El Estado goza de menos confianza que en 2005

Los medios de comunicación gozan de una mayor confianza

Para legisladores del oficialismo y la oposición, la desconfianza en el Estado se debe a los casos de corrupción. Recomiendan realizar cambios profundos.
domingo, 25 de septiembre de 2016 · 00:19
Beatriz Layme  / La Paz
 
Después de una década de gobierno de Evo Morales, un 42% de los consultados por Mercados y Muestras para Página Siete considera  que el Estado es menos confiable que antes de  2005. 
 
Sin embargo, un 27% cree que el Estado es más confiable, mientras que un 22% sostiene que el Estado es  igual de confiable que antes de 2005, cuando gobernaban partidos de derecha.
 
Para el senador René Joaquino (MAS), el alto porcentaje de desconfianza en el Estado se debe a los casos de corrupción,  como el millonario desfalco en el Fondo Indígena y a otros sucesos, como la movilización de los cooperativistas mineros que dejó un saldo de seis personas muertas, que "han lastimado” a la población.
 
Según Joaquino, la percepción negativa se revertirá "cuando se registren cambios importantes”;  mientras no ocurra aquello, incluso ascenderá el porcentaje.
 
Pero a criterio del jefe de bancada de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, la desconfianza es mayor porque hay una "cacería de brujas” contra aquellos que emiten criterios contrarios al Gobierno actual.   
 
 "Al medio de comunicación que no informa como quiere el Gobierno lo persiguen, al legislador que denuncia algo y no le gusta al Gobierno lo persiguen; esto muestra que estamos en un país donde la política se maneja a sopapos y eso no es correcto”, afirmó el senador Murillo.
 
El diputado Rafael Quispe, de UD, señaló que el escepticismo de la gente en el Estado se debe a que "este Gobierno montó un aparato de comunicación buscando someter a la población con mentiras” y como un ejemplo señaló el caso de Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales y exgerente comercial de la empresa estatal china CAMC, que se adjudicó millonarios contratos del Estado. 
 
Por este caso, dijo Quispe, "el mismo presidente Morales confirmó que Zapata fue su pareja y que con ella tuvo un hijo, pero que falleció a los pocos días de nacido. Ahora, con  poco marketing, afirma  que no hubo ningún hijo,  que el Presidente fue  calumniado. Hasta atacaron a la prensa diciendo que son un ‘cártel de la mentira’”.
 
 El senador Omar Aguilar (MAS) expresó su desacuerdo con el 42% que desconfía del Estado. Admitir este resultado -afirmó- "sería descartar todos los avances que se registró en estos más de 10 años de gobierno del presidente Morales”.   
 
Confianza en la prensa
 
Según los resultados de la encuesta que realizó Mercados y Muestras para Página Siete, la población tiene más confianza  en los medios de comunicación,  en los alcaldes y en los gobernadores.    
 
Ese hecho, para el senador Joaquino, se debe a que los medios de comunicación "lo único que hacen es mostrar lo que sucede en la realidad, ya que el ciudadano tiene la responsabilidad de interpretar, valorar la información. Los medios cumplen una alta función social y eso le genera una percepción positiva; si no hubieran los medios de comunicación, estuviéramos viviendo tiempos de oscurantismo. Por eso gozan de credibilidad”.
 
Las organizaciones sociales son las que menos confianza tienen de la población.
 
El senador Aguilar señaló que el caso del Fondo Indígena provocó un desprestigio a las organizaciones sociales cuando los verdaderos responsables son algunos de sus dirigentes.     
 
 
Punto de vista
Fabricio Mariaca, Cientista político
Desconfianza por el rol de la justicia y  la Policía  
 
Esto tiene que ver con tres elementos de la evaluación que hace la ciudadanía. Un tema es la justicia que  sistemáticamente ha sido cuestionada desde diferentes ámbitos, tanto desde la oposición como del oficialismo, pero con mayor intensidad desde la oposición. 
 
El otro tema tiene que ver con el rol de la Policía boliviana. Estudios recientes han reflejado que el 90% de los casos o hechos delictivos no son denunciados, este porcentaje se lo denomina cifra negra debido a que la gente no reporta los hechos delictivos porque no tiene confianza en la Policía o porque tiene cierta conciencia de que no va resolver su problema realizando la denuncia. A ello se suma la inseguridad jurídica en Bolivia.
 
Sin duda, estos tres elementos han sido afectados por el accionar gubernamental, que ha repercutido estos años y, por eso, un 42% señala que no hay confianza en el Estado.
 
Sin embargo, otro aspecto, u otra perspectiva, está en la capacidad del Estado de  satisfacer las necesidades que puede tener la población. En este último tiempo existe una desaceleración económica que está dejando una sensación de menor capacidad del Estado de responder a estas  necesidades.
 
La confianza en el Estado tiene que ver, en primer lugar,  con la legitimidad. En ese marco, ese 42% seguramente considera que el Estado no es legítimo por temas estructurales.
 
En ese sentido se tienen que realizar reformas estructurales en la justicia y otros. Además, se debe lograr satisfacer las necesidades de la población.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

77
19