La brecha entre ingresos y gastos se redujo de Bs 3.832 millones a 1.900 millones.

PGE: YPFB concentra el 75% de los ingresos de las empresas públicas

El PGE 2023 establece que el presupuesto consolidado de ingresos de operación de las empresas públicas llegará a los 61.111 millones de bolivianos; de esos, YPFB aportará con 46.284 millones para la siguiente gestión.

Economía
Luis Escobar
Por 
La Paz - miércoles, 23 de noviembre de 2022 - 5:00

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) concentrará el 75% de todos los ingresos de operación de las empresas públicas, según el Presupuesto General del Estado (PGE) 2023. Le sigue Boliviana de Aviación (BOA) con un 4,4% de participación.

El PGE 2023 detalla que el presupuesto consolidado de ingresos de operación de las empresas públicas del próximo año llegará a los 61.111 millones de bolivianos. De ellos, YPFB aportará con 46.284 millones (75%). Esta cifra es alcanzada gracias a la exportación de gas con 18.603 millones de bolivianos; la venta de productos derivados del petróleo por 18.367 millones; distribución de gas natural por 1.262 millones; venta de úrea por 2.648 millones, otros ingresos 5.404 millones.

BOA es la segunda firma estatal con la que se prevé contar con mayores ingresos con 2.713 millones de bolivianos. Esta cifra es superior en un 54%, si se la compara con el PGE 2022, cuando le asignaron 1.755 millones. Según el PGE 2023, este incremento se deberá gracias a la venta de pasajes a vuelos internacionales, nacionales, carga y otros.

“BOA crece en sus ingresos que podría generar y es llamativo en un escenario de bajo crecimiento, mayor inflación e incremento de costos operativos. Hay que entender que en el mundo se pusieron caros los hidrocarburos y los derivados del petróleo que son fundamentales para la aviación, insumos y repuestos. Hace pensar que pudiéramos tener una mala programación financiera de las empresas públicas”, advirtió el economista Gabriel Espinoza.

Además, el PGE también da cuenta que el consolidado de ingresos del total de las empresas públicas llega a 79.588 millones de bolivianos y sus egresos llegan a 77.690 millones, con una diferencia positiva de 1.900 millones. Esta cifra es menor si se la compara con el PGE de 2022, cuando la diferencia era de diferencia de 3.832 millones

Para Espinoza, la “eficiencia” es menor en la medida en que el presupuesto asignado para gastos crece más que los ingresos. “Vemos –según Espinoza- que hay una menor brecha entre los ingresos y gastos de las empresas públicas. Eso quiere decir que para tener un boliviano de ellas hay que hacer más inversiones de capital y de operaciones. Esto tiene que ver con la caída de la productividad de YPFB y que la gran mayoría de las empresas públicas no tienen la capacidad de generar ingresos, salvo las que tienen un monopolio, como Entel o BOA”.

El analista Julio Linares, por su parte, dijo que la cuarta parte del PGE lo manejan las empresas públicas, pero advirtió que es “un engaño” porque más del 80% de ese presupuesto lo manejan las empresas “antiguas”, como YPFB, ENDE, Comibol y BOA.

“No se puede decir que las empresas públicas es el motor de la economía porque YPFB maneja el 75% de los ingresos de las empresas públicas. Un 15% las otras compañías grandes y el resto están en déficit”, afirmó.

Incluso, dijo que “nunca” llegan a alcanzar las metas de ingreso propuestas. “Al 15 de noviembre, las empresas públicas están apenas en el 60% de la ejecución de ingresos. Esto se debe a que las empresas que más ejecutan son las tradicionales como YPFB, ENDE, Comibol, pero hay otras como Quipus -que tiene quiebra técnica- apenas ejecutó el 17,2% de los ingresos presupuestados”, afirmó.

Linares mencionó, además, que otras firmas, como Yacana, ejecutó el 16% de lo que tenía previsto ejecutar; la de Litio llegó al 38%, la empresa de Servicios Aéreos Bolivianos -que reemplazó a Sabsa- llegó al 16%, Transportes Aéreos Bolivianos (TAB) apenas un 21%, entre otras.

La subvención

Detalle El Gobierno estimó que para el año 2023 la subvención a los hidrocarburos llegará a 7.642 millones de bolivianos (1.107 millones de dólares), un 60% más de lo previsto para este año, que era de 4.794,6 millones de bolivianos. Esta última cifra equivalía a 688,8 millones de dólares con un barril de petróleo de 50,47 dólares en el momento que hizo el cálculo.

Registro Entre 2016 y 2021 el costo de la subvención al diésel y la gasolina se disparó de 1.424 millones a 4.330 millones, según datos oficiales de YPFB. En 2016 la subvención a la gasolina representaba 118 millones y el 2021 a 993 MM.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS