Mesa ganaría al Vice con 41% en caso de una segunda vuelta

El Vicepresidente Álvaro García Linera es el favorito para suceder a Evo Morales como candidato para las elecciones de 2019.
domingo, 13 de noviembre de 2016 · 01:10
Beatriz Layme  / La Paz

 Si Evo Morales no fuera  candidato y sea sustituido por Álvaro García Linera  en los comicios generales de 2019, el expresidente Carlos Mesa se haría de la silla presidencial con un 41% y dejaría en el camino a al  vicepresidente.

Los resultados de la encuesta que realizó Mercados y Muestras para Página Siete, ante la pregunta: En caso de una segunda vuelta entre García  Linera y Mesa en las elecciones de 2019, ¿por quién votaría usted?, muestran que   un 29%  lo haría por el Vicepresidente, mientras un 41%  votaría por el expresidente.
 
Pero un 22% no votaría por ninguno de los candidatos, mientras un 7%   no sabe o decidió no responder.
 
En caso de una segunda vuelta entre García Linera y el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, el Vicepresidente también caería derrotado pero por una mínima diferencia. García Linera obtendría un 32% y Doria Medina 35%; un 28% no votaría por ninguno de ellos.
 
Esa situación se revertiría en caso de que García Linera tenga de contrincantes, en una segunda vuelta, al gobernador cruceño Rubén Costas, al alcalde de La Paz Luis Revilla y al expresidente Jorge Tuto Quiroga. 
 
Estos resultados, para el diputado de oposición Amilcar Barral demuestran que el MAS no tiene otro candidato que a Evo Morales y que en los 10 años de gobierno no tuvo la capacidad de generar nuevos liderazgos.
 
 A eso se suma, según  Barral,  que García Linera no logró ganarse la confianza de los bolivianos, pues "es considerado una de las personas más nefastas del gobierno de Morales”.
 
Su colega del MAS  Lucio Gómez considera que "no es momento de hablar de candidaturas, menos de una segunda vuelta”, pero dejó en claro que la única opción que baraja su partido es la ratificación de Evo Morales en la presidencia.
 
La diputada de oposición  Jimena Costa  indicó que el Vicepresidente no logrará ganar a Mesa ni a Doria Medina porque "nunca” fue líder de alguna organización y además "se cayó su identidad más fuerte que era su intelectualidad”.  
 
"La academia y su intelectualidad eran sus fuertes, pero se cayó después que admitió que no era licenciado. Queda claro ante el país que en su pose académica era un impostor, entonces es razonable que no tenga apoyo ciudadano”, manifestó.
García Linera es favorito para suceder  a Evo Morales sobre el canciller David Choquehuanca.
 
ESCENARIO DE UNA SEGUNDA VUELTA
La norma electoral boliviana establece que el Presidente debe ganar con el 51% más uno o tener 10 puntos porcentuales de diferencia con el segundo, de lo contrario habrá una segunda vuelta.
 
PUNTO DE VISTA
Erika Brockmann  Analista política

La clave estará en los votantes "ningunistas”

 

Se parte del supuesto de que Álvaro García Linera (AGL) sería el candidato presidencial del MAS, ante la imposibilidad de habilitar (a cualquier costo)  a Evo Morales, impedido constitucionalmente para  hacerlo.
Tres datos llaman la atención. El primero, que el voto sólido y seguro a favor de AGL oscilaría entre un 29 y 33 por ciento  invariable. En este escenario, las primarias del MAS debieran apuntalar a quien tenga la capacidad de remontar este tercio de leales al "proceso de cambio”.
El segundo dato confirma una tendencia a estas alturas irrefutable. Mesa sería el candidato que mayor capital electoral garantizaría a un bloque alternativo en una segunda vuelta. Comparativamente a otras opciones (Doria Medina y Costas ), Mesa reduciría de 28% a 22 el porcentaje de quienes votarían por "ninguno”, marcando una significativa distancia.
 El tercer dato tiene que ver con el 28 y 36 por ciento de encuestados que indican no preferir a  ninguna de las alternativas planteadas y que,  en el caso extremo, llegarían al 36% ante una eventual candidatura de Tuto Quiroga.  
En este segmento de votantes "ningunistas” radicaría la clave de una campaña exitosa a favor de un bloque alternativo. ¿Se trata de los votantes más pragmáticos y volubles en su preferencia electoral?, ¿cuáles sus motivaciones? ¿Cuán influenciables son a la propaganda oficial y a la reciente arremetida contra opositores lanzada por AGL?, ¿se trata de los escépticos y desencantados, de los que esperan "otro Mesías”?,  ¿de los embroncados y anti políticos? ¡Ojo!, será urgente hacer una radiografía de este grupo. Paradójicamente, de este "tercio” dependería  "sin querer queriendo”  la perpetuación del MAS en el poder  y la legitimación de una nueva candidatura presidencial.   


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

119
12