Anuario 2016 de Página Siete

Zika, el virus que se expande y se ensaña con recién nacidos

El mal asintomático se transmite por la picadura del aedes aegipti y por vía sexual. Después de nueve meses del primer caso en Bolivia, ya se reportan 11 bebés con enfermedades congénitas.
lunes, 19 de diciembre de 2016 · 00:00
Verónica Zapana S Periodista
 
El primer caso de zika en Bolivia se reportó el 6 de enero. Asintomática y aparentemente leve, la enfermedad sacó sus garras  meses después. Desde el 1 de noviembre se confirmaron en el país 11 casos de microcefalia  en recién nacidos  y uno de síndrome de Guillaín-Barré, todos asociados al nuevo virus. 

El zika se transmite mediante la picadura del mosquito aedes aegypti  (que también es el vector del dengue, la chikungunya o  la fiebre amarilla, entre otras enfermedades)  y -hecho  descubierto también este año- por vía sexual. En Bolivia el zika se asentó  en Santa Cruz,   donde hasta el momento afectó a   143 personas; 57 de ellas son  gestantes que se encuentran bajo observación. 

La enfermedad   es considerada por la   Organización Mundial de la Salud (OMS) como "un problema muy importante  a largo término”. Y es que el virus  está relacionado con afecciones genéticas como la microcefalia  (que impide el desarrollo del cerebro, lo que causa discapacidades intelectuales o físicas) y el síndrome de Guillaín-Barré (que ocasiona inflamación de los nervios, extrema debilidad muscular y parálisis).

El inicio de la epidemia

El zika debe su nombre al bosque de Uganda  donde se presentó el virus por primera vez hace siete décadas. Durante medio siglo, se documentaron sólo casos aislados de transmisión del virus en humanos en África o Asia. La situación cambió en  2015, cuando el país vecino  de Brasil registró en Bahía el brote de una enfermedad "que no se conocía” y que pronto se identificó como zika.

 Rápidamente el virus se expandió por  los países de las Américas y de Europa. Inicialmente fue calificado como  poco agresivo, pero pronto se estableció su relación con otras afecciones.  Actualmente Brasil reporta más de 1,6 millones de casos de zika,   2.000 bebés nacidos con   microcefalia y otros 3.000 en estudio.  

El 7 de mayo de 2015    la OMS   emitió  una alerta epidemiológica mundial por la proliferación de la enfermedad. El 1 de diciembre lanzó la alerta sanitaria por la relación entre el virus con malformaciones congénitas.

El zika llegó a Bolivia el  6 de enero. Una mujer de 58 años que viajó a Brasil importó  el virus a la región cruceña de Portachuelo.  Una semana después  se reportó el primer caso autóctono del mal en la misma población.

En febrero,  la OMS declaró    emergencia sanitaria global por el zika. El pasado  18 de noviembre levantó esa medida para considerar al virus  como  "un problema muy importante a largo término”.

En Bolivia,  el Gobierno   emitió en febrero el Decreto Supremo 2670 para  combatir al mosquito transmisor y mitigar el  riesgo de  un brote de zika, pero también de dengue y  chikungunya. Entonces no se sabía que el virus se transmitía también por vía sexual.

El virus silencioso

El vector del  zika -el aedes aegypti-   habita en lugares ubicados a una altura menor a 2.200 metros sobre el nivel del mar (msnm) como Santa Cruz, Pando, Beni y norte de La Paz. Sin embargo, a consecuencia del cambio climático  el  mosquito se fue adaptando hasta a   2.600 msnm, por lo que se lo encuentra en valles como Cochabamba y Tarija. 

El zika es casi siempre asintomático y esa característica es la principal causa de su expansión por vía sexual.  "El 80% de los casos  no registran síntomas”, informó el jefe de la unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Rodolfo Rocabado.

El virus  también se transmite  por  vía vertical, de la madre al niño, durante los tres primeros meses de gestación, razón por la que los niños presentan microcefalia. Por esa razón, el Ministerio de Salud sugirió a las mujeres   de  zonas endémicas esperar dos años antes de  encargar un bebé.

Muchas embarazadas desconocen que contrajeron zika porque apenas  presentaron  fiebre o salpullido. A veces la enfermedad se manifiesta con  conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas.

Las consecuencias en bebés

En Bolivia el zika se asentó  en Santa Cruz,   donde ya afectó a   143 personas; 57 de ellas son  gestantes que son evaluadas  después de que se confirmara el nacimiento de    10 niños con microcefalia asociada al virus.

    "El undécimo nacimiento que dio positivo a zika se trata de un varón con malformaciones genéticas. Es el primero que registramos de esa naturaleza”, informó el jefe de la unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES) Santa Cruz, Roberto Tórrez.

Al pequeño le diagnosticaron "artroritrosis o alteraciones óseo-musculares; es decir,  deformidades  en las articulaciones”, complementó.  La madre contrajo el zika en el primer trimestre de gestación  pero no se dio cuenta. No acudió al médico y tampoco realizó sus controles.

El bebé no presenta microcefalia pero sí otras afecciones. "Su cerebro está aparentemente bien, pero tendrá problemas en los huesos y necesitará fisioterapia por el resto de su vida”, dijo Tórrez.  Reiteró que este caso "raro” lleva a realizar más estudios de las consecuencias del zika.

Recomendó que  las embarazadas se protejan del virus y se realicen estudios. Aseguró que actualmente ya no se requiere de exámenes de laboratorio para detectar al zika. "Llegaron expertos de la OMS de Brasil para identificar la enfermedad de forma clínica. Ahora todos los médicos están preparados para ello”.

Tórrez afirmó que los 11 casos de  enfermedades congénitas y el de Guillaín-Barré  reportados eran previsibles. "Estamos viendo el efecto del brote. Esperábamos que se registren  enfermedades congénitas en este periodo, porque ya se cumplen nueve meses de la  epidemia”, dijo.

 

 

Un decreto supremo para evitar la proliferación del mosquito transmisor

El Gobierno emitió el Decreto Supremo 2670  que establece que los municipios deben elaborar en planes para eliminar al vector y así evitar la proliferación del dengue, chikungunya y zika.

Para evitar la proliferación del virus del zika    es necesario cambiar los hábitos de higiene  y   eliminar criaderos del mosquito aedes aegypti, sugiere el jefe de la unidad de Epidemiología  del Ministerio de Salud, Rodolfo Rocabado.

"Debido a que el principal transmisor del virus es el aedes  aegypti, la gente debe cambiar sus hábitos de limpieza y eliminar los criaderos”, destacó el experto.

El mosquito es "limpio”, por lo que coloca sus huevos en agua clara. Por eso, Rocabado pidió a la población-especialmente la de zonas endémicas- que evite tener floreros, llantas viejas e incluso tapas pequeñas con agua.

"Esos son los principales espacios para que los mosquitos coloquen sus huevos. Después de tres días, éstos se convierten en larvas y luego en mosquitos”, explicó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este insecto, de color oscuro y manchas plateadas que mide siete centímetros, utiliza como criaderos espacios reducidos, tanto naturales como artificiales.

"Los municipios endémicos del mosquito deberían tener  un vertedero de  basura y agua potable permanentemente”, dijo Rocabado.
 
 
 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1