Heridas abiertas y cuarentena deslucieron la campaña en La Paz

Las grandes concentraciones estuvieron ausentes en la sede de gobierno, los partidos apostaron por las redes sociales y actividades puntuales.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 10:01

Manuel Filomeno / La Paz

Las heridas aún frescas de los enfrentamientos de octubre y noviembre de 2019, y las restricciones en la cuarentena por la Covid-19 derivaron en una campaña tímida de parte de las dos fuerzas políticas más importantes en La Paz: el Movimiento Al Socialismo (MAS) y Comunidad Ciudadana (CC). Ambos frentes resignaron las grandes concentraciones de gente a cambio de caravanas y caminatas más austeras.

“Mi familia aún no supera las barricadas, los petardos y el miedo que sentimos durante esos días del año pasado. No hablamos de política y  nos hemos alejado de las campañas, aunque tenemos nuestro voto definido desde hace tiempo”, dice Juana Morales,  vecina de Achumani.

La política se volvió en el último año un tema tabú para muchos paceños. Prefieren hablar de cualquier cosa menos de las elecciones, tratando de olvidar los sucesos que se dieron después  de la renuncia de Evo Morales a la presidencia  .

Grupos de amigos, compañeros de trabajo y estudios e incluso familias se han separado por las diferencias políticas. Por eso, muchos intentan evitar entrar en polémicas por esos temas.

“Soy la única masista en mi familia, mientras no hable de eso no pasa nada. Pero si alguien toca el tema, soy yo la que termina ‘raleada’”, cuenta Ana Carrasco,  estudiante universitaria y vecina de Sopocachi.

En mayor escala, lo mismo sucede en barrios completos, sobre todo en aquellos donde los defensores de Evo Morales se enfrentaron con los otros vecinos.

Un ejemplo de esto se dio en Villa Copacabana hace unas semanas, cuando una caravana del MAS fue perseguida y expulsada del barrio por los vecinos. Otro episodio similar se vivió el pasado domingo en Irpavi, cuando un vehículo que formaba parte de una caravana del MAS atropelló a un peatón que formaba parte de un grupo de vecinos que se oponían al proselitismo azul.

Sin grandes concentraciones

A diferencia de otras elecciones, las grandes concentraciones estuvieron ausentes de las campañas de los principales contendientes en los comicios, principalmente debido a las restricciones de la cuarentena y el distanciamiento social obligatorio.

Debido a la pandemia de la Covid-19, los actos públicos masivos fueron prohibidos durante gran parte de año, lo que hizo que los partidos fueran más austeros y mesurados en la manera en la que llevaron  a cabo su campaña.

Mientras que en otras regiones, e incluso en ciudades  del departamento de La Paz como El Alto y Caranavi, sí se realizaron mítines grandes por parte del MAS, en la sede de Gobierno  los partidos  fueron más precavidos. Organizaron mayormente  caminatas y actos más pequeños, sobre todo llevadas a cabo por los candidatos uninominales.

Otra de las modalidades de proselitismo adoptadas  por los frentes, en especial  CC, fue la campaña a través de redes sociales y a través de medios de comunicación, señaló la candidata a primera senadora por La Paz, Cecilia Requena.

Luis Arce  del MAS en una caminata por la sede de Gobierno.
Foto:Archivo / Página Siete

“Como correspondía durante los meses de restricciones más rígidas de la pandemia, hicimos una campaña virtual y mediática en estricto respeto a las normas. Después de la flexibilización, el trabajo territorial ha sido retomado con las medidas más seguras como caminatas callejeras y reuniones no masivas. Los cierres de campaña se desarrollaron, por las mismas razones, de modo descentralizado por circunscripción”, sostuvo.

Requena  sostuvo que CC puso especial énfasis en la reconciliación durante su campaña, trabajando en áreas populares y los lugares en los que se registraron enfrentamientos en el pasado.

“Hemos puesto especial énfasis en la perspectiva de la reconciliación trabajando intensamente en áreas populares y recibiendo un creciente apoyo a CC”, explicó.

Por su parte, Betty Yañíquez, candidata a diputada plurinominal por el MAS, indicó que en el caso de su partido se ha trabajado “desde la humildad” y que no se ha pedido el voto a los pobladores de la ciudad, sino que se ha buscado mostrar los logros de los pasados 14 años como carta de presentación de su candidato.

“Hemos partido de la humildad, visitando los barrios con nuestra propuesta y la experiencia de nuestros 14 años en el  gobierno, sin una perspectiva de intención de voto, sino mostrando que si llegamos al gobierno será para trabajar para todos los bolivianos. Tenemos como candidato al ministro del Milagro Económico y esa es nuestra carta de presentación”, señaló.

Otro de los puntos de la campaña, señala la candidata, fue evidenciar los “desastres” que hizo el actual gobierno en 10 meses, contrastándolos con lo logrado durante los 14 años del MAS. “A la derecha no le tomó ni un año  destruir la economía. En nuestra campaña queremos mostrar que hay que retomar el camino de las obras y el progreso”, agregó.

Barricadas  durante los conflictos de octubre y noviembre de 2019 en la ciudad de La Paz.
Foto:Archivo / Página Siete

Propuestas

Como propuestas para La Paz, Requena indicó que CC plantea una Ley de Límites, la  metropolización de servicios básicos, una política nacional para la transición energética en transporte público y áreas verdes como medidas de reducción de riesgos, resiliencia climática y bienestar.

“También proponemos la reactivación económica con inversión pública y créditos para MyPymes; digitalización para desburocratizar y transparentar, alivio tributario y modernización laboral. Además, reactivación del turismo y  la economía naranja y un plan integral de salud”.

Por su parte, el MAS propone una política nacional basada en los ejes de salud, economía y educación, señaló Yañíquez.

 

 

 


   

29
1