Busch, ser humano antes que héroe

El héroe de la guerra del Chaco odia y ama con la misma intensidad, se apasiona con el futuro de la patria y no tolera la incomprensión.
viernes, 4 de agosto de 2017 · 00:00

Mery Vaca  / La Paz

Dos disparos al amanecer, el más reciente libro del escritor y periodista Robert Brockmann, ha visto la luz bendecido por la polémica. Familiares paternos de su personaje central han discrepado públicamente sobre dos aspectos de la historia: el lugar de nacimiento y el motivo de la muerte del expresidente y héroe de la guerra del chaco, Germán Busch.

La polémica, además de enriquecer el debate sobre un personaje crucial de nuestra historia del siglo XX, aumenta el interés en el libro y sólo puede ser motivo de congratulación para el autor.

Si nació en Santa Cruz o en Beni no debería ser motivo de disputa regional porque Busch es un  hombre recordado como un gran boliviano, más allá del apelativo "camba” con el que era conocido.

Si se suicidó o lo mataron es una vieja polémica que radica en las rencillas familiares del padre y de la esposa de Busch, más que en los hechos históricos que el país quiere y debe recordar.

Los relatos históricos de Brockmann tienen tres marcadas características difíciles de encontrar en otros escritores, al menos de manera conjunta: el cuidado en el manejo de las fuentes, la redacción periodística en género de crónica y la descripción de sus personajes como seres humanos, antes que como héroes o villanos. Los lectores ya nos deleitamos con ese estilo en El general y sus presidentes y en  Tan lejos del mar, las dos obras que nacieron antes de Dos disparos al amanecer. 

En cuanto a las fuentes, Brockmann recurre a entrevistas directas con familiares de sus personajes, a cartas, a decretos, a cables que enviaban embajadores de la época a Alemania y a Estados Unidos, además de una infinidad de libros históricos sobre el tema que le tocó investigar. 

En el caso de Busch, luego de indagar todos los lados de la historia, toma una posición respecto al lugar de nacimiento (Beni) y el motivo de la muerte (el suicidio), sin embargo, con la  honestidad intelectual que le caracteriza, no deja de exponer las otras versiones de la historia. Para decirlo de otro modo, es un periodista que cuenta la parte y la contraparte, pero se decanta por un enfoque y un titular.

En la polémica con la familia de Busch en El Deber radio, Brockmann admitió que debió acercarse más a los parientes paternos, sin embargo, argumentó que ese lado del árbol genealógico estuvo ausente de la vida de Busch desde su nacimiento hasta que éste fue poderoso. Y, respecto al nacimiento en territorio beniano, se basó en los relatos de Raquel Carmona, la madre de Busch, porque "una mujer sabe dónde ha parido a sus hijos”.

Respecto al uso de la crónica en la redacción, lo único que hay que decir es que si en ese género se enseñara historia en los colegios del país, tal vez la ignorancia no estaría tan extendida y nuestros gobernantes no repetirían con tanta frecuencia errores del pasado. 

Y, finalmente, la descripción de los personajes históricos como seres humanos hace que los libros de Brockmann, una vez que caen en nuestras manos, se queden ahí hasta saciar la curiosidad en el desenlace.

Busch, que para los textos escolares es el héroe de la guerra del Chaco que sentó las bases del nacionalismo revolucionario, en Dos disparos al amanecer, es un ser humano que ama y odia con la misma intensidad, que no duda en fusilar a sus enemigos, que se atreve a ponerle puñetes encima a Alcides Arguedas, que censura a la prensa, que se apasiona con el futuro de la patria y que no puede tolerar la incomprensión de quienes ven en él a un ser incapaz y que, entonces, se suicida.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
63
1