Expertos señalan que volúmenes exportados se han reducido en 30%

Superávit de hidrocarburos cayó 20 veces entre 2014 y 2022

La diferencia positiva entre importaciones y exportaciones en el primer semestre de 2014 fue de $us 2.868 millones, de enero a agosto de este año fue de $us 142,6 millones.

Economía
Manuel Filomeno
Por 
La Paz - martes, 27 de septiembre de 2022 - 5:00

El superávit comercial asociado a los hidrocarburos cayó 20 veces entre 2014 y 2022. Expertos señalan que esto se debe a una menor producción de gas, mayor importación de combustibles y al efecto de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Ayer, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que en el período enero-agosto de este año la balanza comercial asociada a hidrocarburos registró un superávit de 142,62 millones de dólares. YPFB señala que las cifras de la balanza comercial para el período mencionado registran datos sobre las exportaciones de gas natural, gas licuado de petróleo (GLP) y también úrea, además de la importación de combustibles.

Sin embargo, durante el primer semestre de 2014 la diferencia entre exportaciones de gas natural y productos asociados y las importaciones de combustibles fue de 2.868 millones de dólares.

El experto en el sector hidrocarburos Hugo Del Granado señaló que si bien este año se registró un alza en los precios del petróleo de hasta el 50%, la producción de gas natural del país ha sufrido una caída de alrededor del 30% en comparación con 2014, al mismo tiempo que las importaciones de combustibles ha alcanzado récords, superando a julio los 2.000 millones de dólares.

“Hasta el año 2014 los precios eran altos, en segundo lugar ese año exportábamos mucho más gas, pero ahora exportamos 30% menos que en 2014, entonces el impacto ha incidido fuertemente en la reducción de los márgenes en la balanza energética”.

Del Granado agregó que mientras que en 2014 producíamos alrededor de 62 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas, el promedio actual es de 42 MMmcd.

Por su parte, el exministro de hidrocarburos Álvaro Ríos agregó que durante los primeros meses del año el sector hidrocarburos registró un déficit, el cual fue revertido gracias a mejores precios de exportación de gas y la colocación de nuevos volúmenes en el mercado argentino, pero que esta ventaja está próxima a terminar.

“Hace tres meses la balanza comercial energética estaba negativa, pero ahora tenemos superávit debido a dos factores, el primero son las exportaciones de úrea y el segundo es que se ha vendido gas a Argentina a precios elevados en el último trimestre y eso ha causado unos ingresos extraordinarios de cerca a los 20 dólares por el millón de unidades térmicas británicas (BTU), pero eso se acaba este fin de mes y luego vamos a tener precios normales, de alrededor de nueve dólares por millón de BTU, lo que nos va a generar una reducción en los ingresos”, explicó.

Perspectivas

YPFB estima que de acuerdo a sus proyecciones, el superávit comercial se acrecentará hasta finalizar la presente gestión.

Al respecto, Ríos indicó que según sus proyecciones hasta fin de año la balanza comercial en el sector hidrocarburos será neutra o mostrará un pequeño superávit.

“Mi mejor proyección es que vamos a quedar prácticamente neutros o las exportaciones van a superar a las importaciones por un pequeño margen, lo que contrasta con lo sucedido en 2014, cuando las exportaciones de gas superaron por un amplio margen a las importaciones de combustibles”, explicó.

El exministro agregó que esta tendencia se repetirá en los años venideros porque Bolivia no ha realizado la suficiente inversión en exploración en los pasados años, por lo que las reservas de gas, que ya muestran una declinación, seguirán reduciéndose, generando un impacto en la balanza comercial energética.

“Es necesario generar incentivos a la exploración, considerando que el gas va a ser un elemento importantísimo en la transición energética en los años venideros”, acotó.

Gas y carburantes

Precios YPFB señaló que los precios de exportación de gas natural se incrementaron de enero a junio en un 20% a 25%, aproximadamente, sin embargo, el costo de importación de combustibles aumentó aproximadamente en un 80% en el mismo periodo.

Volatilidad La petrolera explica en un boletín que la diferencia en el comportamiento de ambos indicadores, radica en que las fórmulas de valoración del gas, tienen amortiguadores que permiten disminuir la volatilidad del precio internacional. Por el contrario, la importación de combustibles está asociada al precio internacional y se ve afectada por el incremento de los márgenes de refinación a nivel mundial.


La libertad no tiene precio.

El periodismo independiente defiende las libertades y los derechos otorgados por la Constitución. Suscríbase a Página Siete, ayúdenos a realizar esa importante labor.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS