Renace Colombia

El momento cumbre vino cuando Timochenko pidió perdón. Asistieron al acto presidentes de la región. También estaban líderes de organismos internacionales.
martes, 27 de septiembre de 2016 · 01:35
AFP  / Cartagena

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de la guerrilla FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), firmaron ayer en la caribeña Cartagena un histórico acuerdo de paz para acabar con 52 años de confrontación armada. 

En una ceremonia solemne, frente a 15 jefes de Estado y otros 2.500 invitados, el mandatario colombiano y el líder rebelde rubricaron con un "balígrafo” (una bala reconvertida en bolígrafo) el pacto de paz, que para entrar en vigor deberá ser ratificado por los colombianos en las urnas el próximo domingo. 

Entre la audiencia en la explanada frente al Palacio de Convenciones, teñida absolutamente de blanco, había unas 250 víctimas que escucharán a continuación a Santos y Londoño, enemigos por décadas, que lograron lo que parecía imposible. 

Un gran paso hacia el final del conflicto armado en Colombia, en el que también actuaron otras guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, que dejó ocho millones de víctimas, entre ellas 260 mil muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados. 

La ciudad amurallada, resplandeciente bajo un sol inclemente, se vistió de gala para la ocasión, adornada con palomas de la paz con una cinta amarilla, azul y roja, colores de la bandera colombiana. Entre los dignatarios asistentes estaban el cubano Raúl Castro, anfitrión de las conversaciones auspiciadas también por Noruega, Venezuela y Chile; el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el rey emérito de España, Juan Carlos, y numerosos representantes de organismos internacionales.  Todos los invitados recibieron como obsequio una réplica del balígrafo usado para rubricar el acuerdo. 

El pacto

El pacto, un texto de 297 páginas que esencialmente busca cambiar "balas por votos”, promoviendo el desarme de la guerrilla y su transición a la vida política legal, fue alcanzado por las partes tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba. La jornada se inició con un homenaje a la fuerza pública, a quienes Santos agradeció "su sacrificio y su valor”. 

Luego, en la Iglesia de San Pedro Claver, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano y enviado del papa Francisco al acto, encabezó "una oración por la reconciliación de los colombianos”, que se replicó en todos los lugares de culto del país.

 En Bogotá, cientos de personas asisitían desde las 14:00 a un "concierto por la paz” en la céntrica plaza de Bolívar, desde donde siguieron la firma en pantalla gigante. 

Es un "acuerdo muy completo” e implementar lo negociado en reforma agraria, lucha contra el narcotráfico, inclusión de los exguerrilleros en procesos políticos, y aplicación de la justicia transicional, requerirá "mucho liderazgo”, estimó el canciller noruego, Borge Brende, en entrevista con AFP. 

El pacto fue ratificado el viernes pasado por las FARC, nacidas de una sublevación campesina en 1964 y actualmente con unos 7.000 combatientes, al cabo de una inédita conferencia guerrillera con aval del gobierno y abierta a la prensa en El Diamante, un remoto paraje del sur del país.

Cadena humana en contra

Para entrar en vigor, el acuerdo debe ser aprobado en un plebiscito convocado para el domingo 2 de octubre, que según las últimas encuestas será favorable al Sí. 

Lo negociado con las FARC es fuertemente criticado por la oposición liderada por el expresidente Álvaro Uribe, quien ayer acompañaba en Cartagena una cadena humana de rechazo a la firma. 
La paz en Colombia no estará completa mientras siga activo el Ejército de Liberación Nacional (ELN), también alzado en armas desde 1964. Esta guerrilla guevarista y el Gobierno anunciaron en marzo su intención de instalar una mesa formal de diálogos similar a la de las FARC, que aún no se ha concretado ante la reticencia del grupo armado a abandonar el secuestro, una condición impuesta por Santos. 

El ELN anunció una tregua unilateral, vigente del 30 de septiembre al 5 de octubre, para "facilitar la participación” ciudadana en el plebiscito. "Un gesto positivo”, según el Gobierno.

Unión Europea

Horas antes de la firma de la paz, la  Unión Europea decidió "suspender” a la guerrilla FARC de su lista de grupos terroristas, una primera medida de los 28 para apoyar a Colombia en el periodo iniciado el lunes con la firma de los acuerdos de paz. "El Consejo de la Unión Europea ha decidido suspender a las FARC de la lista de organizaciones terroristas”, anunció la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. 

 

 

Los que asistieron a la firma de paz

Entre los presentes estuvieron el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el presidente de Ecuador, Rafael Correa; el Secretario General de la OEA, Ban Ki-moon; el primer mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto; el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski; el rey emérito de España, Juan Carlos; el presidente de Cuba, Raúl Castro; Mauricio Macri, presidente de Argentina, entre otras personalidades.

