Pablo Escobar, el más grande de todos los caudillos

El volante paraguayo naturalizado boliviano nubló a todos los jugadores históricos del Tigre que hoy cumple 109 años de garra y pasión.
sábado, 8 de abril de 2017 · 00:00
Marco Mejía  / La Paz

Cuando Pablo Escobar llegó a The Strongest (2005), nadie se imaginaba que iba a ser el máximo referente que tiene el club en sus 109 años de vida institucional. Pese a que por el club pasaron legendarias figuras, los logros que ha conseguido el jugador con la divisa oro y negro no serán igualados en mucho tiempo.

A finales del siglo pasado, los hinchas atigrados seguían recordando al gran Luis Esteban Galarza, a Ricardo Fontana, a Luis Fernando Bastida o si iban más atrás aparecían las figuras de Max Ramírez, Rolando Vargas, Serapio Vega, Vicente Arraya o el  chato Eduardo Reyes Ortiz, que fue el primer emblema del Tigre; pero todos ellos quedaron "nublados” con el liderazgo y los números que empezó a marcar Escobar.

El paraguayo, que se naturalizó boliviano en 2008, llegó al fútbol boliviano en la temporada 2004, a filas de San José gracias a una recomendación de Carlos Ángel López a su "compadre” Fernando Salinas, que era DT de los Santos.

La cola que lucía Escobar y los goles que empezó a conquistar en San José, llamaron la atención de la dirigencia de Bolívar que se encontraba jugando la recordada Copa Sudamericana en la que salió segundo. El directivo Javier Ortuño le adelantó un dinero a Escobar antes de la conclusión del año y todo parecía encaminado para que el Pájaro luzca la divisa celeste.

The Strongest clasificó también a la Copa Libertadores de América de 2005 y estaban tras los pasos del 10. Sin embargo, el ex presidente Sergio Asbún sacó un as bajo la manga para voltear la negociación inicial que habían entablado los académicos, llamó a su amigo Francisco Rojas dirigente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, con el que habían hecho el pase de Oscar Sánchez a ese club y Escobar terminó firmando para el conjunto de Achumani ya que los derechos federativos del jugador aún eran de los jujeños.

En el Tigre

Escobar jugó todo 2005 en el Tigre y luego fue prestado a Cerro Porteño del Paraguay. Varios pensaron que ya no volvería al club, pero lo hizo para el 2007 y fue uno de los líderes del equipo Centenario en 2008. Luego de los festejos del Club, Escobar decidió marcharse al fútbol brasileño y por tres años estuvo en distintos clubes de ese país, hasta que llegó el retorno ansiado en julio de 2011 y desde ahí se convirtió en pieza clave para los cinco campeonatos que consiguió el club y las siete participaciones consecutivas en la Copa Libertadores, algo que no hizo  ningún club boliviano.

En enero de este año jugó en The Strongest ante el  uruguayo Montevideo  Wanderers su partido 41 en la Copa Libertadores de América, superando el récord que tenía Luis Galarza. También en la Copa Libertadores, Escobar es el máximo goleador del Tigre con 12 anotaciones y con posibilidades de ampliar ese registro.

El 12 de julio, Escobar cumplirá 39 años. Es el jugador más veterano en la edición 2017 de la Copa Libertadores y también tiene esa distinción en toda la historia de las eliminatorias de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), superando el registro anterior del colombiano Mario Yepes.

La edad no ha sido un obstáculo para el "patrón del bien” del conjunto stronguista que sigue teniendo objetivos antes de retirarse de la práctica activa. "Quiero retirarme en el Tigre”, dijo hace algunos meses, su deseo se hará realidad, aunque los hinchas no quieren ni pensar que llegue ese momento.

 

 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

152
52