Exprocurador señala que su alejamiento se debe a revanchas políticas

Morales acusó a la Fiscalía de “encubrir” casos que tienen relación al expresidente Evo Morales, con el objetivo de “invalidar las causas penales”.
jueves, 8 de octubre de 2020 · 22:51

Página Siete Digital

El ahora exprocurador General del Estado, Alberto Javier Morales, manifestó que su alejamiento se debe a una revancha política impulsada desde la Asamblea Legislativa Plurinacional, con mayoría del Movimiento Al Socialismo (MAS), tras haber denunciado la presunta comisión del delito de enriquecimiento de ganancias ilícitas por parte del candidato del MAS, Luis Arce.

“Se trata de una revancha por el ejercicio de funciones de un Procurador que se ha visto en la necesidad de poner en conocimiento un informe que estaba en manos de la Fiscalía”, manifestó, entrevistado en el programa En Portada.   

Morales informó este jueves que dejó el cargo de procurador general del Estado después de conocer que la Asamblea Legislativa aplicó el artículo 230 de la Constitución Política del Estado (CPE) para objetar su designación, debido a que el mismo en años pasados participó de un juicio contra el Estado, lo que de acuerdo a la carta magna impide sus funciones en ese cargo.  

El abogado en el pasado habría patrocinado a la empresa Florexótica SRL, en una acción de amparo constitucional contra la Autoridad Regional de Impugnación Tributaria (ARIT) de Cochabamba.

De acuerdo al exprocurador la actuación de la Asamblea responde a “un revanchismo político que pretendía cubrir un bochornoso acto de legitimación de ganancias ilícitas”, refiriéndose a la acusación que hizo junto al Gobierno de turno contra el candidato del MAS.   

Explicó que desde el mes de enero la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) había presentado detalles de dicha acusación contra Arce ante la Fiscalía General del Estado, y ante la presunta inacción de dicha instancia, intervino para proceder con la denuncia. “Hemos tratado de actuar en la verdad”, indicó.  

En ese sentido Morales acusó a la Fiscalía de “encubrir” casos que tienen relación al expresidente Evo Morales, con el objetivo de “invalidar las causas penales”.

Refiriéndose a la máxima autoridad del Ministerio Público, Juan Lanchipa, indicó que el mismo debería dejar el cargo y dar paso a una autoridad que cumpla con su rol constitucional.

El exprocurador fue nombrado por la presidenta Jeanine Añez, luego de que su antecesor José María Cabrera fuera alejado del cargo tras emitir acusaciones contra el ministro de Gobierno Arturo Murillo por intentos de privatizar una empresa nacionalizada y por negarse a responder en el marco de la investigación por la compra de gases lacrimógenos con presunto sobreprecio.   

A horas de su posesión, Morales fue criticado por algunos sectores tras descartar la obligación de Murillo para presentar un informe sobre la compra de gases.