Bayá sigue aunque las encuestas digan que ni su mamá la apoyará

La cochabambina de 52 años es abogada y poeta. Dice que su candidatura no perjudica a la lucha por “recuperar la democracia de manos delincuenciales”.
sábado, 10 de octubre de 2020 · 00:33

Roxana Pomier F.  / La Paz

 Jeanine Añez la impulsa. “Se autoproclamó candidata a la presidencia y eso me animó”, se indigna. También la motiva su lucha: “Recuperar la democracia  para erradicar al gobierno abusivo y delincuencial de Evo Morales”. María de la Cruz Bayá Claros, aspirante a la presidencia por Acción Democrática Nacionalista (ADN), no  desiste. “¡No me bajo!”,  exclama  con  convicción. 

“Mi candidatura no perjudica”, complementa la abogada y poeta cochabambina. Pide  licencia a sus alumnos de  la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) para hablar de su batalla. Sola. Tiene un arsenal... de palabras.     “Voy con el pueblo”, enfatiza la mujer de 52 años. 

Está convencida que su postulación “no perjudica”.    “Las nuevas encuestas me dan 0,5%. ¿Qué pesa más, 50 gramos o un kilo? Yo peso 50 gramos y ¿en qué puedo influir? Ni mi mamá votará por mí”, reconoce con un tono sutil.   

Es una guerrera. “Crié sola a mi hijo luego de la muerte de mi esposo”, cuenta la jurista que también enfrenta otra contienda. 

“Cocino en un comedor para gente en situación de calle. Mi hijo me apoya. Lo hago en el Casane (Centro de Asistencia Social del Apostolado de la Nueva Evangelización) con un grupo de oración”, dice convencida que “el hambre no es un concepto, es una persona, con nombre”.

   Bayá es titulada de  la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Mayor de San Simón; diplomada en docencia universitaria, con estudios de maestría en ciencias políticas, maestría en relaciones internacionales. Es doctora en derecho por la Escuela de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (México-2006). Se postula a la presidencia  pese a que la jefatura de  ADN ya no la respalda.   

 ¿Por qué se postula pese a perder el apoyo  de ADN?

    Primero porque hay una razón fundamental. Tomé la decisión porque la señora (Jeanine) Añez se autoproclamó candidata a la presidencia, traicionando el movimiento del 21 F, malversando el rol de las mujeres en la transformación política del país y fundamentalmente porque creo en la unidad. La lucha de las mujeres fue traicionada, en esto de lograr en las calles y desde las calles, una lucha sin cuartel para erradicar un gobierno abusivo y delincuencial de Evo Morales y recuperar la democracia.

El segundo aspecto fundamental fue el tema de la unidad. Bolivia, si quiere tener futuro, tiene que pensar en equipo que debe rescatar el sistema democrático y la democracia no se recupera con discursos y buenas intenciones,  sino con una acción concreta de unidad. Estoy en la defensa de la democracia desde el Conade, en Cochabamba, y desde la plataforma que va convirtiéndose en el movimiento socio-político.

 ¿Pero sin partido?

(Silencio) Yo soy una candidata con un pueblo.

¿Qué pasó con  ADN?

Eso habría que preguntarles a ellos. Qué ha pasado que se comportaron de esta manera que fue tan sorpresiva, tanto como para ustedes y para mí. Es una conducta misógina que procura y entiende el rol de la mujer como objeto, como relleno, que entiende a la persona desde una actitud utilitarista. Lo que se demostró con evidencia es  la violación flagrante de un derecho político, de un derecho humano. Fue una conducta cobarde que afecta la dignidad y la imagen pública de las mujeres. Porque no es Mary Cruz Bayá  únicamente. Entiendo que esta conducta pudo darse de dos formas: primero porque afectamos los intereses de grupo, exponiendo la verdad en los debates, exponiendo la verdad a lo largo de todas las entrevistas que dimos y ciertamente no somos manipulables. Soy una mujer no manipulable, soy una mujer que no conoce la perversidad de la corrupción porque no la entiende y sí lucha contra ella. No puedo entender que la persona tenga precio. Lo que observo en esta conducta es esa afectación que sufrió la cúpula de Acción Democrática Nacionalista, compuesta únicamente por el señor Freddy Terrazas, porque el resto no existe, de acuerdo con la certificación de Tribunal Supremo Electoral. Estoy sorprendida. Seguramente es un acto desesperado. Esto le llevó a cometer el error que está afectando la imagen y el protagonismo y proyección de ADN. Ciertamente no soy de ADN, soy una invitada. Pero él y su comité me invitaron. No creo que pueda bajarse el partido. Si se concede esa petición, estamos frente a un fraude flagrante. 

 ¿Su candidatura  perjudica?

 Mi candidatura no perjudica. Las nuevas encuestas me dan 0,5%. ¿Qué pesa más, 50 gramos o un kilo? Yo peso 50 gramos y ¿en qué puedo influir?  En nada… En la primera encuesta suplantan mi candidatura con la de un varón y ahora resulta que en Cochabamba tengo el 0%, es decir que ni mamá votará por mí.

 ¿Y por qué se presenta?

¿Usted cree en las encuestas? Esos son resultados  fraudulentos. Yo estoy entrando en juicio con Ipsos porque está manoseando las encuestas. Es una empresa peruana, ¿qué hace aquí? No puede ser posible porque yo tengo un montón de alumnos, en mi carrera he debido educar de 15.000 a 20.000 estudiantes, y no puedo creer que  ninguno diga que votará por su maestra, eso es extraño. No me bajo. Me quedo en la candidatura para gestionar la unidad y para tener un verdadero proyecto país.

 

 

 


   

Más de
11
29