Empresarios creen que diferimiento ayuda a unos, pero perjudica a otros

El presidente de la CEPB, Luis Barbery, dijo que es una medida que otorgará "un respiro", pero también evitará ayudas de parte del sector financiero.
miércoles, 26 de agosto de 2020 · 20:57

Página Siete Digital

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, aseguró este miércoles en el programa En Portada que a ley de diferimiento de créditos promulgada por la presidenta Jeanine Añez ayuda a un sector del país, pero también perjudica a otro, como a quienes buscan ayuda financiera o a los bancos.

“Por una parte hay empresas, personas e instituciones que necesitan un respiro y este diferimiento permite otorgarlo en alguna medida, en corto tiempo, pero acá se tratar de sobrevivir y eso ayudara a mucho, el otro tema es el sistema financiero que no tenía previsto dejar de percibir todos los ingresos que normalmente se tienen, va a significar que no habrá recursos para otras empresas que normalmente solicitan a lo largo de la gestión y para quienes tenían por ahí previsto darles un auxilio”, dijo Barbery.

Además, aseguró que la medida hace que el Gobierno conceda algún tipo de financiamiento a través del sistema financiero para ayudar a las empresas que están con mucha dificultad para reactivarse luego de varias semanas de parálisis en la economía, primero por la cuarentena rígida y luego por la flexible, que impone ciertas restricciones.

Respecto al trabajo que debe hacer Asoban con las entidades financieras, Barbery afirmó que “ellos tienen la responsabilidad de que el sistema financiero sea saludable y no vaya a tener tropiezos más que nada ellos conocen la situación de las empresas y mientras no haya auxilio hay que tomar en cuenta el criterio de los expertos, ellos son los expertos en materia financiera saben cómo manejar estos temas, reaccionar a los distintos momentos que tiene la economía, hay que entrar en un proceso de dialogo como salir de esta situación”.

Barbery también se refirió al proyecto etanol y aseguró que “en el programa hay un compromiso, ojalá se cumpla, no un  take or pay como se dice, hay una cantidad mínima obligatoria, porque hay que producirlo y tenerlo en depósito y eso significa costos de producción. Es un producto que se almacena con miras de tenerlo disponible hasta el mes de mayo, todo eso tiene costo y genera miles de empleos y un efecto multiplicador para todo el país”.

También aclaró como es que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos realiza el pago. "YPFB vende el producto y cobra por adelantado a las estaciones de servicio, todo el producto que venden ya está pagado, sin embargo, tarda en pagar a partir de cuándo se le entrega la factura a fin de mes. Hay 15 días de financiamiento, a partir de ahí todavía tarda como mínimo 30 días más para procesar la factura y efectivizar el pago, no es con recurso de Yacimientos es con recursos del producto que fue vendido y lo paga el consumidor”.

Barbery además se refirió a la polémica que existe en el país con el ingreso de semillas transgénicas para la producción.

“Se utiliza la ciencia para poder hacer más productiva la agricultura y dejarnos a la saga en materia de competitividad y productividad a nivel internacional, el producto que nosotros producimos no se valora en el mercado internacional, con algún sobreprecio porque tenemos mayores costos y menor producción, si somos más productivos podremos exportar más y captar más divisas que son tan necesarias en este momento”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

90
94