Como el ave fénix, la doctora que renace al frente de La Portada

Tras un duro inicio, el hospital edil ha logrado recuperar a 48 pacientes. “Juntos podemos”, dice su directora.
jueves, 16 de julio de 2020 · 00:04

Liliana Carrillo V. Periodista

Sintió que se derrumbaba. Que tantas horas, tanto trabajo, que tanto esfuerzo de equipo se esfumaba. Había muerto un  empresario a causa de Covid-19 tras  ser derivado del Hospital La Portada al del Norte. “Nos apuntaban y no era justo, pero no había tiempo para el luto. A llorar al río  y como el ave fénix nos hemos levantado para dar el doble de horas, de trabajo y de esfuerzo”. La doctora Liliana González, directora del hospital municipal La Portada, sabe que se volverá a levantar: “De esta pandemia también todos los paceños y todos los bolivianos, vamos a renacer”.

Su vida ha cambiado radicalmente desde que comenzó la pandemia. Ha vuelto a la casa materna para compartir la cuarentena con sus padres, dos hermanas abogadas y varios sobrinos. A su esposo lo pilló la crisis en el extranjero. “Mejor”, dice riendo y explica: “Lo extraño, claro, pero he podido darles todo mi tiempo a mis pacientes”. Habla de sus pacientes con tanta ternura que rebalsa en su voz: “Es tan lindo verlos salir  sanitos y reunirse con sus familias, con esperanza. Dios les ha dado una segunda oportunidad”.

El 13 de marzo, el hospital municipal de segundo nivel La Portada fue designado centro centinela de coronavirus en La Paz. Desde entonces ha atendido a 179 pacientes, 48 de los cuales se han recuperado. 

“Todos los casos son inolvidables, pero recuerdo a una señora de 94 años. Vino después y se fue antes que su hija de 67 años. Tenía Alzheimer y se ganó el cariño de las enfermeras y de los doctores. Llegó también   un señor que se había peleado con su esposa y cuando sanó, se reconciliaron, estaban enamorados, como reconocemos los que hemos amado. Todos se han ido con la intención  de ser mejores personas. La pandemia es una oportunidad, además, para los médicos, para ver si teníamos la vocación, el apostolado”. 

Liliana encontró su vocación en cuarto año de la Facultad de Medicina. Había entrado a la carrera a insistencia de su padre, sin estar muy convencida y queriendo ser escritora. “Tenía rotación en el pabellón de niños quemados con el doctor Yecid Andrade, que me había reñido toda la mañana, hasta que lo ayudé en el lavado de un niño de cinco años. Cuando el doctor entró, vi cómo ese ogro se transformaba en una persona dulce, que daba todo el amor a un pequeñito que aún no entendía tanto dolor. Todavía me veo después, caminando por el estadio, y me viene ese aire como de la Rosa de Guadalupe y estoy feliz, realizada”.

Desde entonces, confiesa, cambió su vida: “Fui la primera estudiante, no falté más a clases, ese ha sido el final de la mediocridad. Agradezco a mi papá porque vio lo que yo no podía ver: mi vocación. Ahora a mis  estudiantes les digo: ‘No se sientan mal si reprueban, yo he estado como ustedes pero me he sabido levantar y aquí me ven’”. González es además docente de la Facultad de  Medicina de la UMSA.

Ahora no importa si es lunes o sábado. La doctora viste las madrugadas frías con siete mudas de ropa que alterna. “Ir a la moda, ir toda coqueta al hospital quedó en la historia”, dice entre risas. Cada día es igual que el anterior: visitar pacientes, atender trámites, reunirse con  equipos y 12 horas después volver a casa con el temor del contagio a cuestas para mandar algún pendiente e investigar sobre el virus. 

“Todo mi equipo trabaja  12 o 14 horas. Son profesionales de lujo, todos hemos entrado por exámenes de competencia calificados por la UMSA. Ninguno tiene sigla política por delante. Dan todo cada día sin importar el riesgo. Gracias a ellos obtuvimos calificación de 99% de excelencia como hospital. A todos y cada uno de ellos  yo les agradezco”, reafirma la directora de La Portada. Por eso le dolió que los apuntaran por la muerte del empresario Richard Sandóval, el 30 de marzo.

“El señor llegó de una clínica privada. Era el inicio de la pandemia y nosotros lo recibimos, pero como dicta el protocolo  debemos transferir pacientes graves al tercer nivel, que en este caso es el Hospital del Norte. La situación del paciente se deterioró rápido, carecíamos de equipos  para atenderlo y él  no quería ir a El Alto, buscamos clínicas privadas, pero   falleció. Hicimos lo humanamente posible por evitarlo”, asegura González. 

Entonces el nosocomio edil no tenía salas de Terapia Intensiva, pues  no corresponden a segundo nivel. Éstas se implementaron después por necesidad. 

“Yo decía: Señor, si hemos trabajado tanto, ¿por qué? No teníamos nada que ocultar cuando vinieron con un requerimiento fiscal por el historial”. Siguieron  momentos duros. “El tercer día, cuando nos señalaban y el equipo estaba desmotivado, el Alcalde llegó de improviso y nos dijo: ‘Yo creo en ustedes, tienen mi apoyo’”, cuenta la doctora emocionada hasta las lágrimas. 

“Fue reafirmar que lo estábamos haciendo bien y que lo íbamos a hacer mejor dando no el 100, sino el 200%. porque son vidas las que tenemos que salvar. Fue mirarnos al espejo y reafirmar que, como el ave fénix, ¡podemos!”.

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

24
1