El médico que venció al miedo y predica que el esfuerzo lleva al éxito

Con apoyo de su equipo -al que le gusta llamar “familia”- lidera el centro paceño, que es un referente.
jueves, 16 de julio de 2020 · 00:04

Pablo Peralta M. Periodista

El doctor Álvaro Cabezas (de 38 años) tuvo miedo antes de asumir el reto de dirigir el Centro de Aislamiento Covid-19. No es para menos, cuando se abrió el recinto en abril el coronavirus ya había hecho su paso por Asia, hacía estragos en Europa y empezaba su escalada en América. Con todo, asumió el reto y junto a su equipo –al que le gusta llamar  “familia”- tomó el desafío y hoy lidera un centro que es un referente.   

Los orígenes de Cabezas se remontan hasta Sucre (Chuquisaca), donde sus padres conformaron su familia y luego se  mudaron a  La Paz, donde el médico dio sus primeros pasos, salió bachiller y cursó sus estudios universitarios.

“Estudié  en el Domingo Savio y  en el  colegio Loreto. Ingresé a la carrera de medicina y tras terminar la carrera fui a Ecuador, donde realicé mi maestría, y el año 2011 regresé a Bolivia”, comenta. 

De ahí en más, Cabezas empezó una trayectoria que lo llevó a estar al frente de varios hospitales del departamento,  como el  Hospital General de los Yungas, el  Hospital Municipal de Cotahuma, y el hospital municipal de Los Pinos, del cual desde 2018 es su director. “Ya por la pandemia me nombraron director del centro de aislamiento, así que cumplo dos funciones todos los días”. 

Los primeros casos registrados en Bolivia se reportaron el 10 de marzo y a mediados de abril se habilitó el Centro Covid-19 en el hotel ex-Radisson, iniciativa impulsada por el municipio de La Paz. 

Según información de la Alcaldía, en la actualidad en ese centro están internados más de 218 pacientes y se registraron más de 464 egresos. Al lugar llegaron policías, periodistas y hasta políticos, como el diputado Amilcar Barral. 

Cabezas dice que lo mejor de dirigir el Centro Covid-19 es ver la felicidad de los pacientes cuando dan negativo en la prueba. Y lo menos grato, lidiar con los pacientes que están acostumbrados a tener servidumbre.

“Esas personas sí nos han traído mucho conflicto, porque pues trataban mucho al personal de salud como si fueran sus sirvientes, sin saber que ellos estaban para prestarles salud”, comenta, antes de agregar: “Las cosas bonitas que sucedieron dentro de este centro es el poder ver a la gente recuperarse, el  ver su felicidad al tener dos pruebas negativas y finalmente irse a sus casas”. 

Considera que la experiencia será clave en su trayectoria, pero reconoce que al principio tuvo miedo, algo que venció junto a sus colegas.

 “Ser responsable del centro de aislamiento ha sido un gran desafío, porque a un inicio sí existía mucho miedo de poder encarar o estar en primera línea con todas las personas que estaban enfermas e iban a venir a este centro. Pero con el transcurso del tiempo hemos llegado a aprender mucho acerca de la enfermedad, hemos llegado a vivir con la enfermedad y más que nada nos hemos acostumbrado todos los que trabajamos en este centro. Lo mejor es que hemos llegado a ser una familia  y nos cuidamos entre todos”. 

A quien más admira es a su papá, de quien aprendió que para tener éxito profesional uno no debe apelar a más recurso que al esfuerzo. Políticamente se identifica con el alcalde Luis Revilla, por –indica- su “liderazgo y el cambio que generó en la ciudad”.

“Mi padre siempre me enseñó que uno tiene que esforzarse, sin importar cuál sea el trabajo o el cargo, que hay que poner todo el empeño. En todos los trabajos que he tenido apliqué esa norma. Siempre me he esforzado por hacer mucho más”, asegura. 

Cabezas tiene un principio para quienes trabajan con él, que se resume en el dicho “si no vivimos para servir, no servimos para vivir”.  “Es algo que me motiva todo el tiempo y eso es lo que busco en la gente”. 

La experiencia de dirigir el centro Covid -asegura- le dejará una huella en su carrera, sobre todo por las veces que un paciente le dice gracias. 

“Yo creo que esa experiencia nadie me la quita, el poder ser parte de las personas que han llegado a encarar una pandemia. Creo que no va a suceder nuevamente en mi vida, espero no tener que llegar a vivir otra pandemia, pero el simple hecho de que una persona me pueda decir ‘gracias’ es un mérito personal”, asegura. 

Más allá de todo, envía un mensaje a la gente: “Lo más importante es que todos debemos cuidar de todos. Poder combatir esta pandemia necesita de una responsabilidad grande. Si nosotros no nos cuidamos, la gente seguirá enfermándose. Entonces, como ciudadano, como vecino, si veo a alguien que infringe las normas de salubridad, es mi responsabilidad decirle que no se puede ser así. A la Covid-19 debemos enfrentarla entre todos”.

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

7
2