Lidia Huayllas, la escaladora en la cima

Es una de las 16 mujeres de pollera que con aguayo en la espalda hicieron cumbre en el Huayna Potosí, Parinacota y el Illimani.
sábado, 16 de julio de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia  /  La Paz 

El 16 de diciembre de 2015 cinco mujeres de pollera emprendieron la escalada al Huayna Potosí. Al anochecer,  otras seis las alcanzaron en el refugio ubicado a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Al día siguiente, las 11 flamearon la bandera boliviana en la cumbre donde el viento sacudía sus polleras llenándolas de nieve.
 
Meses después, 16 cholitas conquistaron el Illimani.

 El próximo septiembre, Lidia Huayllas, una de las 16 escaladoras de pollera, cumplirá  50 años, aunque por su fuerza y su rostro alegre  aparenta  muchos menos. En su medio siglo de vida ha disfrutado la sensación de haber conquistado el cielo y en él, derribado los prejuicios. 

"De la noche a la mañana con las esposas de los guías se nos ha ocurrido subir. ¿Si ellos suben por qué nosotras no? ese era nuestro impulso”, relata Lidia mientras se coloca su equipo de escaladora  para que le tomen unas fotografías.

Cuando era más  joven su anhelo era ser periodista o presentadora de televisión, "pero jamás  había pensado en ser escaladora”. Su travesía hacia los nevados empezó  junto a su esposo -Eulalio Gonzales-, experimentado guía de alta montaña,   a quien conoció un martes de ch’alla  hace 35 años. Desde que se casó, acompaña a Eulalio en sus ascensos  turísticos, como lo hacen las esposas e hijas de los guías. Ellas se han convertido en las cholitas montañistas de los Andes.   

Sus dos hijas crecieron en medio de la nieve y actualmente  la  mayor -Suibel Gonzales-    es  parte  de las escaladoras.  A ella le ha heredado    no sólo el gusto por la montaña, sino también las polleras, que Lidia siempre consideró una ventaja,   pese a la discriminación que campeaba hasta hace algunas décadas.

 "Todavía hay un poco de discriminación, pero hemos demostrado que podemos. Por eso  no nos hemos sacado  nuestra vestimenta para hacer cumbre. Hemos mantenido las polleras y el toque de llevar cargados los aguayos”, sostiene.

     Al grupo de andinistas también la unen los lazos familiares. La cuñada de su esposo  -Dora Maguey- es otra de las pioneras que soñaron con llegar a la cima de los  nevados del país para demostrar la capacidad y empuje de las cholas paceñas.  Entre las jóvenes está Analía Gonzales, hija de Dora y sobrina de Lidia.  

Analía tiene 30 años, estudia Turismo y también luce orgullosa sus polleras. Practica esquí desde los 14 años. Calcula que en cada ascenso cada escaladora carga hasta 40 kilos,  entre el equipo y las polleras. "Son las polleras, las botas plásticas, el grampón, el arnez, las cuerdas y otras cosas. Por eso tratamos de aligerar el peso y una solución es mantener nuestro  aguayo”, detalla con la seguridad de un experto.

La joven sostiene que la fuerza es la marca de su madre y su tía. "Son mujeres muy fuertes en todo aspecto porque  subir requiere de mucho esfuerzo físico y también carácter. Este reto es su orgullo porque nunca nadie les ha dado la oportunidad de llegar a la cima,  iban  a la montaña sólo cocinar, a atender a los turistas y a sus esposos. Ha sido su iniciativa y  han dado  todo de sí”, sostiene airosa. 

En su escalada al Huayna Potosí, Analía comprendió la pasión de conquista que impulsó a Lidia a subir a la montaña. Entendió también la esencia luchadora de la mujer de pollera encarnada en su madre.

   "Hubo un momento en que ya no podía y quería retornar y se lo dije a mi mamá. Ella me respondió: ‘Cómo vas a retroceder, querer es poder ¡vamos!’. No me arrepiento de haberla seguido”, asegura. 

 Desde el momento  en que "de la noche a la mañana” Lidia retó a sus compañeras a subir a la cima nunca  dudó de sí misma, de ellas o del valor de sus polleras. "Al llegar mi esposo me dijo ‘pensé que no ibas a poder y lo hiciste’. Abrazados lloramos  en la cima. En ese momento vimos pasar un avión por  abajo y nosotras estábamos más arriba. Ver eso es como conquistar el cielo y demostrar que con polleras y todo lo logramos”, enfatiza con los ojos grandes y  la voz fuerte.
 
Hoja de Vida
 
  • Nacimiento Lidia Huayllas nació en septiembre de 1966. Actualmente tiene 49 años de edad. Esta casada y es madre de dos hijas.
  •  Carrera   Empezó como cocinera de los turistas. El 2015 conquistó la cima del Huaya Potosí y luego las del Parinacota y del  Illimani.
7
2

Comentarios