Violencia política recrudece desde los bandos radicales

Arce envió una carta a cuatro entes internacionales en la que señala que el proceso está en riesgo. CC ve que se prepara un escenario de violencia poselectoral.
miércoles, 7 de octubre de 2020 · 01:32

Erika Segales  / La Paz

La violencia política  recrudece en el país   con   una treintena de agresiones a candidatos y  ataques a funcionarios del Órgano Electoral. Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) se instala la idea de que hay un plan para evitar los comicios. En tanto que  Comunidad Ciudadana (CC) ve que se prepara un escenario post  18 de octubre.

Los  actos de violencia se atribuyen a bandos ultrarradicales del  MAS, de los cívicos y de  la Resistencia Juvenil Cochala (RJC). 

“Desde septiembre 6, la misión ha documentado 27 acciones reprobables de violencia en contra de CC, Creemos, FPV y MAS en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, La Paz, Oruro y Potosí”, informó  la misión en Bolivia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El candidato a la presidencia por CC, Carlos Mesa, denunció  16 hechos de violencia contra su militancia, entre los más graves está el ataque con petardos a la candidata a senadora por Cochabamba Andrea Barrientos en la provincia Carrasco el 4 de octubre  y la agresión en contra de un militante,   a quien le fracturaron la tibia en Villa Pagador el 2 de octubre.

Mesa responsabilizó al MAS de los ataques a su militancia y solicitó al candidato del partido azul, Luis Arce, y a  Evo Morales que cesen las agresiones,  que en su opinión “están preparando el escenario de violencia que ellos esperan para el 18 de octubre o para después de las elecciones”.

La diputada del MAS Sonia Brito dijo que los actos de violencia contra CC son “reacciones del pueblo” e indicó que el  partido azul  es víctima de agresiones.  “Nosotros tenemos más de 20 casos de agresiones, con mayor incidencia en el oriente, Chuquisaca y Potosí”, manifestó. 


Parte de la carta   que envió Arce a entidades internacionales.


El vocero del MAS Sebastián Michel indicó que las agresiones en Santa Cruz son atribuidas a Creemos. “Sabemos quienes son, hemos dicho con nombre y apellido, hemos sido serios, hemos presentado la solicitud de garantías para que se convoque a Fernando Camacho y el fiscal no ha hecho nada hasta ahora”, sostuvo.  

Por otra parte,    el presidente del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz, Saúl Paniagua, denunció ayer que sus familiares fueron increpados por un grupo de personas que se apostaron frente a su domicilio. En un video, que circula en las redes, se escucha a una mujer con un altavoz amenazando: “Cuida a tus hijos”.

Se presume que las personas que acosan a la familia de Paniagua lo hacen por  la anulación de la sigla de MAS, según  un video que difundió El  Bunker.  


En rueda  de prensa, Paniagua dijo: “Nadie de forma espontánea va a realizar acciones de asalto a personas o instituciones y esto nos lleva a una reflexión, nos quedamos callados o investigamos (…). Estamos a poco más de una semana del proceso electoral, los nueve departamentos quieren que haya un desenlace democrático”. 

En Sucre hubo protestas violentas de cívicos que exigen la renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa. La Fiscalía  fue pintada con consignas contra la autoridad  y encendieron llantas. La movilización se intensificó con integrantes de la RJC.  

“La Fiscalía General hace conocer que sus instalaciones, su personal y dependencias  han sido objeto de agresiones y actitudes violentas que se materializan en daños no solamente a la infraestructura histórica del Ministerio Público, sino también  en el riesgo para la integridad de sus funcionarios y usuarios”, señala un comunicado de ese despacho.

El lunes  también se registró enfrentamientos entre grupos del  MAS y la denominada resistencia paceña, en inmediaciones del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz al concluir la audiencia que resolvió negar la cancelación de sigla del partido azul. La Policía intervino  para dispersarlos. 

Mientras aquello ocurrió  en el país, el MAS instala la idea de que hay un plan para evitar los comicios. “Queremos denunciar y alertar, no solamente ante el pueblo boliviano, sino ante la comunidad internacional, de que está en curso un plan para evitar las elecciones del 18 de octubre a través de la generación de violencia en distintos escenarios”, expresó Marianela Paco, vocera del MAS.

A su vez, el presidenciable Luis Arce envió una a la ONU, la Unión Europea y la OEA en la que alerta que el proceso electoral corre “riesgo”.  “Las recientes declaraciones de autoridades del Gobierno ‘de facto’ demuestran que no desisten en sus intentos de obstaculizar el proceso electoral intentando generar miedo y amenazando ahora con el uso de la fuerza militar. Lo repito: ¿Qué otras provocaciones están dispuestos a generar con el objetivo de descarrilar las elecciones?”, dice  la misiva.

  “El respeto de los derechos políticos de las mujeres y el pacífico desarrollo de la campaña electoral son elementos básicos”.
Tribunal Supremo Electoral

 “Invocamos a los líderes políticos a conversar con su militancia y coadyuvar en esta fiesta democrática pacífica”.  
Wilson Santamaría, viceministro

“Estamos alarmados por la escalada de violencia. En los últimos días se pasó de violencia verbal a violencia física”.
Nadia Cruz, 
defensora del Pueblo

 

 


   

Más de
1
37