Achocalla está cercada por restos de las construcciones

Las rutas de ingreso al municipio, sean desde La Paz o desde El Alto, son depósitos de toneladas de residuos sólidos de las construcciones de ambos lugares.
jueves, 04 de octubre de 2018 · 02:04

Gabriel Díez L. / La Paz

Achocalla es un municipio conocido por ser productor de quesos y leche. ¿Es posible en un sitio como este ver a una vaca comiendo su forraje en medio de una montaña de escombros? Sí, lo es. Esa imagen genera un fuerte contraste con los árboles, los pastizales de este lugar y su clima templado.

Ubicado entre los municipios de La Paz y El Alto, Achocalla es un valle al que se puede ingresar desde Senkata y la Zona Franca por la parte de arriba y desde Mallasilla por la parte de abajo. Sea cual fuere la ruta que se tome el panorama es el mismo, toneladas y toneladas de residuos sólidos de construcciones en los costados de la vía.

La Ley 1333 de Medio Ambiente establece, mediante su reglamento de residuos sólidos en su artículo 5, que cada municipio debe, a su vez, reglamentar la situación de escombros, restos de mataderos y lodos. “No tenemos un reglamento específico”, lamenta el exresponsable de Medio Ambiente de la Alcaldía de Achocalla, Zenón Condori.

La falta de esta normativa se debe, explica Condori, al descuido de anteriores gestiones y a las crisis políticas internas que los llevó a tener más de 10 alcaldes en la primera década de este siglo, “era un municipio inestable”, refiere. A ello se suma la falta de recursos humanos para realizar cualquier tipo de control a quienes hacen los trabajos de descarga de escombros en este municipio. No son más de dos personas las que atienden el tema.

Eso, sin embargo, no les impidió en algunas ocasiones hacer patrullajes a altas horas de la noche, cuando los volqueteros aprovechan. Pero eso no es suficiente, dado que no se puede estar alerta y trabajar horas extras porque sí.

“Quienes traen escombros son pobladores de aquí que tienen sus volquetas, es como pelearse entre hermanos. No es que depositan en cualquier lugar (…) es con la finalidad de ir nivelando terrenos pero se ha visto que en alguna oportunidad exageran”, afirma Condori.

Entretanto, el actual responsable de Medio Ambiente de esa alcaldía, Bruno Condori, lamenta que Achocalla siendo un área turística y productiva “se haya convertido en zona de escombros”. Este funcionario, al igual que su antecesor, explica que el municipio trabajará en la reglamentación para la correcta disposición de los residuos de demoliciones y de la construcción tal como manda la Ley 1333.

Este municipio está en la tercera sección de la provincia Murillo en el departamento de La Paz. Fue creado el 24 de octubre de 1947 y en la actualidad tiene 70 años. Según los registros, tiene 28 comunidades y tres cantones: Achocalla, Villa Concepción y Asunta Killiviri. Según el censo nacional de 2012, tiene 16.993 habitantes.

Esta nota es parte del Dossier "Invasión de escombros, el problema olvidado", investigación realizada en el marco del Fondo Concursable Spotlight IV de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación que impulsó la Fundación para el Periodismo con el apoyo del European Journalism Centre.

1
3