 

 

 Evo: "Tampoco somos metiches; no recibimos ninguna llamada”

 El presidente Evo Morales expresó ayer que le hubiera gustado asistir a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, pero que no recibió una invitación, ni una llamada telefónica. "Hoy Colombia un tema importante... Quiero aclarar ante la opinión pública, claro quién no quisiera participar; sin embargo, tampoco somos metiches, no hemos recibido ninguna llamada, invitación, sé que algunos presidentes están en el acto”, expresó Morales en el XII sesión de las seis federaciones del trópico en Cochabamba. 

"Son nuevos tiempos, Hnos. de las FARC. Es posible hacer revolución con voto no con balas, con conciencia del pueblo y no con armas de guerra”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter: @evoespueblo.

La Cancillería boliviana emitió un comunicado mediante el cual aclaró que el presidente Evo Morales no asistió al acto de firma del acuerdo de paz en Colombia debido a que no recibió una llamada del presidente de ese país, Juan Manuel Santos. 

"La Cancillería del Estado Plurinacional de Bolivia desea aclarar que a pesar de haber expresado el interés del Gobierno boliviano de participar en el acto histórico de la firma el Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, no se recibió la llamada del presidente Santos invitando al presidente Morales”, expresa el documento. 

Sin embargo, la embajadora de Colombia en Bolivia, Edith Andrade, informó que los presidentes de la región fueron invitados exclusivamente mediante conductos diplomáticos, es decir sin esquelas o llamadas telefónicas. "El director de la Cancillería colombiana reunió a todos los embajadores acreditados para invitarles”, dijo la diplomática.

 

 

Las  reacciones
  • OEA  "Hoy es un día que el mundo no olvidará. El Acuerdo de Paz en Colombia es un hito que aplaudimos todos los países del hemisferio y del mundo”, afirmó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.
  • Exrehén  "Es un momento extraordinario. Siento un alivio muy grande, como el final de una pesadilla. ¡Afortunadamente terminó!”, dijo Ingrid Betancourt, exrehén de esa guerrilla.
  • Ecuador  "La firma de la paz puede generar otra clase de problemas (en sus fronteras)”, dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa.
Santos dio a las FARC la bienvenida a la democracia 
 
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio  "la bienvenida a la democracia” a los miembros de las FARC, momentos después de rubricar el pacto de paz para poner fin a medio siglo de conflicto armado con esa guerrilla. 

"Miembros de las FARC, hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad, cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político sin armas, siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el acuerdo, como jefe de Estado de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia”, dijo Santos. 

"Cambiar las balas por los votos, las armas por las ideas, es la decisión más valiente y más inteligente que puede tomar cualquier grupo subversivo"”, agregó el mandatario, que se dirigió a los 2.500 asistentes al acto solemne en la ciudad caribeña de Cartagena. 

"Prefiero un acuerdo imperfecto que salve vidas a una guerra perfecta que siga sembrando muerte y dolor en nuestro país, en nuestras familias”, aseguró Santos al rendir homenaje a los ocho millones de víctimas del conflicto armado, en el que también han participado otras guerrillas, paramilitares y agentes estatales. 

El mandatario colombiano también reconoció que los representantes de las FARC "fueron dignos negociadores en la mesa de conversaciones”. "Trabajaron con seriedad y voluntad, sin las cuales hubiera sido imposible la paz”, dijo.

El líder de las FARC pidió perdón a  las víctimas
 
El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), pidió ayer  perdón a todas las víctimas del conflicto en Colombia, tras firmar el acuerdo de paz, y aseguró que la guerrilla "va hacia la política sin armas”. 2En nombre de las FARC-EP ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra”, dijo Londoño entre los vítores, aplausos y gritos de los 2.500 asistentes a la ceremonia solemne en la ciudad caribeña de Cartagena. 

Tras firmar el acuerdo, Timochenko leyó un discurso plagado de alusiones a la reconciliación nacional y a la justicia social, que terminó dando la bienvenida a "esta segunda oportunidad sobre la tierra”. "Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas, preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones”, agregó Timochenko, vestido de blanco, como todos los asistentes en la ceremonia a la que asistieron 15 jefes de Estado y otros 2.500 invitados. 

Timochenko,  jefe de las FARC desde 2011, agradeció a Santos "su probada voluntad por construir el acuerdo que hoy se firma” para lograr este tratado, que es "una victoria de la sociedad colombiana en su conjunto y de la comunidad internacional”. "Nuestro propósito de búsqueda de una salida política al desangre fratricida de la nación encontró en el presidente Juan Manuel Santos un valeroso interlocutor capaz de sortear con entereza las presiones y provocaciones de los sectores belicistas a él”, afirmó,


 
 
 
 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
80
5