“De qué nos sirve tener el agua si no hay a quién entregarla”

jueves, 26 de mayo de 2016 · 00:00
Manuel Filomeno /  Enviado especial a  Cochabamba
 
El presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, sostuvo que la segunda fase del Proyecto Múltiple Misicuni presenta  un 80% de avance. Se espera que las obras finalicen en los próximos meses. 
 
Sin embargo, el ejecutivo de la empresa estatal  reconoció que hay problemas sobre las redes para transportar el líquido. "Las redes de agua potable y alcantarillado de Cochabamba no están listas. Son muy antiguas y se encuentran en mal estado. En los otros municipios la situación es la misma”, explicó.  
 
Alvarado conversó con Página Siete sobre los avances de la segunda fase del Proyecto Múltiple  Misicuni, de los problemas   que la obra atravesó debido a la resolución del contrato con el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni (CHM)  y la contratación de la firma china CAMC, entre otros detalles. 
 
¿Cuánto le  ha costado Misicuni al Estado  desde que se puso la primera piedra en la represa?
La construcción del túnel ha costado 80 millones de dólares, mientras que la presa va a costar aproximadamente 125 millones de dólares. Estamos hablando de 205 millones de dólares, eso es lo que ha costado el proyecto hasta el momento.  
 
Para la construcción de la tercera etapa se necesitan aproximadamente 140 millones de dólares.
 
Respecto al Consorcio Hidroeléctrico (quienes ejecutaron una primera parte de la segunda fase  del proyecto)
 
¿cuál ha sido el daño económico que se ha causado  al Estado?
El daño económico aún queda por definirse en el proceso que se lleva  a cabo. Sin embargo, la Contraloría ha establecido un daño económico de 23 millones de dólares, pero nosotros consideramos que este daño es mayor.
Más allá de esto, existen gastos no tangibles, como el hecho de  no disponer de agua hace dos años. Esto ha acarreado costos sociales que quizás no se perciban a simple vista.
 
¿Se ha  cobrado las boletas de garantía por el incumplimiento del Consorcio Hidroeléctrico?
Sí, se han ejecutado las boletas de garantía, una por incumplimiento de contrato, por un monto de 6,5 millones de dólares, pagados por la aseguradora Credinform; la segunda boleta, de buen uso del anticipo, se ejecutó por el monto de ocho millones de dólares, ambas boletas se han pagado al 100%.
 
¿Cuáles han sido los avances en el proceso contra Martín Rovira y los demás implicados en el caso?
En este momento el juicio está en manos de la jueza anticorrupción de Cochabamba Sara Céspedes, lastimosamente, este proceso está paralizado por una falta de decisión de la jueza desde hace cuatro meses. 
 
Pero  nosotros ya hemos iniciado la anotación  preventiva de los bienes del señor Rovira y de Raúl Nemtala, socios de la empresa boliviana y representantes del consorcio. 
 
Sobre la contratación de CAMC, ¿por qué se elige a la empresa china sobre otras con mayor experiencia como Dell’Acqua-Migema?
Esa es una información errónea. Nosotros hemos calificado la  experiencia general y específica de CAMC, y de los profesionales que presentó la empresa. 
 
Tenemos toda la documentación del proceso de contratación en la cual se muestra cómo CAMC  ha cumplido con esas exigencias y  Dell’Acqua- Migema no. Específicamente  en el tema de la experiencia de los profesionales. El personal que presentaron  no tenía   la experiencia general y los montos de ejecuciones que presentaron   no sumaban a los requeridos en los DBC (Documentos Base de Contratación).
 
Una vez adjudicado el contrato a CAMC, ésta debía presentar sus papeles en orden en un tiempo establecido.
 
Sin embargo, se le otorgó una prórroga, ¿cómo y por qué?
Contractualmente es algo que se puede hacer, la norma lo permite.   La firma china presentó los documentos (fotocopias) solicitados en plazo, pero cuando se pidieron los originales para contrastarlos, la empresa realizó la solicitud de ampliación para legalizarlos. Se le concedió la prórroga tomando en cuenta la dificultad que suponía que los documentos lleguen legalizados desde China hasta Bolivia. 
 
Cualquier otra empresa que se encuentre en un proceso de contratación podría haber hecho lo mismo. No ha sido una ventaja que le hemos dado a CAMC. Eso estaba establecido en el Documento Base y se encuentra estipulado en nuestras normativas, en ningún caso se trata de una ventaja hacia la empresa china.
 
Sobre los técnicos de CAMC, ¿están todos calificados para la construcción de la represa? Nos han llegado denuncias de que esto no sería así, ¿se ha cambiado personal? 
Cuando se presenta propuesta,  se presentan profesionales que tienen un currículo, acompañados de declaraciones juradas que certifican la experiencia estipulada en esos documentos.
 
Ha habido dos cambios, uno se dio por enfermedad: se presentaron los certificados médicos y se  reemplazó al funcionario por otro de un nivel superior; en  el otro caso  se cobró la multa y se hizo el cambio,  también haciendo una calificación y reemplazándolo por un técnico de nivel superior.
 
También se denunció que CAMC habría incumplido con algunas obligaciones laborales, ¿esto es cierto? ¿Están al tanto de estas denuncias? 
 
No ha habido incumplimiento de las obligaciones laborales, en general el problema que tenemos constantemente son exigencias desmedidas por parte de los trabajadores.  Otras diferencias entre los trabajadores chinos y bolivianos han sido más que todo culturales y eso no ha acarreado ningún problema, sólo fricciones que son rápidamente subsanadas.

¿En qué estado estaba la construcción de la represa cuando se resolvió el contrato con el Consorcio Hidroeléctrico?
La obra tenía un avance del 53% en el cuerpo principal de represa. La cara de roca estaba en un 90% de avance, pero no se había empezado aún la cara de concreto; no se había empezado con las construcciones civiles en los túneles. Todo eso en casi cuatro años en los que trabajó el consorcio.
 
¿A qué parte de Cochabamba dota de agua Misicuni? 
Las aguas que entrega Misicuni a Semapa van principalmente a Cala Cala, un promedio de siete millones de metros cúbicos de agua al año, que representan cerca de un 20% de toda el agua distribuye  Semapa. 
 
¿Cuál es el avance actual de los trabajos  en la represa?
El avance de la obra (en esta segunda fase) se encuentra en un 80%  y hasta abril del próximo año estaremos en condiciones de entregar agua para la generación de electricidad y posteriormente para riego y consumo humano.
 
¿Cochabamba está preparada para recibir agua en cantidades como las que promete Misicuni, considerando la antigüedad de las redes de distribución del casco viejo? 
Las redes de agua potable y alcantarillado de Cochabamba no están listas. Son muy antiguas y se encuentran en mal estado. En los otros municipios la situación es la misma, aún falta que ellos inviertan en infraestructura para poder aguantar el caudal que les vamos a entregar, así que de qué  nos sirve tener el agua si no tenemos a quién entregarla.
 
HOJA DE VIDA
  • Cargos Jorge Alvarado se ha desempeñado como  presidente de YPFB y  embajador de Bolivia en Venezuela, y también diputado por el MAS.
  • Gestión Alvarado fue designado presidente de la Empresa Misicuni en Agosto de 2013 en reemplazo de Ramiro Sainz, quien fue presidente ocho años. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
8

Comentarios