Quiborax aceptó pago de $us 27 millones, pero acuerdo se frustró

El “Contrato del laudo”, que fue filtrado por la exsubprocuradora Carmiña Llorenti, establece que Bolivia aceptó desistir del juicio penal por falsificación.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 27 de junio de 2018 - 0:04

Página Siete / La Paz

 Después de que el 15 de septiembre de 2015 el tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) falló en contra de Bolivia, ordenándole a pagar a Quiborax 48,6 millones de dólares, la Procuraduría General del Estado negoció y acordó un pago con la parte demandante por 27 millones de dólares, junto con el desistimiento de juicio penal por falsificación en contra de uno de los accionistas de Non Metallic Minerals (NMM), pero el acuerdo se frustró.

Uno de los tres documentos filtrados el 4 de agosto de 2016 por la exsubprocuradora Carmiña Llorenti al equipo jurídico chileno, indica: “Ambas partes, de forma libre y espontánea, establecen el monto total de pago en efectivo (pago total de indemnización) para el cumplimiento fiel, definitivo, efectivo y oportuno del laudo en 27.272.113,98 dólares estadounidenses”.

De haberse concretado ese acuerdo, el Estado se hubiera ahorrado al menos 15,4 millones de dólares del monto final que desembolsó a favor de la empresa chilena (42,6 millones de dólares).

El documento Contrato de cumplimiento de laudo arbitral por parte del Estado Plurinacional de Bolivia, renuncias expresas y liberación general y recíproca de obligaciones, al que tuvo acceso Página Siete, detalla que en 2016, la Procuraduría y los demandantes habían llegado a un acuerdo para poner fin al proceso instaurado en el CIADI.

Este medio envió un cuestionario a la Procuraduría General del Estado para conocer la posición del procurador Pablo Menacho respecto a la aparición de dicha documentación, pero hasta el cierre de la presente edición, no se obtuvo respuesta.

El contrato en cuestión tiene 19 cláusulas y 81 incisos, en los que las partes envueltas en el diferendo expresan su conformidad con la compensación de 27,2 millones de dólares y el desistimiento de la denuncia penal.

Por Bolivia, aparece citado al pie del contrato César Félix Navarro Miranda, ministro de Minería y Metalurgia; por Quiborax y NMM, sus respectivos representantes legales, además de David Moscoso Ruiz, socio de NMM, quien reconoció haber presentado un documento falso para iniciar el arbitraje en contra del Estado boliviano.

Luego de conocerse el fallo adverso, el equipo jurídico boliviano presentó un memorial de anulación, equivalente a una apelación. Mientras trabajaba en ese proceso ante el CIADI, la Procuraduría, conducida entonces por el ahora ministro de Justicia, Héctor Arce, negociaba con los demandantes, que recibieron información confidencial de la defensa gracias a la “filtración” de Llorenti, de modo que exigieron al tribunal ejecutar el laudo de septiembre de 2015, por los 48,6 millones de dólares.

Como resultado de esta derrota en el arbitraje, el Gobierno solicitó a la Fiscalía el inicio de un proceso contra el expresidente Carlos Mesa y tres de sus exministros, a quienes acusa por presuntos delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, por la reversión de las concesiones de Quiborax y NMM en el Salar de Uyuni, en 2004.

En respuesta, Mesa presentó ante la Fiscalía General del Estado una denuncia en contra de los ministros de Justicia, Héctor Arce, y de Minería, César Navarro, además del procurador Menacho y de la exprocuradora Elizabeth Arismendi, acusándolos por los delitos de conducta antieconómica e incumplimiento de deberes en el caso Quiborax.

El proceso de arbitraje que atendió el tribunal del CIADI

  • Denuncia Quiborax y Non Metallic Minerals llevaron su demanda en contra de Bolivia, por la reversión de sus concesiones en el Salar de Uyuni, dispuesta por el Decreto Supremo 27589 del 23 de junio de 2004, ante el tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), que en septiembre de 2015 ordenó una compensación para las demandantes de 48,6 millones de dólares.
  • Negociación Después de conocer el fallo adverso, la Procuraduría General del Estado presentó un recurso de anulación del laudo, que al final fue ratificado el pasado 18 de mayo. En ese escenario, el equipo jurídico boliviano negoció con la parte demandante, hasta cerrar el acuerdo en 42,6 millones de dólares, dinero que el Estado tuvo que desembolsar a favor de las compañías que iniciaron el arbitraje internacional.
  • Responsabilidad El Gobierno culpa al expresidente Carlos Mesa de ser el responsable del fallo en contra de los intereses del Estado. Mesa, en cambio, atribuye a la actual administración la responsabilidad de haber ejercido una “pésima” defensa en el proceso arbitral de Quiborax y NMM. El exmandatario presentó pruebas de que el arbitraje podría haberse solucionado con un pago de tres millones de dólares.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS