Sociedad civil pide respuesta ante el dolor

viernes, 24 de junio de 2016 · 00:00
AFP /Villavicencio, Colombia

  Dora recuperó los restos de su esposo, pero aún no encuentra a su hijo, uno de las decenas de miles de personas con paradero desconocido en Colombia, llaga abierta tras más de medio siglo de un terrible  conflicto armado. 
"Uno vive con la pensadera de si estará vivo, si lo están torturando, si está comiendo bien”, dice a la AFP Dora González, quien el 17 de diciembre pasado recibió a su marido en Villavicencio (Meta), después de buscarlo durante casi una década. 

"Horrible, horrible, horrible mirar los huesitos, le miré la cabecita, donde le pegaron el tiro, mirar todos sus huesitos ahí ya oscuros. Esto es terrible,  muy duro”, cuenta   mientras esta mujer de 54 años intenta contener las lágrimas. 
La Fiscalía sacó el cuerpo de su marido, Carlos Hernández, de uno de los cinco cementerios priorizados en un acuerdo entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Únicamente  en esos cinco camposantos en los Llanos Orientales, zona histórica de influencia de las FARC, se localizaron más de 2.300 sepultados sin identificar, la décima parte de los que hay en todos los cementerios del país. 

De ellos, la Fiscalía encontró más de 6.500 y entregado 3.100, según datos oficiales. Pero para Colombia, esta sigue siendo una asignatura pendiente, terrible y devastadora.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios