planificación.

“Los paros de este tipo de plantas deberían ser una vez al año o dos veces al año como máximo. La planta ha tenido un mantenimiento hace pocos meses y no puede ser que tengamos otro paro y no sepamos por cuanto tiempo”.

El experto ratificó que el cese de actividades de la planta afecta a sus clientes y que estos podrían perder la confianza en YPFB para futuras compras.

“Esto sin duda genera, sobre todo, falta de credibilidad con los clientes, con los compradores de úrea que hacen sus planes de compra con anticipación, porque son distribuidores, son intermediarios con otros clientes y esto les afecta”, explicó.

Asimismo, Ríos agregó que los continuos paros hacen creer que podría haber un problema estructural con la planta, el cual no se puede resolver.

“Creo que ya estamos viendo demasiadas paradas programadas y no programadas. Parece que hasta ahora YPFB no puede dar en el clavo es por que se para tanto la planta, podría ser un problema con el agua con la que se utiliza en la planta y que daña y provoca problemas en los equipos u otro factor que desconocemos”, agregó la exautoridad.

Fertilizante agrícola

Planta La PAU inició operaciones en septiembre de 2017. Está instalada en la localidad de Bulo Bulo, en el departamento de Cochabamba.

Capacidad Tiene una capacidad instalada de producción de 1.200 toneladas día de amoniaco y 2.100 toneladas día de úrea granulada. Este segundo producto es utilizado como fertilizante para los cultivos.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS