Mariano Baptista Gumucio, el guardián de la cultura

El historiador, periodista e intelectual recibirá el Premio a la Trayectoria de la FIL paceña.
viernes, 04 de agosto de 2017 · 00:00
 Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / La Paz

 "Poníamos aguayos con libros en El Prado”. Así recordó el historiador cochabambino Mariano Baptista Gumucio los años en los que, junto al poeta cruceño Neftalí Morón de los Robles y el escritor paceño Raúl Botelho Gosálvez, organizaba una feria en pleno centro paceño. Entonces La Paz no tenía un evento como la Feria Internacional del Libro (FIL). "Es un buen impulso para que el público se acerque a los autores y los conozca; y, para que se vendan los libros”, afirmó al resaltar su importancia.

Hoy, en  su  XXII edición, la FIL de La Paz otorgará el Premio a la Trayectoria a Baptista Gumucio.
 
 Según los organizadores, este galardón busca  impulsar el reconocimiento de autores e instituciones que han contribuido de manera fundamental a la literatura boliviana. El homenaje se realizará el domingo 13 de agosto, a las 19:30, en el auditorio Illimani, en el Bloque Verde  del campo  ferial Chuquiago Marka.

La casa de don Mariano está en un tranquilo barrio de la zona Sur paceña. Al llegar nos condujo a un ambiente cálido y lleno de luz en el que acostumbra leer. Ahí tiene decenas de soldados de plomo que colecciona desde niño, cuando los compraba en la feria de Alasitas. Los conserva con cariño, pues también se los enviaron a Santiago de Chile, donde fue sometido a una operación a corazón abierto.

En la sala también reposa la figura de un machetero que le regalaron en Beni. Y a poca distancia hay un estante con algunos libros. Baptista Gumucio donó su biblioteca de 6.000 títulos, pero aún mantiene una buena cantidad. "Los libros invaden todo, ya no sé dónde ponerlos”, dijo.

 Nuestro autor calcula que ha publicado alrededor de 60 títulos dedicados a la historia, el ensayo, el periodismo y la pedagogía.

Comenzó a escribir en el Colegio La Salle, cuando con su hermano Fernando preparaba un diario escolar. Alrededor de 1951 dirigió el periódico En marcha del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Y luego del triunfo de la Revolución del 52, fue columnista de La Nación.
 
"Siempre se me ha tildado de movimientista, pero la verdad es que he estado siete a ocho años con el MNR”, aclaró. 

Estas experiencias, más los dos años que vivió en Europa –cuando fue secretario en las embajadas de Bolivia en Roma y Londres – fueron su  "verdadera universidad”.

También está el periodo que trabajó con Gunnar Mendoza en el Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia de Sucre. En esos meses, entre 1953 y 1954, Mendoza encontró el Diario del Tambor Vargas. "Es un documento fundamental para Bolivia y para América Latina porque es el único diario de una guerrilla hispanoamericana de esos años”, señaló.

Don Mariano también recordó a su tío Gonzalo Gumucio, quien en la Biblioteca Real de Madrid halló una de las copias de la Historia de la Villa Imperial de Potosí de Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela.

Cuando don Mariano ejercía como Cónsul en Santiago de Chile escribió una obra sobre el autor potosino. "Llegué a un consulado que no tenía televisión y yo estaba con el libro de Arzáns. En las noches, cuando terminaba mi trabajo, lo leía y subrayaba con lápiz para no dañarlo”, recordó. Era la época del gobierno democrático del general Hugo Bánzer Suárez. 

Baptista Gumucio permaneció dos años en Chile, hasta que publicó un libro que le costó el puesto:
 
La agenda inconclusa. "Tiene opiniones de 40 personalidades chilenas sobre la necesidad de que Chile llegue a un buen avenimiento con Bolivia y le permita el acceso al océano”. 

Tras su retorno, fue invitado a ejercer la gerencia de Canal 7. Así incursionó en la televisión y comenzó a producir su programa Identidad y magia de Bolivia, que ahora se emite en Cadena A.

Luego de mostrarnos su colección de más de 30 monalisas, nos contó sobre su otra pasión: la museología. Y mientras nos hablaba de los museos que ha organizado nos enseñó valiosos objetos como un pasamontañas de René Zavaleta Mercado o una cama que perteneció a la pareja del expresidente Mariano Melgarejo.

Poco antes de terminar la visita, Baptista Gumucio afirmó que está satisfecho de haberse dedicado a la escritura. "He tenido el relativo éxito que puede tener en Bolivia un escritor. He escrito sobre los escritores y la gran mayoría terminó en la pobreza. Es penoso decirlo pero los últimos años de los escritores son muy tristes”, concluyó.

Más de
4
1