Revisan contratos con firmas chinas para cambiar términos

La autoridad indicó que el anterior Gobierno firmó contratos “llave en mano” con varias compañías, lo que no permitía “una verdadera fiscalización”.

Economía
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 10 de diciembre de 2019 - 2:02

Manuel Filomeno / La Paz

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, anunció ayer que  su cartera hace la revisión estructural de los contratos firmados por el anterior Gobierno con las empresas chinas para la construcción de carreteras y adelantó que se buscará cambiar los términos.

“Nos hemos acercado, a petición de la Presidenta, a las empresas chinas. Estamos viendo cómo trabajaban antes y cómo van a trabajar ahora. Tenemos dos caminos: les decimos que se vayan  o cambiamos los términos de referencia de los contratos”, manifestó la autoridad en una entrevista con Fides.

Arias indicó que, en muchos casos, el gobierno de Evo Morales firmó contratos bajo la modalidad “llave en mano” con las firmas chinas, lo que no permitía que haya una verdadera fiscalización de las obras, ya que bajo esta figura  las compañías contrataban a sus fiscalizadores.

“En el caso de los contratos, gran parte se han hecho bajo la modalidad de llave en mano, que es un sistema que el anterior Gobierno ha empleado para que no haya fiscalización, que la hace la misma empresa que obtiene el contrato. El contrato dice que la empresa tiene que contratar su fiscalizador  y eso no puede ser, tiene que haber una empresa externa que lo haga”, explicó.

Por otra parte, el ministro manifestó que se revisarán las condiciones de los contratos, relacionadas a las garantías ofrecidas por las constructoras.

“Hay que analizar la parte contractual, resulta que por norma internacional  en una carretera de estas dimensiones (Rurrenabaque-Riberalta)  la empresa constructora debería dar una garantía de cinco años, sin embargo, estamos viendo que en muchos casos las garantías sólo son por un año. Los términos de los contratos dicen eso, además, sólo se pide el 0,1% de garantía. Se nos cae un puente y se va al diablo la garantía; después, cómo arreglamos el resto de la vía”.

Otro de los temas que será sometido a revisión será la calidad de las obras. “Nuestros técnicos están haciendo el análisis estructural de los contratos y después tenemos que ver la calidad de las obras que han hecho los chinos, hay obras que dan pena”, puntualizó la autoridad.

Asimismo, señaló que se revisarán también los contratos de los créditos otorgados por China, los cuales condicionaban al Estado boliviano a emplear a empresas de esa nacionalidad.

“Se han dado contratos  demasiado dirigidos, no existe explicación del porqué una empresa es contratada y otra no, estamos viendo también que los créditos para la construcción de las carreteras estaba condicionado. Nosotros queremos que aunque el crédito esté condicionado a la contratación de una empresa china, exista competencia entre las empresas, vamos a trabajar en cambiar los términos”, indicó.

 

Las inspecciones

  • Santa Rosa El ministro Iván Arias, junto con el ministro Yerko Núñez y una comitiva de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), visitó el fin de semana la comunidad de Santa Rosa, sobre la carretera Rurrenabaque-Riberalta, donde se reunieron con personal de la empresa China Railway Construction Corporation (CRCC) y la sociedad civil de la zona.
  • Reunión En el encuentro se abordaron temas sociales y medioambientales con la empresa y los pobladores. Según el ministro Arias, la empresa china se comprometió a fortalecer su relación con la comunidad y los trabajadores, así como ceñirse a la legislación boliviana en cuanto al cumplimiento de las normas laborales y medioambientales en la zona de construcción de la carretera.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS