Gobierno la quiere sin manejo político; MAS ve Policía golpista

El ministro Arturo Murillo demandó a los electores que, con su voto, consoliden el proceso que comenzó a fines de 2019 con la salida de Evo Morales del poder.
martes, 13 de octubre de 2020 · 01:56

Baldwin Montero / La Paz

Cuando faltan seis días para las elecciones generales, el ministro de Gobierno Arturo Murillo llamó ayer a los bolivianos a consolidar en las urnas el proceso de “recuperación de la democracia” iniciado en 2019 y garantizar con ello una Policía Boliviana libre de influencia política. 

Por el contrario, el Movimiento Al Socialismo (MAS) advirtió que, una vez más, esa institución se encuentra en afanes golpistas junto con  las Fuerzas Armadas (FFAA), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la Organización de Estados Americanos (OEA). Así lo hizo saber en un comunicado de prensa.

La polémica estalló casi un año después de que la Policía fuera una de las principales protagonistas en las movilizaciones que en noviembre de 2019 desembocaron en la renuncia a la presidencia del jefe del MAS Evo Morales.

“La Policía trabaja para el pueblo, no trabaja para un partido político y eso es lo importante. Tiene que trabajar para el pueblo y no estar subordinada a ningún partido”, demandó Murillo en Santa Cruz, durante un acto de entrega de las obras de remodelación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

Aseguró que, antes del cambio de Gobierno, algunos jefes de esa institución la sometieron al poder político al punto de ponerla en riesgo de desaparecer, por lo que insistió en la necesidad de que el próximo domingo se termine de consolidar el proceso iniciado a fines del año pasado. 

“Algunos jefes se arrodillaron ante los políticos y casi desaparece la Policía (…) Hay que apostar por la democracia el domingo. No es un voto por quién me gusta, es por la democracia”, insistió.

El 8 de noviembre de 2019 y luego de una larga convulsión social por las denuncias de fraude electoral en los comicios del 20 de octubre de ese año, la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba comenzó un motín que luego se extendió a todo el país.

El 10 de noviembre, las FFAA pidieron a Morales que renuncie al cargo ante la escalada de conflictos sociales y   así lo hizo el mismo día, aunque denunciando que fue víctima de un golpe cívico, policial y militar, que además fue respaldado por la OEA.

Ayer,  Marianela Paco, vocera de este partido, advirtió que está en puertas otro golpe, protagonizado por los mismos actores. Anunció que acudirá a instancias internacionales para denunciar este hecho.

Afirmó que prueba de ello son, por ejemplo, los constantes actos de agresión contra militantes de su partido que se encuentran en campaña y que no son investigados por las autoridades.

“Los grupos paramilitares armados desde el Gobierno están pretendiendo amedrentar al pueblo boliviano, están pretendiendo intimidar al pueblo boliviano. Esto me lleva a poder denunciar ante la comunidad internacional que está en curso un segundo golpe a la democracia”, afirmó la además  exministra.

Explicó que ello se constata porque el TSE no garantiza la transparencia del proceso eleccionario al no haber contratado una empresa certificada para la transmisión de resultados, y tampoco la Policía ni las Fuerzas Armadas garantizan que el día de los comicios haya paz social.

“De hecho, el Ministerio de Gobierno ha declarado tipo toque de queda por seis días, lo que nunca antes (ocurrió). Lo que nunca antes en la historia, se está llevando a cabo una complicidad muy estrecha entre Fuerzas Armadas y Policía. Los que le han dado golpe a la democracia, hoy en día quieren custodiar las actas”, dijo Paco.

Sobre la OEA, reveló que tienen información de que los observadores que llegarán al país para el proceso electoral son los mismos que hicieron ese trabajo  en los comicios de 2019 y que, al final del proceso, denunciaron que hubo fraude.

“Nosotros conocemos que son los mismos del año pasado. Y si son los mismos del año pasado, es una afrenta contra el pueblo boliviano y un claro sabotaje en curso, nuevamente, en contra del retorno a la democracia”, sentenció. Informó que el TSE no quiere dar esos datos, lo que aumenta la susceptibilidad.

Murillo, por su parte, insistió en su llamado a los electores a evitar el retorno del MAS en defensa de la democracia y el respeto a las instituciones. “Estamos a una nueva elección, se escribe una nueva historia y estoy seguro que los bolivianos y bolivianas vamos a saber, con mucha claridad, escoger y apostar por la democracia. Todos unidos vamos a seguir defendiendo la democracia”, señaló la autoridad.
 

Momentos  clave

  • Motín El 8 de noviembre de 2019 la Policía comienza un motín en Cochabamba, que luego se extiende a todo el país. Dos días después renuncia Evo Morales.
  • Golpe Tras su renuncia, Evo Morales denuncia que fue víctima de un golpe cívico-policial y militar, en complicidad con organismos como la OEA.
  • Denuncia El 31 de enero de este año los coroneles Jorge Campos y Johnny Tapia presentan una denuncia contra el entonces comandante policial Vladimir Yuri Calderón por su actuación durante las protestas. Lo acusan de incumplimiento de deberes, encubrimiento, complicidad y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

 

 


   

Más de
24
5

Otras Noticias