Reciclaje es una opción para el tratamiento de escombros

En el área metropolitana de La Paz, los dos principales municipios tienen proyectada la implementación de plantas para aprovechar estos residuos.
jueves, 04 de octubre de 2018 · 00:00

Gabriel Díez L. / La Paz

En la actualidad los residuos de construcción y de demoliciones sólo tienen dos destinos. El primero es su disposición en taludes y sitios cercanos a ríos, actividad permitida por la Alcaldía paceña para trabajar en rellenos, lo menos común. El segundo, estar desperdigados en cualquier ruta del área metropolitana de La Paz, lo que más sucede. Sin embargo, existe la opción de que estos elementos sean reutilizados aunque no en un 100%.

Desde hace varios años Japón, Estados Unidos y algunos países europeos como España, Alemania, Bélgica y Holanda trabajan en el reciclaje de escombros y, principalmente, de restos de hormigón. En América se realiza el proceso de reutilización de este tipo de residuos en Uruguay, México y Costa Rica entre otros países con un respaldo en leyes y guías especializadas.

Especialistas coinciden en que es posible trabajar primero en la separación de los residuos aprovechando sus distintos componentes. De ello se puede generar productos como ladrillos ecológicos y generar nuevos agregados (elementos para las construcciones) siempre con el reciclaje por delante.

En La Paz y El Alto, a partir de las consultas periodísticas, técnicos ediles anunciaron que están en proyecto leyes especiales para el tratamiento y disposición de escombros. También se proyectan plantas para su correcta gestión y reutilización, explican.

Más allá de esa situación, especialistas consideran que es necesaria la implementación de normativa clara y específica, así como guías o una guía nacional para el correcto tratamiento de los escombros. Por último, ven conveniente la generación de políticas para tratar el tema de forma más seria e integral.

Esto debido a que en el país no existen lineamientos que versen de manera concreta y coordinada, entre los distintos niveles del Estado, sobre cómo trabajar con los escombros y sobre cuál es el proceso que deben seguir luego de ser desechados de una obra. En el caso del área metropolitana de La Paz, ningún municipio de los seis cuenta con un reglamento pese a que así lo dispone la Ley 1333 de Medio Ambiente.

Proyectan su tratamiento

Hoy en día ningún municipio del área metropolitana de La Paz tiene reglamentado el tema de escombros. No obstante, desde la Alcaldía de La Paz se informa que están trabajando en un Modelo de gestión de Residuos de Construcción y Demolición (RCDs). De ahí se derivará un proyecto de Reglamento. “Paralelamente se está elaborando un estudio de factibilidad de una Planta de tratamiento de RCDs, que completará el modelo de gestión a implementarse los próximos años”, explica la secretaria de Gestión Ambiental de este municipio, Mariana Daza.

En el caso de El Alto, también se considera la futura construcción de una planta de reciclaje de los escombros en ese municipio. “Dentro de la lógica de ser adaptables al cambio climático y ser resilientes, en la proyección normativa se está considerando el generar plantas de separación y lugares de tratamiento, mismos que van a generar cierto nivel de aprovechamiento”, explica el abogado de la Secretaría de Agua, Saneamiento, Gestión Ambiental y Riesgos de la Alcaldía de El Alto, Valentín Encinas.

Necesidad de políticas

Bolivia es aún un país muy joven en cuanto a la generación de reglamentos y normativas específicas. Así lo considera el director de la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad Católica Boliviana, Mauricio Prudencio. “Es necesario generar una política y normativas, sobre todo, para manejar todos estos desechos y materiales que pueden ser reutilizados”, complementa.

Sobre la aplicabilidad y actualidad de la Ley 1333, que data de 1992, el senador Yerko Núñez observa que es una norma acorde a la realidad del país. Sin embargo, observa que los gobiernos municipales no hayan podido reglamentar la situación de los escombros como dice esa norma.

En la Ley 755 de Residuos Sólidos de 2015 se establecen 10 políticas estatales. Entre éstas están la planificación y coordinación interinstitucional e intersectorial para la gestión integral de residuos, el aprovechamiento y reciclaje de éstos, además de la gestión diferenciada de residuos peligrosos y especiales. No obstante, no hay elementos que hablen específicamente de escombros.

Costa Rica, por ejemplo, es uno de los países que ha consolidado un instrumento derivado de base legal y políticas concretas. Fruto de ello es su Guía de manejo de escombros y otros residuos de la construcción del 2011.

Punto de vista
Marcelo alfaro, Inst. Bol. Cemento y Hormigón


“El tema podría gestionarse de mejor manera”

He podido percibir que hay una contaminación significativa de los ríos. En Bolivia se utiliza mucho material de río para obtener los agregados que se utilizan en hormigón para las edificaciones. Normalmente esa es nuestra primera fuente.

Entonces, se ve en la mayoría de las construcciones que el material de grava viene contaminado con pequeñas partículas anaranjadas que son justamente resultado de haber botado muros demolidos o escombros de ladrillo que van a dar a los ríos. Son arrastrados y finalmente vuelven a la construcción como materiales blandos que te bajan la calidad del hormigón.

Es un tema complicado que podría gestionarse de mejor manera. Por ejemplo, existen maquinarias trituradoras, especiales, que pueden reciclar restos de hormigón. Si se tiene hormigón armado se lo puede triturar. E incluso hay máquinas que separan el acero del propio hormigón y ese hormigón triturado da un agregado que se puede reciclar y volver a colocar en las construcciones.

Por un lado, ahorramos en nuestras fuentes de materiales. Hay problemas en La Paz y en Cochabamba, especialmente, con el agregado grueso. Reciclar estos escombros y reutilizar el hormigón es una técnica que se utiliza en muchos países. Es cuestión de implementar la maquinaria y, obviamente, la ingeniería en esto del reciclado.

También el ladrillo se puede triturar incluso con el mismo yeso y hacer bloques ecológicos. Estamos en una época en la que ya no podemos seguir jugando con el medio ambiente.

Esta nota es parte del Dossier "Invasión de escombros, el problema olvidado", investigación realizada en el marco del Fondo Concursable Spotlight IV de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación que impulsó la Fundación para el Periodismo con el apoyo del European Journalism Centre.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia