Aniversario 7 años

Mafias y corrupción, mal diagnóstico para la CNS

En 2010, el Gobierno intervino la Caja tras una investigación de Página Siete que develó grupos criminales. Otro reportaje estableció que la CNS ahora enfrenta 1.000 procesos.
domingo, 23 de abril de 2017 · 00:00
Página Siete / La Paz

La Caja Nacional de Salud tuvo cinco gerentes en seis años y enfrenta más de 1.000 procesos por mala administración. Esa fue la última revelación de Página Siete  sobre el ente gestor. La primera -en 2010- develó la existencia de  grupos delincuenciales. Las investigaciones sobre corrupción   tanto en  la   CNS como en la Caja Petrolera han sido muchas en este medio. El diagnóstico: la seguridad social está a punto de colapsar.

"Mafias en CNS mataron a cuatro funcionarios” fue el titular de apertura de  Página Siete el 4 de mayo de 2010, diez días después de su fundación. La investigación -realizada durante un mes por el periodista Pablo Peralta M.- estableció la existencia de una organización criminal  al interior de la Caja Nacional de Salud. Esa mafia   estaba detrás de la muerte de cuatro personas que presuntamente investigaban actos de corrupción en esa entidad.
 
Después de esa publicación, el Gobierno reconoció  la existencia de  grupos criminales dentro de la CNS, y el Ministerio de Salud anunció una investigación. "Son mafias totalmente organizadas y, por supuesto, amerita una intervención rápida del Ministerio (de Salud) y del propio Estado”, dijo  la entonces ministra de Salud, Sonia Polo.
  
La investigación de 2010 estableció que el daño económico en la CNS ascendía a nueve millones de bolivianos. Para febrero de  2017, ese monto se había duplicado y el ente gestor afrontaba 1.000 procesos por mala administración, según reveló una investigación de la periodista Verónica Zapana S., quien desde 2011 hace seguimiento a la CNS.

En 2014, la COB presentó una carpeta con cientos de  denuncias de corrupción, nepotismo, maltrato  y tráfico de pacientes  en la institución. En dichos actos ilícitos  se implicó a varios dirigentes de Fensegural,  ejecutivos de la administración y a ejecutivos de la COB.
  
"La Caja Nacional es una institución que la creamos los trabajadores hace más de 60 años porque no teníamos un seguro de salud. Se creó con recursos propios lo que ambicionaron todos los gobiernos de turno, todos han metido su mano en esta institución, por eso desde siempre tropezó con diferentes falencias”, afirmó el secretario de Conflictos de la COB, Emilio Izquierdo.

 La injerencia política, la corrupción y las roscas internas  y externas socavan la Caja Nacional de Salud que tiene un ingreso mensual de 134.876.671   bolivianos, estableció a base de diversas fuentes el reportaje de Zapana, publicado en febrero pasado. Además, que en los últimos seis años la institución ha tenido cinco gerentes designados "unilateralmente” y que atraviesa   11 auditorías sobre licitaciones y nepotismo.

"En la CNS hay que hacer una auditoría profunda, caiga quien caiga, médicos o dirigentes adentro (a la cárcel) si están robando”, dijo el presidente Evo Morales. Sus palabras confirmaron la  necesidad de  transparentar  la situación del sistema de seguridad. 
 
CASO 5
 
El dato disparador lo dio el asesinato de un funcionario de la Caja Nacional de Salud, quien presuntamente fue aniquilado por indagar un caso de corrupción en 2010.   Los delincuentes habían escrito  en el pecho de aquella persona: "por cabrón, chau”.

Comenzó entonces una investigación de un mes a tiempo completo del periodista Pablo Peralta. El resultado fue el   reportaje "Mafias en CNS mataron a cuatro funcionarios”, que abrió  el periódico  Página Siete  el 4 de mayo de 2010 y derivó en una intervención del Ministerio de Salud al ente gestor. 

Fue también la primera de muchas investigaciones de Página Siete sobre el seguro de salud. En 2014, la periodista Verónica Zapana, a base de documentos de la Central Obrera Boliviana (COB), dio a conocer que sobre la CNS pesaban cientos de  denuncias de corrupción, nepotismo y maltrato a los pacientes. 

Zapana siguió de cerca los procesos a la Caja Nacional y una reciente investigación suya develó que pesan sobre la institución más de 1.000 procesos por mala administración. 

La crisis de la CNS se evidenció, el año pasado, a raíz del nombramiento del ingeniero  José Alfredo Jordán como gerente. La autoridad fue rechazada por los trabajadores  con los argumentos de que Jordán no es médico sino ingeniero comercial, que   había sido elegido "unilateralmente” por el Gobierno y que pesaban sobre él  denuncias de irregularidades durante su gestión en la Caja Petrolera de Salud.

Jordán respondió con denuncias, entre ellas la compra con sobreprecio del inmueble para un hospital    de Sucre. Página Siete aportó el dato de que pesan sobre la Caja 11 auditorías sobre licitaciones y nepotismo.

Crisis en la  CPS

"Una auditoría halla sobreprecio de Bs 200 millones en seis centros de la Caja Petrolera de Salud”, reveló el 2 de agosto de 2016 Página Siete gracia a una investigación de la periodista Verónica Zapana S.

 El reporte, a base de  una auditoría interna que había durado cinco meses, informó que la  CPS no había ejecutado "nada” de su presupuesto para infraestructura hasta el octavo mes del año pasado. Hasta entonces el daño económico ascendía a al menos un millón de dólares.

La auditoría fue instruida por Víctor Hugo Villegas, quien asumió la dirección  de la CPS el 30 de diciembre de 2015. Su antecesor, Jaime Santa Cruz, fue destituido por denuncias de corrupción.

Poco antes de la destitución, el diputado opositor Luis Felipe Dorado presentó denuncias contra Santa Cruz por supuestos sobreprecios en la compra de  la Clínica Suiza y de un terreno en el norte de la ciudad de  Santa Cruz, entre otras acusaciones.

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Henry Cabrera también presentó una querella contra Santa Cruz por los delitos de corrupción, ganancias ilícitas y daños al Estado. Entonces Cabrera aseguró que tenía pruebas para sustentar sus denuncias.  Dorado y Cabrera coincidían en sus acusaciones que el daño al Estado alcanzaba a 98 millones de bolivianos.

Con  procesos en su contra, la CPS  arrastra un largo conflicto entre sindicato y directivos.


 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

127
60