La gente podrá revisar las actas, tendrán 6 medidas de seguridad

Se estableció una comisión de fiscales compuesta por funcionarios del TSE, que fueron responsables de la supervisión a la impresión del material.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 01:05

Erika Segales / La Paz

Código QR, código de barras, tinta invisible, patrón guilloché, microtexto y cinta adhesiva transparente  son las seis medidas de seguridad que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) adoptó para que las actas de escrutinio y cómputo no puedan ser alteradas ni cambiadas. 

“Los parámetros de control y seguridad se asemejan a los de un billete”, informó a Página Siete  el vocal Francisco Vargas. 

El Órgano Electoral determinó  que los electores podrán acceder a las actas de escrutinio en  la dirección computo.oep.org.bo, en la cual también podrán consultar resultados oficiales de la votación por departamentos, municipios, recintos y mesas. 

Al respecto, el vocal Vargas explicó que se tomó la decisión de publicar las fotografías de las actas sólo en el Sistema de Consolidación Oficial de Resultados de Cómputo (Scorc),  porque   deben pasar por un proceso de validación, aunque señaló que el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) tendrá un resguardo de las fotografías de las actas.

“Las actas electorales deben pasar por un proceso de validación y aprobación por las Salas Plenas de los Tribunales Electorales Departamentales, para que sus resultados se incluyan en el cómputo oficial. Por eso, la publicación de las actas se realizará en el Scorc; sin embargo, el TSE tendrá el resguardo de las fotos de las actas transmitidas por el Direpre”, indicó.

Las actas de escrutinio y cómputo miden 43 centímetros de ancho y 27,9 centímetros de alto. Su impresión fue adjudicada a la empresa Indupress  SRL, por 401.968 bolivianos. La suscripción  del contrato se realizó el 23 de septiembre.

En las especificaciones técnicas de la contratación se estableció que la impresión de las actas incluya tinta invisible, que es imperceptible al ojo humano, pero que se ve con una luz especial como en los billetes. 

Además, se dispuso que se incluya un patrón guilloché, una técnica especializada de diseño repetitivo y completo, grabado con precisión y detalle.

La imprenta también incluyó microtexto en las actas, que es visible sólo con lupas especiales. Asimismo, cada acta tiene código QR y códigos de barras, que proporcionan información sobre el recinto electoral y las mesas de sufragio, entre otros.

Con la finalidad de evitar sobreescrituras o adulteraciones de la información escrita por los jurados electorales, se pegará una cinta adhesiva transparente especial, que no dificulta la visibilidad del acta cuando se le toman fotografías o se la escanea.

 “La cinta invisible de seguridad se pega sobre las franjas que contienen los resultados escritos por los jurados y sobre la sección de observaciones, con el objetivo de prevenir adulteraciones posteriores a que el acta deje el recinto de votación”, explicó el vocal Vargas.

La autoridad también sostuvo que se estableció una comisión de fiscales compuesta por servidores públicos del TSE, que fueron responsables de la supervisión a la impresión del material electoral  de manera permanente. Indicó que además se instalaron cámaras de seguridad en la imprenta y que personal policial resguardó el lugar para evitar cualquier irregularidad.

Remarcó que se estableció una cadena de custodia en la producción del material electoral, traslado y revisión en el Centro de Operaciones Logísticas,  en el traslado y revisión en el Centro Departamental Logístico,  la preparación de las maletas electorales,  la distribución del material electoral,  y su posterior retorno desde los recintos electorales, hasta la llegada a los centros de cómputo. 
 

 

 

 


   

15
2