Hay 4 millones de personas sin acceso a saneamiento básico

Se desperdicia hasta 50% de agua y 1,5 millones de personas no tienen acceso

Fundación FH Bolivia, Water For People Bolivia, Hábitat para la Humanidad Bolivia promueven el apoyo de la empresa privada para mejorar el acceso al agua de las familias en zonas periurbanas y el área rural.

Economía
La Paz - viernes, 01 de julio de 2022 - 5:00

En Bolivia se desperdicia hasta la mitad del agua potable disponible, mientras que 1,5 millones de personas no tienen acceso a este servicio y otros 4 millones tampoco cuentan con saneamiento básico.

El Pacto Global en Alianza con la Red Bolivia con Agua, conformada por la Fundación FH Bolivia, Water For People Bolivia, Hábitat para la Humanidad Bolivia y Aguatuya organizaron ayer un desayuno en el que se expuso la importancia de las empresas y liderazgos para abordar los desafios globales del agua.

Estas cuatro organizaciones ejecutan el programa Bolivia con Agua, el cual tiene el objetivo de proveer de agua segura a familias de zonas rurales y periurbanas de La Paz, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca.

Sarah Metáis, de la Fundación Hábitat para la Humanidad, indicó que en Bolivia hay problemas de calidad, cantidad y pérdida de agua. “En los canales de distribución se desperdicia entre un 35% y 50% del agua. En la Paz es 50%”, precisó.

Explicó que esto se da porque muchos sistemas no reciben el adecuado mantenimiento y no se verifican las fugas. “Nos damos cuenta de las fugas cuando el agua aflora a superficie; tampoco se tienen medidores a lo largo de los sistemas para estar seguros de que el flujo es el mismo desde la fuente a la distribución en cada barrio”, subrayó.

Añadió que este control es responsabilidad de Epsas, alcaldías y la autoridad reguladora.

Metáis recomendó a la población poner límites a tiempo de la ducha, cerrar el grifo al cepillarse los dientes, lavar los platos llenando el lavaplatos y no usar agua potable en limpieza de autos, sino de lluvia.

Renato Montoya, director de Aguatuya, indicó que hay un estrés hídrico en el mundo porque el aumento de la población que requiere agua y saneamiento básico no estuvo acompañado de la planificación en las ciudades y en muchos lugares no hay ni fuentes de agua.

Destacó que en los últimos 10 años Bolivia invirtió en infraestructura de acceso al agua, pero aún hay un déficit. “El 86% de la población tiene acceso al agua, pero hay un 14% que no tiene este servicio básico y eso es 1,5 millones de habitantes y esto se da sobre todo en zonas periurbanas y área rural”, puntualizó.

De acuerdo con Montoya, en saneamiento el déficit es mayor y más de 4 millones de personas no tienen acceso.

Resaltó que la Alianza busca aportes voluntarios de la empresa privada y triplicar esos recursos con la contribución de municipios, gobiernos departamentales y beneficiarios.

La iniciativa nació en 2020 y ha permitido que 1.000 familias accedan al agua y este año se espera alcanzar a más de 2.000 familias.

Marcio Oblitas director de la Fundación FH, señaló que no es justo que cerca a 20% de población no tenga acceso a agua y un 30% a 35% no disponga de saneamiento básico y por eso la necesidad de aunar esfuerzos público y privado.

Explicó que el cambio climatico cambia las condiciones hidrológicas y es un problema para acceder a fuentes. Por eso se debe restituir condiciones originales de cuencas con forestación, bosques, zanjas para mantener cantidad y calidad del agua.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS