Nack y Roly, dos genios de la robótica y la ciencia

El estudiante Roly Ronald Mamani ya fabricó 100 prótesis robóticas para ayudar a personas con discapacidad. El paceño Nack Niels Coila Beltrán construyó un motor con 80% de agua y 20% de gasolina.
martes, 06 de agosto de 2019 · 00:00

Anahí Cazas Álvarez Periodista

“De las ideas locas nace todo”, dice Roly Ronald Mamani de 30 años    que ha construido un exoesqueleto e impulsa una empresa para fabricar prótesis robóticas impresas en 3D. “Nunca hay que rendirse”,  comenta  Nack Niels Coila Beltrán que  con 23 años  de edad ha convertido  un fracaso en una oportunidad: la construcción de motores con 80%   de agua y 20% de gasolina.

 Ambos siguen caminos y sueños distintos, pero tienen algo en común: aprovechar su juventud y tecnología para crear y cambiar el mundo.  Sí, así  es. Ellos tienen ambiciones que van más allá de los logros personales, ellos quieren dejar huella, ellos quieren ayudar a las personas  con la ciencia y se preocupan por cuidar el  medioambiente. 

 Tal es el caso del  joven paceño Nack Niels Coila Beltrán que un día decidió poner en práctica una clase teórica de Química  sobre el método  de electrólisis. “Mi docente dijo que hidrógeno es volátil. Entonces  decidí  convertir lo que explica  un  libro a la vida real”, asegura. Ahí  fabricó  un  motor  para automóviles que funciona con  un 80% de agua y un  20% de   gasolina. “Con este equipo podemos reducir las emisiones contaminantes”, cuenta.

Nack Niels  Coila Beltrán prueba el  prototipo del motor con 80% de  agua.

Explica que logró  fabricar este  motor a través de un proceso de octanaje que produce la absorción de las moléculas del agua y el carbono de la gasolina. “Sucede un proceso de termodinámica  y luego eso entra al carburador y empieza a explosionar y funcionar el motor”, dice. Durante el proceso, el joven  comenzó a leer libros sobre mecánica, armó y desarmó un motor de verdad y  aprendió a soltar. 

Perdió a su mamá cuando tenía 17 años. Salió bachiller  e ingresó a la Escuela Naval Militar, donde estudió dos años y fue dado de baja. “Pensé que el mundo se acababa, pero leí un libro que me cambió la vida (El ser excelente de Miguel Ángel Cornejo). Entendí que uno puede hacer grandes cosas. Entonces, ingresé a la  carrera de Ingeniería Industrial y estoy cursando el tercer año y medio”, dice y cuenta que ahora fabrica un trimoto todo terreno  con un motor  con un 100% de agua. “Quiero recorrer el mundo con este equipo”, explica.

Los trabajos  de  Roly Mamani,  universitario de la carrera de Ingeniería Electrónica de la Universidad Pública de El Alto. El joven ha creado   prótesis con colores llamativos para los niños y un Miniwarbot Raptor.
Foto:   Robótics Creators

 Roly Mamani tiene una agenda apretada. Divide su tiempo entre  pasar clases en  la  carrera de Ingeniería Electrónica de la  Universidad Pública de El Alto   e impulsar Robótics Creators, la empresa que  impulsa la construcción prótesis robóticas  de manos, brazos, piernas o dedos, además de otros avances tecnológicos. 

   ¿Cómo nace la idea de  fabricar prótesis robóticas? Mamani responde  que todo nació por una vivencia personal. “Este trabajo nace a partir de una necesidad. Yo tengo un familiar que tiene capacidades especiales. No es tan severa su situación, pero tiene una problema”,  explica.

Para fabricar las prótesis,  interactúa con los pacientes. “Cada persona tiene un caso diferente, el problema es que las prótesis no son universales”, dice.

 Todas las piezas son personalizadas. Para los niños, el universitario  crea prótesis con  diseños y colores más llamativos. Cada obra  demanda   entre dos o tres días en imprimirse; son livianas y resistentes.

 En el laboratorio taller de su casa,  en Achocalla, el joven hace realidad su sueño:  aplicar la robótica y la tecnología para problemáticas sociales. “Si la tecnología no ayuda, no sirve de nada”, dice Mamani.  Beltrán piensa igual y es por eso  que se empeña en demostrar que los jóvenes deben cuidar el medioambiente.

100 prótesis  que devolvieron  fe y esperanza

Para Roly Ronald Mamani, más allá de conseguir un título universitario,  un joven debe tener una visión  y convicción en  la vida. “La pasión es la clave”, asegura  el joven que  con su empresa ya  fabricó  y entregó  100 prótesis “para devolver esperanza a   las personas que por un accidente o enfermedad perdieron manos, brazos, piernas o dedos. 

 “Creo que no estamos en la vida sólo   para trabajar o tener un buen sueldo, también tenemos  que hacer algo para dejar una huella en la vida. Creo que como jóvenes tenemos que hacer algo y aprovechar la tecnología para ayudar a la gente”, dice.

  Es por eso que cada una de sus entrevistas, Mamani repite: “Para mí, la tecnología es una herramienta para resolver los problemas y ayudar a la gente”. “En nueve meses ya hemos entregado casi 100 prótesis de miembros superiores”, dice. 

La construcción de prótesis es una de las tareas de su empresa Robótics Creators. “Hago desarrollo tecnológico y dinámica, estoy desarrollando  los esqueletos, robótica de constitución y  competitiva, además de animatronic”, dice.

   “Son las decisiones las que nos llevan a cumplir nuestras metas, no así las condiciones. No hay excusas, no me gusta escuchar lo que siempre dicen: ‘no tenemos apoyo’”, comenta  el  universitario.

Para la creación de las prótesis de extremidades superiores, el joven trabaja junto a su hermano Juan Carlos, quien es profesional en fisioterapia y kinesiología. “Él se encarga del cuidado de los  pacientes”,  comenta.

Los hermanos Mamani empezaron a incursionar   en el mundo de la tecnología de la salud en 2014.   El pago por una pieza es una sonrisa, dice Roly.   

 Mamani cuenta que su familia es un pilar importante para luchar por sus objetivos. “Cuando uno realiza un proyecto, siempre hay  problemas o bajas, pero uno busca impulso  en la familia”, explica.

   Cuenta que ya está a punto de egresar de la carrera de   Ingeniería Electrónica de la UPEA. “No ha sido fácil. He tenido que estudiar y trabajar para continuar en la universidad”, comenta.

 

 

82
3