Filipo pasó de la lucha sindical a la formación de dirigentes

Después de la Marcha por la Vida de 1986, Filipo se fue al Chapare a volcar su experiencia en la formación de cuadros sindicales.
jueves, 8 de junio de 2017 · 01:19
Página Siete  / La Paz

Una retrospectiva a la vida de Filemón Escóbar permite ver al personaje en diferentes facetas de la historia boliviana. Desde la resistencia a las dictaduras, la Marcha por la Vida y la formación ideológica para la construcción de un país unido en medio de su diversidad.

Uno de los momentos cruciales que le tocó vivir al histórico dirigente minero fue la Marcha por la Vida (1986), cuando ésta fue cercada por centenares de militares en Calamarca.

El gobierno de Víctor Paz Estenssoro decretó el tristemente célebre 21060, que significó una sentencia de muerte para la entonces Comibol. Frente a esa medida, los trabajadores del subsuelo deciden ir a pie desde Oruro hasta La Paz para evitar la muerte de la minería estatal que, paralelamente, fue golpeada entonces por la crisis internacional del precio del estaño.

Filemón era dirigente de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB). La marcha, a medida que se fue acercando a la sede del Gobierno, fue considerada como "política” por el Ejecutivo y entonces se tomó la decisión de militarizar Calamarca y no permitir el paso de los 8.000 trabajadores del subsuelo.

Las bases exigían romper el cerco militar a fuerza de la masa obrera, pero dirigentes como Escobar, Simón Reyes (secretario ejecutivo de la COB) y otros sabían que esa decisión dejaría centenares de obreros y amas de casa fallecidos.

Entonces los líderes tomaron una decisión política difícil por el que fueron criticados: volver a los distritos mineros con las manos vacías, pero así se evitó un baño de sangre. "Fue una decisión responsable”, dijo después el mentor de líderes como el presidente Evo Morales.

Con la relocalización, los mineros y sus familias dejaron los centros mineros y se fueron a regiones como el Chapare. Filipo también se fue para formar cuadros sindicales y mantener vivo el trabajo ideológico.

Óscar Olivera, uno de los dirigentes que lideró la llamada Guerra del Agua en Cochabamba, afirma que el otrora dirigente minero trasladó su experiencia al trópico de Cochabamba.

Asimismo, participó de la formación de dirigentes que posteriormente encabezaron luchas por causas como el agua y los recursos naturales.

El otrora dirigente de la FSTMB también incursionó en la política y llegó a ser diputado, senador y candidateó a la Presidencia de la República.

El líder sindicalista se forjó en sindicatos y en el trotskismo durante 40 años, y después de esa experiencia cuestionó la esencia de la izquierda en Bolivia.

Para él, la izquierda boliviana se caracterizó por copiar en la forma más ortodoxa las revoluciones internacionales, como la rusa, pues se intentó fundar un partido bolchevique, luego se quiso imitar a la revolución china y también se quiso emular la experiencia cubana.

Lo que no se comprendió, dijo, que el proletariado en Bolivia tiene origen en la civilización andina-amazónica, que hace fuerza por la complementariedad y no por la confrontación, como hace el actual gobierno del presidente Evo Morales.

Y esa fue la idea que planteó en varios de sus trabajos que resumen su pensamiento y propuestas para la concepción de un Estado fuerte a base del ayllu, una forma de organización indígena en la que prevalece la solidaridad y la complementariedad.

Su hijo, César, señala que este legado y el ejemplo de su padre deben marcan un norte para los actuales líderes y para las nuevas generaciones. 

Su resistencia a las dictaduras también están escritas en los registros históricos, su presencia en las marchas cocaleras y su respaldo a movilizaciones populares en defensa de los derechos.

 
Los 10 hitos de Filemón en la historia
1El dirigente minero encaró una lucha decisiva contra las dictaduras de Banzer y García Meza desde la dirigencia sindical arriesgando su vida. En varias entrevistas dijo que salvó el "pellejo” por la ayuda de sacerdotes extranjeros que trabajaban en las minas. 

2La Marcha por la Vida de 1986 fue uno de los momentos más críticos del dirigente, frente a la presión de las bases y el cerco militar del Gobierno decidió junto a dirigentes como Símón Reyes el repliegue de los trabajadores para evitar un baño de sangre.

3 Para su época fue uno de los dirigentes que articuló discursos y luchas contra la privatización de las minas, el 21060 y otras medidas antiobreras. Hay quienes critican sus vínculos con algunos partidos políticos conservadores.

4Como los mineros fueron relocalizados, se fueron masivamente a ciudades como Cochabamba, El Alto y la región del Chapare, Filipo se fue con ellos para trabajar en la formación de cuadros sindicales sólidos y tuvo resultados, uno de ellos es Evo Morales.

5Algunos dirigentes destacan la presencia del líder histórico en las marchas cocaleras hacia La Paz en contra de la erradicación forzosa y el permanente activismo en defensa de los recursos naturales y los derechos humanos. 

6 Filemón Escóbar no se quedó en el Chapare, su pensamiento y su energía llegaron hasta Cochabamba, donde junto a otras personalidades, como Raquel Gutiérrez, Álvaro García Linera y otros,  fundaron la Escuela Sindical Primero de Mayo. 

7 Inquieto, Filipo también formó parte de la organización y la movilización de la Guerra del Agua en la ciudad de Cochabamba el año 2000. También se desplazó a la ciudad de Oruro para el fortalecimiento de organizaciones sociales. 

8 Fue candidato a la vicepresidencia con Genaro Flores y también postulante a la Presidencia  de la República en las elecciones de 1985, y posteriormente se concentró en la fundación del instrumento político que luego se transformó en  MAS.

9 Fue diputado electo por Izquierda Unida (IU) y fue elegido en las elecciones de 1989 y también fue senador por Cochabamba por el MAS entre 2003 y 2004 y llegó a presidir la bancada de ese movimiento político en la Cámara de Senadores. 

10 El 2005 se divorció del Movimiento Al Socialismo por diferencias ideológicas con Evo Morales y se dedicó al trabajo ideológico y político. Escribió varios libros, como Testimonio de un militante obrero, La tesis de Catavi y De la revolución al Pachakuti.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

111
50